miércoles, 30 de diciembre de 2009

INTERLUDIO

-Bueno, doctor, cómo lo ve?
-La verdad, señor Spirit, está Usted obsesionado con los látigos, las mujeres malas con botas altas, las esposas, los uniformes, ser atado a la cama, el latex, esas cosas...No me extraña que entren trolls en su blog por que está Usted enfermo, debería relajarse un poco y pensar en otra cosa. ¿No dice que tiene Usted esa otra afición de friki que no ha superado la madurez...eso, los tebeos? Pues lea un poco, dedíquese a repasarlos si son muy caros por que las editoriales no tienen visión de mercado, no sé, lea un poco esas historias de Batman y demás irrealidades que tanto le gustan y seguro que así se despeja un poco de tanto cuero, latex, mujeres malas y demás perversiones.
-Gracias doctor, le haré caso, sin duda me hará bien.







PD: Quería hablar de mis experiencias de cuando iba con profesionales, pero tendrá que ser el año que viene, que esta semana no he tenido ni tiempo ni paz de espíritu para desarrollarlo como me gustaría. De ahí esta tontería. Aprovecho la ocasión para desear feliz 2010 a todos los lectores de este nada humilde espacio y que este nuevo año que en ná entra esté lleno de alegrías, sexo, bdsm, sexo, alegrías, dinero, sexo, bdsm, sexo y bdsm. Prohibido hablar de crisis en el 2010

miércoles, 23 de diciembre de 2009

DIVAGANDO SOBRE LA PROSTITUCION

Pues adelantamos un poco el posts por que esta semana cae en navidad y yo el viernes estaré muerto de resaca o de indigestión, táchese lo que no proceda. También digo que este nada humilde escrito es el número 100, lo que no está nada mal en año y pico de blog. Plas, plas, muchachote, te has portado bien aunque a veces se te ha ido un poco la olla y normalmente te marcas unos tochos del copón. Y como aquí solemos ir a nuestra bola pasando de calendas por que la sabiduría infinita es intemporal, pues hablamos de que lo que yo quiera hablar, que en este caso es hacer una serie de post (dos en concreto) sobre las profesionales del sector. Este será sobre unas consideraciones generales sobre la prostitución y el próximo (el año que viene) unas anecdotillas de mis tiempos como cliente habitual de profesionales que ofrecían un servicio de sado. Sin afotos, que no me da tiempo a configurarlas.

Procedemos;

Para empezar, yo distinguiría prostitución de esclavismo sexual. La diferencia está en la capacidad de elección. Considero que cualquier prostituta ha de tener, al menos, la misma capacidad de elección que tengo yo para decidir si quiero ir a trabajar o no me apetece y ya me apañaré cuando el banco me devuelta todos los recibos y si quiero comer, comprar tebeos y demás necesidades básicas. Si vemos que una mujer pasa 16 horas seguidas en una carretera, que apenas habla español, que no rechaza ningún cliente por sucio que esté, que no se relaciona con nadie...podemos intuir que es víctima de las mafias que la están explotando y que no ejerce el oficio más viejo del mundo víctima de la necesidad o la elección, si no por coacción. Mi más sincera y enérgica repulsa a ésto último.

Fueron mundialmente famosas unas fotografías/ imágenes tomadas este verano en mi maravillosa ciudad de Barcelona, ciudad tope fashion y con un alto nivel de catalán gracias al tiempo y la energía que gastan los poderes públicos, en las que un grupo de nigerianas la chupaba en las callejuelas de las ramblas por diez euros. Mucho debate sobre si eso era una grosería y una indecencia (que, desde luego, lo es, aunque sólo sea por las condiciones higiénicas del acto), pero poco énfasis respecto a que dichas mujeres eran víctimas de las mafias que las obligaban a prostituirse. Este tema creo que demuestra la incompetencia de los poderes públicos para tratar un aspecto a todas luces aberrante y desde luego toda trata de ser humanos me tendrá a mí siempre en frente.

Por eso, la prostitución de la que yo hablo, independientemente de que sea callejera o no, no es esa. Es la de alguien que tiene la capacidad de elección para ejercer de prostituta o para buscarse la vida, mejor o peor, de otra manera.

En segundo lugar, yo no tengo ningún reparo en decirlo las veces que sean necesario; durante un tiempo cada vez más lejano fui con profesionales en busca de servicios de sado. O sea, que he sido cliente. Consideraba que la única forma de acceder a estas fantasías era dejándome en ello la bolsa, ya que por entonces no existían los medios que hay ahora. De mis experiencias hablaré en el post de la semana que viene, aunque algo se ha dicho aquí y aquí.

Como cliente, como persona humana, como ser que participa y está integrado en esta sociedad, y como alguien con cierta ideología progresista, tengo muy claro mi postura respecto a la prostitución; no sólo es inevitable que exista si no que además es bueno que lo haga, y por tanto lo lógico es que se regule. Y por regular quiero decir que pagen impuestos al igual que los pago yo, que tengan así mismo contraprestaciones sociales como cobertura sanitaria y cotizaciones, que no se permita chuparla en las callejuelas por diez euros y todo lo que ello conlleva.

Alguien me dirá que la prostitución en este país no es ilegal. Y es cierto. Es más; es imposible legislar que si yo quiero sexo con mi vecina y mi vecina quiere un tebeo de Batman que yo tengo repetido, no nos podamos poner de acuerdo en hacer un intercambio de intereses. Pero lo que yo quiero decir es que haya una serie de leyes que por un lado faciliten la labor tanto a profesionales como a clientes y por otro no permitan trabajar en según qué situaciones.E incluso si el servicio no te ha satisfecho, que puedas reclamar sin miedo a que te partan la cara. Hace poco he hablado del blog BARRIO ROJO, del amigo cliente x, que está comprometido con la regularización de la prostitución y el respeto a todas las trabajadores sexuales. Os recomiendo que os paséis por allí y le echéis un vistazo, pues argumenta y aboga muy bien sobre estos temas.

Dicho lo cualo, las consideraciones que quiero hacer son de índole más moral. Si os habéis fijado, no he utilizado ni una sóla vez la palabra “puta”. Por que es una palabra que tiene connotaciones peyorativas y no me gusta. Partiendo siempre del respeto, considero que un/a profesional es alguien que ejerce una profesión lo mejor que puede y sabe, y no por ejercer una actividad menos aceptada socialmente se ha de utilizar terminología despectiva.

En segundo lugar, quisiera contra argumentar algunas posturas, sobre todo de feministas radicales, (aquellas que piensan que todos los males del mundo es culpa de los hombres y su pene) sobre la materia. Un argumento que he oído en esos ámbitos es que la prostitución denigra a la mujer y la hace ver a los ojos del hombre como un objeto que puede comprar.

Yo cuando iba con profesionales nunca he pensado que me perteneciera un ser humano a cambio de parné. Siempre he pensado que compraba un servicio. Había unas condiciones y unos límites. Igual que el empresario (o la corporación empresarial sin alma en forma de ente a la que pertenece la empresa) no me compra a mí; compra mi tiempo y mis conocimientos a fin de que realice unas tareas. Es más; estoy convencido de que el empresario, al pagarme un sueldo a fin de mes, asume (y a veces con razón), que me “compra” más allá de estas tareas, y que he de mantener una cierta postura “de empresa” y un sacrificio laboral más allá de lo estipulado. Y digo que no le falta razón, que yo los temas de personal me los conozco un poco y no quiero hablar más si no es en presencia de mi abogado. En cambio, yo a una prostituta le pido un servicio de sado, le explico lo que quiero, le pago, ella lo hace, y adiós. Nunca he dejado de tratar a una prostituta sin respeto ni educación y como si no fuera un ser humano. Ni mucho menos me he creido superior.

