sábado, 2 de julio de 2011

UN MAR DE CONTRADICCIONES

1-Nos da dolor. Y a la vez placer.
2-Nos gusta que nos aten. Y nos sentimos libres.
3-Es sexo. Pero no hace falta el sexo como tal.
4-Cogemos instrumentos de tortura. Y los transformamos en magia.
5-Preferimos el latex a la carne.
6-Marcamos diferencias. Y ello nos une.
7-Nos dominan.En un acto de decisión suprema.
8-Utilizamos cosas soeces, zafias, sucias...como la lluvia dorada....Para hacer cosas mágicas, bellas, hermosas.
9-Lo pasamos mal. Y por ello queremos más.
10-Nos humillan, nos degradan, nos denigran. Y con ello nos sentimos orgullosos, completos, seguros.

7 comentarios:

Lilith dijo...

Cuanta razon tienes amigo, es que este mundo tiene su magia, negra eso si, pero al fin magia...

Spirit dijo...

Lilith; mi mexicana favorita, mi poetisa particular...pues si, este mundo tiene su magia, pero lo de negra...lo dices por el color del latex y el cuero?

Un abrazo

Anónimo dijo...

Porque se empeñan en que todo lo que es y rodea el bdsm ha de ser negro, feo, soez, a oscuras?

Si es todo mágico mejor con luz potente y fuerte.

Que ganas de hacerlo feo y malvado.....

Spirit dijo...

Anonimo/a; bueno, aquí en este espacio defendemos la luz y los taquígrafos, pero es que al fin y al cabo estamos hablando de juegos sexuales y morbosos y...bueno, el ambiente tampoco molesta, si sabemos que sólo es eso, un ambiente...ya lo decía Woody Allen; el sexo sólo es sucio cuando se hace bien.

Un abrazo

attella{C2} dijo...

esta entrada es preciosa, me encanto y la puse en mi face(citando tu autoría claro esta9, me gusta todo lo que escribes y tus comics mas...


besos de una kajira

Spirit dijo...

atella (c2); bienvenida por estos lares, esta es tu cada para lo que quieras....un placer y un honor que te haya gustado la entrada y que te haya motivado a compartirla...véndeme bien!

Un abrazo

Katja dijo...

Yo no lo habría definido mejor :)
Por cierto felicidades por el blog, es muy completo, divertido...etc. Me encanta!
Yo he empezado hace poquito con el mio, pero ni punto de comparación, aún está el pobre en mantillas jeje