Más de una prostituta me dirá que vale, que yo soy muy educado, muy majo y mi abuela me quiere mucho, pero que tela marinera lo que tiene que aguantar ella (la prostituta, no mi abuela) a veces, que para mí es muy fácil hablar sin conocimiento de causa. ¿Hay clientes que dejan mucho que desear? Sí, claro, igual que hay empresarios que presionan más allá de los límites y que pierden las formas más allá de lo indecible.Pero quizás por eso hay que pensar en la regularización del sector como algo que nos cambie el “chip”; de ser la prostituta alguien estigmatizada socialmente durante milenios pasa a ser alguien con los mismos derechos y deberes que cualquier trabajador. Es decir; si hay clientes que se sobrepasan con las formas...¿no es acaso por que la sociedad trata como apestadas sociales a este colectivo?

Pero es que, además, si de verdad queremos atacar a aquello que denigra a la mujer, ya se pueden poner las feministas con miles de pancartas, y con mi apoyo, en los platós de cualquier programa de la prensa rosa (de los cuales, digo, soy devoto seguidor). Por que éstos sí que presentan una imagen denigrante de la mujer, al presentarlas en la mayoría de los casos como unas caza- maridos en post del lujo y la buena vida. Ver a según qué petardas cuyo mérito se reduce a abrirse de piernas ante unos pocos elegidos sí que denigra y provoca vergüenza ajena. Así que no las tomemos con aquellas que sólo quieren ganarse la vida como buenamente pueden y saben.

Por cierto, leí hace poco en la prensa que en Japón muchos jóvenes se quedaban solteros por que las mujeres japonesas sólo admitían pretendientes que cobrasen una determinada cantidad de sueldo anual, y con la actual crisis eran relativamente pocos quienes llegaban. Ignoro las peculiaridades de la cultura japonesa, aquí de toda la vida los pobres nos hemos juntado con los pobres (mis padres, por ejemplo, se conocieron en el pueblo) y los ricos con los ricos. Ignoro también si en Japón ven el “Sálvame” y demás programas por el estilo, pero en el fondo lo que acabo de relatar (como noticia real del diario) no es más que la consecuencia de lo que fomenta la sociedad, si eres guapa, pilla un rico. Y ahí nos muestran lo felices que son Borja y Blanca, las novias de Laporta, los muchos amores de Sofia mazagatos, Mar Flores, las novias del Cayetano de los cojones, las amantes de Paquirrín...En fin; que no podemos como sociedad condenar la prostitución y sin embargo premiar comportamientos como los descritos en forma de dinero y 15 minutos (o 15 años) de fama, honra y prez y mira que fashion y que clase tiene la Preisler y qué casa más mona con 350 wáteres para el perro.Por que tiene tela marinera que una tía joven diga que le gustan los hombres románticos y luego la veamos con un viejo baboso que tiene el romanticismo en la billetera.

Dentro de esta consideración de que la prostitución denigra a la mujer, está la campaña de muchos periódicos que “no admiten anuncios de prostitución”. Lo cual, para quedar como progres les queda muy bien de cara a la galería, pero que a mí personalmente no me convencen en absoluto. Por un lado, me recuerdan a aquel cuento del bufón de la corte que era un enano, y el sabio le dijo al rey que no estaba bien reírse de un enano. El rey admitió el consejo del supuesto sabio y el pobre bufón se quedó sin empleo y buscando en la basura cosas para comer, pero muy digno, eso sí. En segundo lugar, por lo idiota de la medida. Aparte de que si no se anuncia en un diario se anunciará en cualquier otro, o en internet, o poniendo el número de teléfono en los lavabos públicos, es una medida que puesta en el extremo lo único que lleva es a fomentar la prostitución callejera en vez de esperar clientes cómodamente en casa. Y en tercer lugar, es incoherente con sí misma; los mismos periódicos admiten anuncios de angelicales bancos que desahucian a familias por no poder pagar hipotecas que ellos mismos concedieron sabiendo que en cualquier momento no las podrían pagar, de empresas sancionadas con expedientes contra el medio ambiente, de corporaciones que hacen eres por que no llegan al 80% de beneficios que se habían propuesto...vamos, puestos a salvaguardar la moral y el orden mejor empezamos con lo que nos hace ser inmorales y desordenados que con las pobres chicas (y chicos) que no hacen daño a nadie.

No quiero acabar este panfleto sin comentar una cosa que me llamó la atención. Se trata de un artículo de la abogada y reconocida feminista Lidia Falcón (escritora negra, además, del libro de la vida sexual del Dr. López Ibor) el cual comenzaba diciendo (cito de memoria pero casi textualmente) que el hecho de que hubiera prostitución se debía a que los hombres no podíamos controlar nuestros sucios impulsos. Hombre, aparte de que el común de los hombres no vamos por ahí violando a nadie ni emitiendo gruñidos lujuriosos (yo en el autobús voy leyendo y no mirando los culos de nadie, y mira que soy salido), me parece un argumento un tanto fuera de lugar. Es como si yo utilizo su contrapartida y digo que si las mujeres no fueran unas frígidas y accedieran a follar más sin hacerse tanto de rogar no habría prostitutas. Yo mismo veo que es un planteamiento de bastante bajo nivel.

No he hablado de prostitución masculina, que existe aunque sea minoritaria y con cuya sóla existencia ya desmontábamos muchos de estos argumentos. Pero en todo caso no se trata de mujeres contra hombres ni viceversa. No se trata de temas morales ni de degradación. Se trata de que existe un colectivo que genera una serie de situaciones y valoraciones. Y esto que tiene que ver con el sado? Me dirá más de uno. Pues nada. Pero es lo que quería exponer antes de hablar de mis tiempos en los que iba con profesionales, con alguna anecdotilla aquí y allá y alguna reflexión, advertencia y demás. Pero eso será la semana que viene. Felices fiestas y nos vemos por aquí. Ya saben; tengan cuidado ahí fuera y sean buenos o malos en su justa medida.

jueves, 17 de diciembre de 2009

DANDO POR CULO...DE FORMA LITERAL

Yo que era tan macho/
me metí en una ducha/
llena de muchachos/
se me cayó la pastilla de jabón/
si lo se no me agacho
(Mojinos escocíos).

Con esta cita literaria llena de buen gusto y sensibilidad vamos a proceder a hablar de una de las cosas que más bloquea a los sumisos. Por sumisos especificamos género masculino plural, que conste. Y esa cosa es la introducción de objetos en orificios corporales de salida, o dicho en castellano vulgar, el que nos den por culo con arneses, strap ons, consoladores, dildos y demás cosillas de esas.

Si pasamos por el blog Tonterías Mías, del amigo Luis, por ejemplo, vemos que de tanto en tanto plantea la cuestión de que su novia le meta algo por ahí y no lo ve claro. En otros blogs de sumisos he leído miedos parecidos. Y yo no soy una excepción; a mí era una de las cosas por las que JAMAS pasaría, que una cosa es ser algo vicioso y otra es perder la virginidad anal y con el ello la honra y la hombría. Demoleré el posible suspense; no sólo pasé por la piedra (o me la introdujeron por el ano, para ser más exactos) si no que una vez probado es una de las cosas más excitantes de estas prácticas. Pero vayamos por partes:

Como bien expuso amo capri más allá de toda duda razonable, los sumisos somos “menos hombres”. Estoy siendo irónico, por si no se nota. Bueno, pues aunque “menos”, al fin y al cabo somos hombres igualmente, y por tanto estamos condicionados por las normas socio- culturales imperantes en el maravilloso mundo de la masculinidad y la hombría. Y para lo que estos casos se refiere, preferimos reconocer que nos gusta asesinar ancianas que el que nos metan cosas raras por el culo.

Ya me imagino el siguiente diálogo:

AMA: Te encadenaré en un sótano desnudo, donde estarás a mi servicio cosiendo pantalones nike 18 horas diarias a cambio de un plato de sopa y cuando me apetezca te arrancaré la piel a latigazos mientras aullas de dolor y te arrancaré los pezones con pinzas mientras abofeteo tu cara de perro...

SUMISO; (Empalmado) Si, si, Ama....aghr, agrh!

AMA: Y cuando quiera te daré por culo con un arnés

SUMISO: Esto...er....oye, que de eso no hemos hablado...

Y es que cuando uno (repito, uno, género masculino), entra en estos mundos, sea dejándose la bolsa o sea dejándose la vida, más o menos tiene una ligera intuición de las prácticas que le gustan. De lo que “le pone”, vamos. Pero esto del bdsm es un mundo casi infinito de prácticas y al entrar ni las conocemos todas ni hemos probado en la realidad las que conocemos. Y pelársela delante del ordenador (o de revistas de mala muerte, que en mi época no existía internet) no es saberlo.

Como todo en esta vida, es necesario un cierto bagaje para ir desarrollando filias y fobias. Cuando se va con una profesional del sado, pues se dice la lista de lo que nos gusta que nos haga y punto. Cuando en mi época de cenicientas de saldo y esquina (bueno, ni de saldo ni de esquina, pero ya nos entendemos) una de ellas me decía de meterme un consolador por el ano yo le decía que ni hablar, que si quería cobrar que eso lo escondiera en Tegucigalpa cuanto menos, que una cosa es estar atado siendo cosido a bofetadas y otra es denigrarse hasta ese punto (bueno; lo cierto es que simplemente decía “no, gracias”, pero queda mejor si lo expreso así).

Pues eso, vamos desarrollando prácticas, vamos probando cosillas, etc..y vamos teniendo relaciones reales. Y eso de las prácticas es algo curioso; resulta que hemos comprobado que nos gusta la humillación, que nos gusta el dolor, que nos gusta ser dominados y que nos gusta el fetichismo (bueno, al menos a mí me gusta todo eso)...y vemos que hay una cosa que nos genera a la vez todas esas sensaciones, como el 4 en 1 que nos anuncia en la tele tienda. Y esa práctica que son 4 no es otra que ser follados.

Por que ser follado por una Mujer/Ama/Dominante no me digan Vuecencias que no es sumun de la humillación. El simbolismo es perfecto; la degradación del hombre es brutal, no sirve ni siquiera para penetrar y se invierten los roles que el sabio Dios nos dió desde los tiempos del tontolhaba de Adan y la mala pécora de Eva. Dolor puedo asegurar que se siente, aunque como en todo es relativo y tenemos tamaños y lubricantes para dosificar . Como prueba de dominación, es la refinitiva. Y no deja de ser un objeto erótico manejado por una Dom, por aquello del fetichismo, o a ver si no están guapas las mozas en estas afotos que he colgado para ilustrar la contienda. Y encima dicen los que saben del tema que ahí tenemos una serie de terminaciones nerviosas que bien estimuladas nos dan mucho placer. Todo son ventajas, al parecer. Joder, pues...por qué tanta reticencia?

En mi caso, en su momento consideraba que probar el sexo anal era traspasar una barrera. Y mira que no le hacía ascos a temas de transformismo y tal, pero ahí pensaba que de probarlo traspasaba una línea que iba mucho más allá. La línea de la bisexualidad. Y eso, cuando lo único que tienes claro en la vida es que te gustan las mujeres, las mujeres y las mujeres, y los hombres ni en salsa, provoca un cierto bloqueo. Tontos que somos los hombres, todo hay que decirlo.

Algo de cierto hay en que se traspasa alguna barrera, siquiera mentaol, eso he de confesarlo. No en el sentido de que lo pruebes y al segundo cambie te percepción del mundo y de tu sexualidad, pero sí en el sentido de que ves que no pasa nada. No eres diferente. No hay para tanto. No deja de ser una práctica más. Y eso abre otras puertas. Lo cierto es que desarrolla una cierta “bisexualidad” en el sentido de que se entremezclan sensaciones, percepciones. Se caen tabues. Te han dado por culo con un objeto, algo que te daba miedo, que no lo tenías claro, y ves que no sólo no pasa nada si no que mola...cuál es el siguiente paso natural?

En todo caso yo reivindico mi derecho al transformismo, a ser tratado como puta, a mi “lado femenino” y a ser penetrado sin piedad. E incluso a tener experiencias con hombres. Y no por ello se cae el mundo ni se derrumban los confines de mi persona y sexualidad.

Este tema de la bisexualidad se ha de desarrollar un poco más. Pero será en otra ocasión. La semana que viene es Navidad, yupi yupi, así que el post lo más seguro es que lo cuelge un poco antes por si estoy convaleciente de los atracones de comer. Será sobre un tema navideño, claro, como por ejemplo...algunas consideraciones sobre la prostitución. Hasta entonces tengan cuidado ahí fuera y sean buenos o malos en su justa medida.

jueves, 10 de diciembre de 2009

ENTREBLOGS

Pues bien poco me ha durado mi retiro espiritual, apenas 10 días, pero es que ya tenía el mono y mi yo egocéntrico pugnaba por salir. No obstante, nos lo tomaremos con calma y volveremos a la fórmula de un post los viernes, y si acaso tengo ganas de escribir alguna chorrada entresemana pues ya lo subiré cuando me apetezca, que supongo coincidirá algún martes.

Para calentar un poco motores, algo ligerito; los viajes que he hecho estas escasas dos semanas. No han sido a Itaca, ni siquiera al quiosco de la esquina, si no por el proceloso mar de la red. Pero es que el amigo Gabrel, del blog Trazos D/s, tiene una sección llamada “entreblogs”, en la cual por los primeros días del mes menciona algunas cosas que ha visto por la blogsfera sado y considera interesantes. Este nada humilde servidor ha sido mencionado en dicha sección en unas cuantas ocasiones, dicho sea de paso a fin de ponerme alguna medalla que haga subir mi ego. Bueno; pues envidioso como soy yo voy a hacer lo mismo en este pots, aunque de una forma un tanto manipuladora e interesada.

La primera reseña nos remite al blog de Domadora, el terror de los débiles y fascinerosos, que hizo un post tomando como base mi nada humilde escrito sobre las Amas profesionales, escrito auspiciado por la carta del amigo Robert H (de quien, por cierto, no he vuelto a saber nada más).

En dicho post la vecina de al lado recomendaba fervorosamente este blog, y como es de bien nacidos ser agradecidos he de agradecerle los halagos primero y devolvérselos recomendando el suyo después. No me cuesta nada hacerlo por que es verdad que considero muy interesante su espacio, aunque en estos últimos tiempos no le presta la atención que debería. Y es que espacios de dominación femenina donde la autora exponga sus visiones de forma cotidiana y sentida, junto con algún que otro tema variado, son de agradecer.

Lo cierto es que en el post de referencia no se aborda el tema de la prostitución salvo muy superficialmente, ya que a Domadora lo que en verdad le interesa es ir por otros derroteros sobre un desquiciado que le va lanzando mensajes llenos de frustración en el blog y tal. Como en todo caso ya comenté en su espacio mi parecer, valga aquí la mención para enlazar con otro blog donde sí que se aborda el tema y que he descubierto recientemente.

Se trata del blog BARRIO ROJO, del amigo cliente x. Primero cabe decir que en la programación de invierno de este nada humilde blog (el mío) está previso abordar de nuevo el tema de la prostitución de aquí a dos semanas. La forma en que veo dicho tema coincide bastante con el sitio que recomiendo, que está comprometido en la regularización de esta actividad y en el respeto a todas las trabajadoras sexuales. Lo cierto es que un blog serio y argumentado que pone el dedo en la llaga sobre las lagunas y contradicciones de la prostitución en España, por lo que seáis o no usuarios de este servicio (aclaro que yo hace mucho que no lo soy), valga mi recomendación.

Pero como aquí somos un tanto tacaños y eso de pagar no nos mola nada, buscamos lugares donde se hable de bdsm puro y duro y a ver si con un poco de suerte podemos satisfacer nuestras fantasías tan sólo a cambio del alma y el sentir. Y bueno, por que además son más auténticas. Para ello es bueno que haya lugares donde poder debatir de estos mundos, de ahí mi otra recomendación: el foro de reciente creación Círculo-bdsm, foro a imagen y semajanza del famoso mazmorra, portal de sado argentino.

Este sitio lleva apenas un mes instalado y ya cuenta con un nutrido grupo de partipantes y de temas, siendo todos de bastante nivel, maribel. Como de alguna forma había que bajarlo, digo desde ya que aproveché la invitación que me hicieron sus miembros fundadores para darme de alta e ir dando el coñazo por ahí, aunque si bien es cierto que como ha coincidido con mi retiro espiritual, en mis intervenciones he hecho un poco de “copia y pega”, guardando la sabiduría infinita y esa gracia salerosa que Dios me ha dado para éste espacio, que como es el mío propio tiene derecho a tener lo mejor.

No obstante lo anterior, recomiendo que os déis una vuelta por ahí y advierto desde ya que en cuanto tenga las pilas puestas me haré contertulio asiduo.

Y por último (o, mejor dicho, por antepenúltimo), recomendar un grato reencuentro; la página del antaño esclavo juanma Az, contertulio de otros sitios añorados como La Mansión de las antiguas comunidades msn que quitaron los cabrones de hotmail o quien quiera que sea el dueño, y hoy reconvertida, las vueltas que da la vida, en la página de...Amo Juanma. Eso si, con Az como sumisa. Bueno, la página se llama soy como soy y ellos Anfiarao y oneea (AF), pero, como diría Chespir...qué importa un nombre?

Este sitio, digo desde ya, es uno de los primeros que descubrieron mis pecadores ojos en internet, y su forma de exponer el sado, veraz, cálida, vivida, una de las mejores que procesaron mi cerebro. Cuando a la mayoría esto de internet nos sonaba a chino ellos ya tenían este espacio, y así hasta ahora. Luego vendrían las vaciladas de fantasmas varios, los desvaríos de Elise Sutton y demás cosas cotidianas de la red. Pero si alguien quiere saber cómo se lleva una relación dom-sum (da igual si masculina que si femenina, no nos vamos a pelear por un póngame aquí este género) desde un punto de vista cotidiano y real, valga desde ya que ha de pasarse por ahí. Como aliciente, por que ya hemos dicho que es un paseo por la blogsfera sado interesado, tiene mi firma en su libro de visitas y demás cosillas.

He dicho que lo del amigo juanma es lo antepenúltimo. Por que lo último es recomendar los blogs que tienen vuecencias enlazados a la diestra, con las contertulias AGUASANTA y Lady Vanitas como más activas y el amigo Luis de Tonterías mías con sus cosillas femdoms.

Y más o menos por estos sitios he hecho mi viaje en estas calendas. Bueno; y por otros de tebeos y demás cosas de frikis fracasados que no corresponde mencionar aquí. La semana que viene ya volveremos al 100% con la programación habitual implicándonos un poco en estos mundos de locos y pervertidos. Y para ello hablaremos de cómo los sumisos son supersticiosos y cobardes y no hay nada que más teman en el mundo que a...perder la virginidad anal. Hasta entonces, tengan cuidado ahí fuera y sean buenos o malos en su justa medida.

lunes, 30 de noviembre de 2009

VAMOS A DARNOS UN TIEMPO...DEL BLOG

Supongo que no habrá nadie que se haya preocupado al leer el título de este post. Al fin y al cabo es un blog más de los muchos que hay por el proceloso mar de la red, pese a mi tendencia a creerme el ombligo del mundo.

Sin embargo, valga desde ya que estoy bien en todos mis aspectos vitales. O, cuanto menos, estoy igual que siempre, que dado los tiempos que corren no es moco de pavo. Pero veo que necesito un par o tres de semanas de desligarme un poco de esto de los escritos y el sado maso y las reflexiones y tal. No sé si por que llevo ya año y pico bastante implicado en el blog, y a lo mejor es hora de tomarme un break, por que ando algo saturado laboralmente, o por que simplemente me apetece disfrutar tranquilamente de otros blogs mientras perfilo las cosas que me quedan por contar. Una limpieza mental, vamos, con el fin de retroceder para coger carrerilla.

Y es que a mí este blog me sigue haciendo ilusión y considero que todavía tengo cosas que contar. De hecho, si contáis las veces que he soltado la coletilla “pero de eso hablaremos otro día en otro post” ya da para un año de escritos. Lo que pasa es que ahora no me apetece. Prefiero descansar. Estas cosas se han de hacer con ganas e ilusión, por mucho que haya una constancia y tal. Así que bueno, para lo que pagan, pues mejor nos tomamos un tiempo de equidistancia, disfrutamos de otros espacios y nos vamos oxigenando para coger otros temas con nuevas ganas.

Todo este tocho trascendente, como si me fuera a la guerra, por un par o tres de semanas que como mucho estaré sin escribir. Luego me entrará el mono y el egocentrismo y seguiremos como si nada. En fin; me pasaré de tanto en tanto para responder a los comentarios, si los hubiera, estaré presente en blogs amigos y nos me olvidéis, que nos vemos con el ritmo de nuevo a mediados de diciembre o así. Y si no podeís vivir sin este espacio, que se ha convertido en una referencia en esto del sado maso mundial (ejem, ejem), recordad que teneís casi 100 post anteriores que son intemporales y de sabiduría infinita, así que a repasar.

Lo dicho, nos vemos en un par de semanas o así. Hasta entonces tengan cuidado ahí fuera y sean buenos o malos en su justa medida.

jueves, 26 de noviembre de 2009

EL BIBLIOTECARIO BECARIO PRESENTA: LOS HOMBRES QUE NO AMABAN LOS BIDONES DE GASOLINA EN EL PALACIO DE LAS CORRIENTES DE AIRE

Es el libro de moda. Es el libro que hay que leer para estar IN. Es el libro que se ve en el metro, en el autobús, en los bares. Es el libro de la gente que no lee libros. Es el libro que ha salvado de la quiebra a las librerías. Es el libro que triunfa también en las pantallas de cine. Es el libro que en realidad son tres, en forma de la trilogía MILLENIUN, salida de la pluma de Stieg. Larsson. Y es el libro que pese a todo lo dicho nos importa un pimiento por que este blog no es de libros, si no de esas cosas de locos y pervertidos llamada bdsm. Un momento...sí, algo de bdsm hay en la trama, así que sería bueno hablar de ello.

Primera pregunta; ¿se menciona el bdsm para bien o para mal?

Pues no lo tengo muy claro, la verdad. Nuestra bibliotecaria favorita sí que lo tiene, y ya hizo hace algunas semanas un post sobre ello. Yo, que soy de naturaleza envidiosa, llevo pensando en hacer el mío propio desde que acabé de leer la trilogía allá por septiembre (por que a veces leo libros), pero entre unas cosas y otras es ahora cuando abordo el tema. Dando la razón en muchas cosas a nuestra Guardiana de los placeres ocultos, y aportando una visión distinta en otras, he aquí mis pensamientos:

No vamos a desvelar nada sustancial de la trama, ya que si sois de esa gente que no estáis IN y no lo habéis leído o visto la peli para decir que el libro es mejor que no digáis que no lo habéis hecho por que en este blog se os ha chafado el final. De todas formas, decir que vale mucho la pena leerlo por que es muy adictivo (sobre todo cuando entras en la trama, lo que cuesta unas cientos de páginas), y está muy bien pensado. No le llega a las suela de los zapatos a BATMAN CONTRA EL JOKER, claro, pero es mucho mejor que la media de los best sellers que circulan por ahí.

Sí diremos, por que si no no habría post, es que el bdsm aparece en dos secuencias de forma explícita y en forma de referencia insustancial en otro par de ocasiones. No afectan especialmente a la trama principal, que es compleja, (entre los tres libros suman más de 2,200 páginas, algo tendrán que contar), pero sí que configuran algunas de las sub tramas interrelacionadas que dan forma al mosaico total que es la trilogía.

La primera escena está presente bien avanzado el libro primero, LOS HOMBRES QUE NO AMABAN A LAS MUJERES, y es cuando la protagonista sufre una violación por parte de un hijodeputa (no diremos quién) que para ello utiliza todo tipo de arsenal y formas bdsm, dando a entender que al amigo le van estos temas por supuesto en su versión más extrema y violenta. Aquí puntuamos en negativo, por que una vez más se recurre al tópico de que estos mundos son para gente algo tarada que da rienda suelta a sus impulsos sádicos y miserables. Mala visión de estos mundos, en la línea de las series de la tele y que no ayudan para nada a dar una impresión de morbo y cotidianidad.

En el mismo libro primero, se hace referencia a que una de las protagonistas secundarias tuvo un pasado liberal en el que participó en un club bdsm. El personaje del que hablamos es positivo y está presente en toda la trilogía, pero como no se hace ninguna referencia más esto no pasa de anecdótico.

Es en el segundo libro donde me gustaría recrearme un poco. LA CHICA QUE SOÑABA CON UNA CERILLA Y UN BIDÓN DE GASOLINA tiene la siguiente escena; la protagonista se echa una novieta y a ésta le va la marcha, de forma tal que hacen el amor mientras ella (la novieta, que encima tiene rasgos asiáticos para más morbo) le ata y le venda los ojos al grito de “esta noche quiero ser tu bich dominatrix”. La escena está desarrollada con exquisito gusto y sensualidad (y encima son dos tías!!) y ya mismo establece una comparación con la escena del libro anterior al decir la misma protagonista que la experiencia no tiene nada que ver y que es maravillosa. Ese sí que es el bdsm que me gusta y que debe de estar reflejado. Para mejor desarrollo, luego la protagonista tiene una serie de problemas con la justicia y es objeto de una persecución mediática. Los periódicos, a fin de crear morbo, titulan a la prófuga como “la bollera del bdsm”, reflejando en este aspecto la ignorancia y los prejuicios respecto a ambas tendencias.

En el libro tercero no hay nada bedesemeniense que resaltar, salvo que de nuevo se hace referencia a que la secundaria de la que hemos hablado ha militado en movimientos bdsm, pero sin más relevancia que mencionarlo en una línea y patatín.

Bien; ¿la visión positiva que se da en el segundo libro compensa la mala imagen del primero?

Me gusta creer que sí.Primero, por que a que se nos asocie con psicópatas y gente vil ya estamos acostumbrados, que hemos visto mucha tele y siempre es igual. Lo segundo es nuevo (o menos frecuente) y por eso ya de entrada tiene más valor. Segundo, por que el desarrollo de ambas escenas, con el nexo del recuerdo de la protagonista, establece claramente una diferencia, y eso redime bastante. Tercero, por que en verdad en el primer libro se cae en el tópico, pero me gusta creer que es más una licencia literaria que otra cosa. Al fin y al cabo, y pese a lo que hemos comentado de la parte de la persecución mediática y tal, la sociedad sueca es una sociedad mucho más avanzada que el resto de las sociedades. Por ejemplo, cuando nosotros sacábamos el Santo para que lloviera ellas venían en bikini para goce y deleite de Alfredo Landa. Quiero decir con esto que tienen más liberalismo sexual y además, como países del Norte que son, más cultura en general y más conocimiento y afición por esto del bdsm en particular. Y cuarto, por que considero bueno que se hablen de estos juegos, más en best sellers o películas de gran repercusión. Como diría Salvador Dalí, lo importante es que hablen, aunque sea bien.

Así que a mí sí que me gusta que, aunque sea de pasada, se mencionen estos juegos bdsm en obras de gran repercusión mediática y además en algunas escenas se mencionen incluso para bien. Cada uno hará su balance general, claro, pero para mí los puntos positivos ganan, aunque no sea por goleada, a los puntos negativos.

Cabe decir que no he visto las pelis, por lo que ignoro si han trasladado estas escenas o no a la gran pantalla. He leído la crítica y más o menos coincide en que es una traslación fiel pero bastante funcional del libro, aunque recortando aquí y allá las sub tramas a fin de no hacer demasiado metraje, lo cual es lógico. En todo caso sirvan estas líneas para, aparte de dar mi visión sobre el bdsm presentado en la citada trilogía (o, mejor dicho, los bdsms presentados), recomendar fervorosamente su lectura por ser un libro adictivo, bien pensado, en cierta forma político- social y, sobre todo, muy mediático, lo cual está bien por que es bueno que haya libros que tiren del carro y, a la postre, acaben llevando a otros libros....y quien sabe si no a probar aquello de “esta noche quiero ser tu bich dominatrix”.

lunes, 23 de noviembre de 2009

LA VIDA ES CUESTIÓN DE PRIORIDADES

Salgo del trabajo después del día horrible 15.387 desde que acabé la universidad, camino deprisa sin mirar la calle. Una figura de mujer me aborda. Se quita las gafas oscuras y me avasalla:

-Hola, Spirit, soy Angelina Jolie, he visto la luz después de los 13.897 mensajes, e-mails y cartas que me has enviado, quiero ser tuya, aquí me tienes, te deseo.

-Hola, Angelina....Bueno, la verdad es que nos lo hemos pasado muy bien juntos, y reconozco que te he hecho hacer cosas en mis sueños que dudo que existan siquiera por internet, pero...bueno, la verdad, es que me gustabas en tu época salvaje, cuando estabas carnosa y tal, pero ahora...desde que eres una anoréxica madre de familia que adopta niños camboyanos junto con ese rubio pues...oye, mira, mejor lo dejamos correr, un saludo.

-Pero...pero...no me puedes dejar con el corazón destrozado, Spirit, estoy dispuesta incluso a engordar...

-Que no, mujer, que lo dejes, lo nuestro se acabó. ¿Por qué no te dedicas a hacer una película de esas que te nominan al óscar y así me olvidas? Venga, dale recuerdos a Brad, adiós.

Dejo a Angy llorando y sigo mi camino, apartando a la multitud, cruzando calles sin mirar, Un coche me obstaculiza el paso y sale de él Mercedes Milá con falda negra, medias y blusa de color fucsia florescente a juego.

-Spirit, soy Mercedes Milá y he leído tu post sobre mí, me has llegado al corazón y tengo miles de fantasías sucias y perversas contigo. Quiero atarte con grilletes en el confesionario de Gran Hermano mientras te hago una entrevista que te vas a cagar, con miles de frutas a las que les podemos dar múltiples usos...

-Mercedes, qué tal? Mira, lo que me propones es muy interesante, pero tengo un poco de prisa y, además, seguro que no me dejas fumar durante la sesión, por no hablar de que la única fruta que me gusta son las patatas fritas que acompañan al entrecort. Creo que haces una gran labor social con el concurso ese donde niñatos con delirios de grandeza luchan por hacerse un hueco en la vida a base de ser más chulos y putas que nadie...Un beso, mujer, si un día quieres hacer un reportaje sobre el secreto de las tiradas de los tebeos llámame.

-Pero Spirit, me he puesto unas botas altas de piel de manzana para ti...no me puedes dejar así....te deseo....te dejaré fumar incluso...será más agresiva incluso que con el Yoyas...

-La vida es dura, Mercedes, lo dices cada jueves en tu programa cuando son nominados, venga, déjame pasar que te va a venir la urbana, que van a saco con lo de las multas para recaudar...
Qué gente más pesada. Menos mal que ya estoy en mi portal. Subo las escaleras sin esperar al ascensor. El corazón me late con fuerza. Me encuentro a mi rellano con....La Veneno en su mejor época y a dos amigas suyas de la noche.

-Spirit, soy La Veneno en mi mejor época, sé que me deseabas y me he traído a dos amigas, Mary la culona zumbona y Rosy la Niña del Calimocho, tengo grilletes, látigos, vibradores, carmín y champaña, además de mi secreto bien erecto...venga, entremos dentro que te vamos a hacer un hombre....

-Pero bueno, esto qué es??? Largo de aquí, petardas, que yo en la escalera tengo fama de ser alguien respetable y como me vean con putas y travestis van a hablar mal de mí. Fuera, iros al callejón donde meneáis el bolso y no me molestéis, largo, a ver si me vais a contagiar algo!

Uf, qué pesadas. Buenos, menos mal. Ya estoy en casa tranquilo. Por fin me puedo sentar en mi sillón favorito y disfrutar con....

LA LECTURA DEL NÚMERO DEL COLECCIONABLE RBA DEDICADO A “ANACLETO, AGENTE SECRETO”, DE GENIAL VÁZQUEZ!!!! AAHH...QUÉ PLACER, Y ESO QUE TODAS LAS HISTORIAS YA LAS TENGO EN EDICIONES ANTERIORES, PERO....ES TAN GENIAL!!!!
 
PD: Por cierto, aprovecho para anunciar que nadie a contestado a mi anuncio pidiendo dibujante, mucho me temo que la humanidad se ha perdido una serie genial...y eso que no hacía ser Vázquez para realizarla....
 
 

jueves, 19 de noviembre de 2009

UNA EXPERIENCIA DESAGRADABLE QUE TUVE UNA NOCHE DE LUNA Y ALGUNAS REFLEXIONES SOBRE ELLO

Puedo presumir de que no he tenido malas experiencias en estos mundos del bdsm. La noche es joven, claro, pero quizás por tener la suerte que tienen los tontos, por que tengo claros mis límites y prioridades o por que no tengo ni físico ni hacienda que aprovechar, a día de hoy puedo presumir de ello. No me ha traumatizado Elise Sutton ni me he pasado semanas castigado con cadenas en un pozo, saliendo hecho una piltrafa humana y llorando. Sin embargo, si quitamos la palabra “malas” y la sustituimos por...er...”incómodas” o “desagradables”, pues es cierto que en mi largo o corto peregrinar alguna he tenido. Y hoy voy a relatar una de ellas.

Fue en una subasta de esclavos. Bueno, más concretamente, fue siendo subastado como esclavo. Una experiencia que no sólo no me dió ningún puto morbo si no que maldita la gracia que me hizo. Por aquello de la caballerosidad, no voy a decir el lugar ni los nombres de los implicados/as.

He de ser sincero; mi primera intención era relatar esta anécdota, sucedida años ha, con toda mi mala bilis (que aseguro que es mucha cuando me lo propongo), haciendo una especie de venganza absurda y ajuste de cuentas que en mi limitada capacidad mental tendría el sentido de la justicia y el triunfo. Pero comentando esta idea aquí y allá me dijeron que era patético. Primero, que si quiero dar pena que me ponga en la puerta de una iglesia, segundo que no fue para tanto, que yo también soy la polla. Esos argumentos, evidentemente, me la sudan. Pero fue un tercero el que puso freno al tono inicial del escrito, y es que uno de los amigos de una de las implicadas me aseguró que de haber sabido la susodicha lo que voy a contar se hubiera sentido mal y me hubiera pedido disculpas.Eso me pudo, he de reconocerlo.

Bueno; la cosa es que Zoe y yo fuimos a una especie de fiesta bdsm más o menos privada y en ella se hicieron una serie de actividades conjuntas. Una especie de juegos sado maso tipo club Megatrix con el fin de amenizar la velada y tal. He de reconocer que se hicieron con la mejor de las intenciones y ahí no hay nada a reprochar, faltaría más. Sin embargo, a mí los juegos de ese estilo me recuerdan a cuando era pequeño, estaba más gordo todavía que ahora, y siempre llegaba el último en las carreras de sacos o similares que se hacían en el colegio. Tengo un trauma, vale, pero si no me lo ha podido quitar una noche loca con Angelina Jolie no lo voy a superar ahora. Así que ya de entrada mi negatividad era perceptible.

A esto hay que añadir, para contarlo un poco todo, que estábamos con un grupo de gente. Algunos eran amigos, otros conocidos y otros gente muy maja y tal pero que no conocíamos de nada.Como era una fiesta de rol, había que ponerse el disfraz de buen sumiso y servir y no hablar y tal, acorde con la concurrencia. Algo que me repatea el hígado, he de reconocer. Pero bueno, a eso sí sabía a lo que iba y como en el fondo soy un sumiso estupendo (ejem,ejem) tampoco pasa nada por hacer de servil camarero y dócil esclavo y tal. La ley me la sé, otra cosa es que la cumpla. Una vez al año no hace daño, y ya sabemos aquello de que si puedes caminar entre reyes y hablar con mendigos serás un hombre, hijo mío. Que a veces hay que portarse, vaya. Con mi Señora no me importa, pero había por ahí alguna que otra cantamañanas que a punto estuve de darle un bandejazo en la cabeza, pero bueno, yo paciencia y falsedad tengo mucha y no me viene de ahí.

A lo que iba; de repente nos dicen que una de esas actividades (repito, hechas con toda la mejor intención) era una subasta de esclavos. Zoe y yo nos miramos y sin decir nada nos dijimos: “somos gente de bien, educada y social, nos prestamos a los que nos echen por que no es cuestión de dar el cante”. Las convenciones sociales y todo eso, que en este mundo de locos y pervertidos también tenemos.

Hasta aquí nada a remarcar salvo mis quejas de Pitufo gruñón esto-no-es-lo-que-yo-quiero. Así que me aguanto y punto. También, justo es decirlo, nadie me puso una pistola ni para ir a la fiesta ni para participar en las actividades ni nada. Así que desde ya digo que de todo lo que he escrito o escriba la culpa es mía por aceptar. Con las excusas que quiera, vale, por dejarme arrastrar o por lo que sea, pero siempre tuve y tengo en todo momento mi capacidad de elección. Y elejí libremente prestarme a la tontería esta de la subasta. Craso error.

Voy a tomarme un valium y una copa de coñac antes de proseguir por que he dicho que el tono no va a ser revanchista ni de mala bilis. Hecho. Vuelvo. Pues nada, que eso, nos pusieron a los sumisos en fila y una mala pu....una ama de cuyo nombre no quiero acordarme hacía de maestra de ceremonias e iba presentando a los sumisos a fin de que las otras Amas pujasen por ellos, con dinero del Monopoly y con la única norma de no pujar por su propio sumiso. No recuerdo si éramos 5 o 6, pero por ahí andaría.

Bueno, todos estábamos más o menos desnudos, salvo collar o complementos similares, y yo he de reconocer que tenía la polla como un cacahuete, por que a mí esto de empalmar con gente delante y ante paripés que no me gustan como que me cuesta. Pues cuando llegó el turno de mi presentación, aparte de que no estaba disfrutando la gracia, aparte de que me encontraba incómodo y fuera de lugar, aparte de todo eso...la susodicha ama hizo una (o varias) supuesta (s) gracias con que con esa mierda de polla a ver quién narices me iba a comprar.

No recuerdo si la fulminé con mi mirada, me dió un bajón anímico o, conociéndome, ambas cosas a la vez.(Yo reacciono a los bajones anímicos fulminando personas). Lo que sí que recuerdo es que me sentí mal y que consideré que eso estaba fuera de lugar. Como mi persona se caracteriza por tener temple y estilo, seguí la cosa como si nada, igual incluso sonreí falsamente. Pero lo cierto es que me tocó. Me generó una sensación de incomodidad que no quería tener. ¿Culpa mía por prestarme a ello? Sí. ¿No es para tanto y tenía que haber seguido la broma en vez de ser tan suceptible? Quizás también. Pero las reacciones anímicas son las que son.

Para acabar de contarlo un poco todo, pese a mi polla pequeña me compró una de las mejores Amas del Reino y luego jugamos un rato de una forma que nunca olvidaré por la sutileza, el tacto y el buen hacer. Y es que hay AMAS, con Mayúsculas, y cantamañanas que se denominan tal. La velada siguió, las personas y parejas nos dispersamos y fuimos cada uno a lo suyo, Zoe y yo nos besamos cono pasión demostrando que esto de las formas y los protocolos nos los pasamos por ahí (y es que ya estábamos un poco hartos de tanta tontería) y no hay nada resañable que decir, circulen, que no hay nada que ver.

Pero bueno, aprovecharé el incidente para hacer una serie de reflexiones:

Sí, ya sé que este es un incidente de juguete y que no doy pena. Seguro que he aguantado cosas peores y no hago un post de ello. Pero me parece muy significativo de que hay que tener cuidado con la humillación.No se trata de generar situaciones de incomodidad con ella, si no todo lo contrario.

Intentaré expresarme mejor con una cosas de esas que se aprenden en los cursos que a veces hacen en la empresa:

Cada persona tiene su propio subconsciente y su propio sistema de afectos y ánimos. A mi me pueden decir “eres verde” y yo te responderé que no. Por que tengo plena consciencia de que no soy verde y no me afectará. Me puedes decir que soy un mentiroso rastrero, y yo te diré que ya lo sé, que lo tengo asumido, pero que es la única forma de prosperar en la vida y garantizar la supervivencia laboral, afectiva y social de mi persona. Pero me puedes decir “eres gordo” y entonces mi subconsciente me hará recordar que de pequeño era el gordo de la clase y siempre me elegían el último para jugar a fútbol y me afectará. Son ejemplos totalmente ficticios, que conste, por que aunque era el gordo de la clase al menos tenía la suficiente voluntad de supervivencia para que la pelota fuera mía.

Pues con esto lo que quiero decir que una frase dicha fuera de un contexto, algo que hacemos pasar por humillación dicho con poca delicadeza, nos puede afectar aunque no sea esa la intención. Por que hay cosas que nos afectan, penetran en nuestro mecanismos de sentimientos y sentires que no es igual para todo el mundo. A mí me afectó que dijeran que tenía la polla pequeña, aunque fuera verdad (en ese momento, que conste, que yo empalmado tengo un pedazo de pollón increible), y creo que ahí el ama esta maestra de ceremonias no debía de haber entrado en según qué terrenos sin conocer a los sumisos que participaban. La humillación se ha de hacer sobre lo que se conoce, sobre lo que se sabe que no afecta, sobre el “eres verde” (eres un perro).

Ya he dicho que explicaría la versión suave, así que si consideras que estos párrafos no tienen interés que sepas que es por que les he quitado la cafeína.

El otro tema que me viene a la mente sobre esta anécdota es hablar de que es diferente el bdsm en la intimidad y el bdsm en/ ante un grupo o una fiesta.

Personalmente, pienso que el bdsm conlleva una cierta dosis de exhibicionismo. No es como el follar, requiere de más rito, de más liturgia, de juegos de poderes y roles que mola mostrar. Y, además, como somos un ghetto, nos mola relacionarnos con los demás y ver que ni estamos sólos ni somos tan raros. Esto, como todo en esta vida, puede ser para bien, para mal o para nada.

Para bien por que, lo dicho, ni estamos solos ni somos tan raros, y además tiene el morbo añadido de que exhibimos nuestro “poder”, o nuestra “sumisión”, o nuestras galas de vestir, o lo que sea, ante terceros, satisfaciendo ese ansia morbosa. Para mal por que, desde luego, nunca va a ser igual el bdsm que se practica en la intimidad que en un acto social. En esto del acto social, no sé por qué, importan mucho las formas y las apariencias. Parece que el Dom no sólo lo tenga que ser si no que además lo tenga que aparentar. El ejemplo tan básico que he expuesto de darnos un morreo pasando de protocolos me parece significativo; aquel día fuímos los únicos que lo hicimos. Nos regimos por unas normas (como yo mismo me regí aquel día y otros en los que he participados en fiestas y actos de esa índole) y tenemos especial cura de cumplirlas. Por que, en el fondo, somos una comunidad pequeña, cerrada y llena de dimes y diretes donde hacemos un mundo de esas cosas; que si no eres verdadero, que si tu eres semi vainilla, que si la abuela fuma. Como si eso importase.

A día de hoy tengo claro que no me prestaría a juegos como el de la subasta, al menos ante desconocidos. Simplemente por que no me da ningún morbo ni placer. Y si me presto, a lo mejor ya voy sobre aviso y prescindo de complejos e incomodidades. Y, si aún así algo me genera malestar, pues suelto una fresca y tan tranquilo, del tipo “pues si la quieres chupar y no pinchas igual se hace más grande, aunque con eso dientes...”.

Pero bueno, quería descargar mi mala bilis, aunque sea en parte, y quería reflexionar un poco sobre ello. Creo que no he conseguido ni una cosa ni otra, al menos no del todo, pero aún así me ha salido un post de 3 páginas cuando sólo quería explicar una mierda de anécdota.

Pues eso es un poco todo. Tengan cuidado ahí fuera y sean buenos o malos en su justa medida.

lunes, 16 de noviembre de 2009

REFLEXIONES SIN SENTIDO QUE A VECES ME VIENEN

Me cuesta, para qué nos vamos a engañar, pero a veces puedo ser breve. He aquí unas reflexiones personales. REFLEXIÓN PERSONAL 1:

Hace tiempo, cuando una persona se salía de los cánones establecidos y era crítico con el sistema imperante, se decía que era un mal cristiano, o un mal patriota, y se le condenaba a la hoguera, al destierro o al desprestigio.No hemos cambiado tanto como parece. En las empresas, a quien se sale de la norma se dice que “no tiene espíritu de empresa”, por ejemplo, y se le estigmatiza en el bando de los apestados en forma de “estar en la lista” para un posible despido laboral.

¿Y los sumisos? Pues pasa igual; “¿no quieres pasarte trescientos años de castidad forzada y lavar los platos mientras yo me follo a tres palomos? Eres un mal sumiso.” Y ala, a aguantarse.

REFLEXION PERSONAL 2:

Es antinatural la religión. Es antinatural tomar medicamentos confeccionados en laboratorios de forma antinatural. Es antinatural ser solidario, proteger al más débil, construir hospitales. Es antinatural la música rock, pop, heavy, clásica, el jazz. Es antinatural inyectar la epidural para el parto, vivir en pisos, construir puentes, tener agua corriente y luz eléctrica, escribir novelas, pintar cuadros. Es antinatural internet, viajar en avión, vestir, tener cuentas corrientes, invertir en bolsa.

Ah! y es antinatural el bdsm.Ningún animal tampoco lo hace.

REFLEXION PERSONAL 3:

Es natural que el más fuerte se coma al más débil. Es natural morirse si una herida se infecta. Es natural vivir en cuevas, madrigueras, hoyos. Es natural morirse de hambre si la tierra está seca. Es natural mojarnos cuando llueve. Es natural apartar a quien tiene una deficiencia que impide avanzar a la tribu.

Ah! Y es natural copular como animales sin más con el único fin de reproducirnos.

REFLEXION PERSONAL 4:

Leí una vez una entrevista a la actriz Concha Velasco. En ella decía que no le gustaba ser ella todo el rato, que prefería imaginarse. Por eso se había hecho actriz. Que si un rato soy una persona, que si otro rato soy otra distinta.

Yo creo que perfectamente se puede trasladar a este mundo de locos y pervertidos. Es aburrido ser todo el rato el Sr. Fernández, la Señorita Rigoberta. Nos imaginamos...no, mejor dicho, nos transformarmos. Ahora soy un sumiso, ahora un carcelero, ahora una Dómina pérfida y cruel, ahora una Diosa, ahora un esclavo sirviente que merece ser castigado,ahora una puta en celo que merece ser arrastrada por el lodo, ahora un travesti con ganas de ser follada. Sí, hay quien además lo tenga intrínseco, pero...no dejamos de ser algo diferente a lo que somos. Nos dejamos llevar por fantasías de otras realidades, otros roles.

REFLEXION PERSONAL 5:

¿Se puede dejar de ser sumiso/a? ¿Es mejor el invierno, donde las mujeres llevan botas altas, o el verano, donde se enseñan muslos y escotes? ¿El dolor duele? ¿Hasta dónde estás dispuesto a llegar por tu Dom? ¿De verdad? ¿Estos deseos son más evolucionados que la sexualidad convencional? ¿Se puede cambiar de verdad a una persona, por muy sumisa que sea? ¿Qué es ser sumiso/a? ¿Un sumiso/a resentido es un buen Dom? ¿Se debe besar en una sesión? ¿Los 24-7 son sanos? ¿Existe Elise Sutton? Y, lo más importante....¿cómo era tu cara antes de nacer? ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?.

Alguna vez intentaremos responder a algo de ésto.

Pues eso es todo por hoy. Post filosófico y metafísico, que no todo va a ser follar. Tengan cuiado ahí fuera, el viernes otra cosa, mariposa.

jueves, 12 de noviembre de 2009

SE BUSCA DIBUJANTE/A

De niños, todos queremos ser algo chulo. Que si futbolista, modelo, astronauta, esas cosas. Todavía no he conocido a ninguno que quiera ser asesor fiscal, oficinista de personal, soldador de tubo o dragador de pantanos, profesiones todas ellas muy honorables salvo quizás la segunda. Y si lo conociera, no sé si sería sano. Bueno, la cosa es que yo también quería ser algo chulo. Quería ser dibujante de cómics.

Luego, bien entrada mi adolescencia, ya me dí cuenta de que no sólo no tenía talento ni paciencia si no que además tenía que permanecer horas y horas sentado practicando en vez de salir a buscar sexo y alcohol con los colegas. Y encima la sociedad me convenció de que estudiando un par de días antes del examen tendría un futuro mejor que emborronando monigotes. La cosa es que lo fui dejando y preferí simplemente leer tebeos en vez de dibujarlos. El futuro mejor todavía lo busco, pero no me puedo quejar, y vamos dejando el sexo y el alcohol por las series de la tele, producto de la edad. Pero de vez en cuando me entra el gusanillo friki y creo que la humanidad ha perdido a un auténtico genio.

La cosa es que en verano tuve unos raros días de tranquilidad y, como mi cabeza no para de darle vueltas a ver qué tonterías nuevas puedo hacer, se me ocurrió crear una serie de tiras cómicas de temática bdsm, agruparlas bajo el nombre de, por ejemplo, “bedesemeniadas” e irlas publicando en un fanzine...digo, no, que estamos en el 2009, en un blog. En este mismo, ya puestos. Y entre tontería y tontería se me ocurrieron unos 20 chistes- tiras, así, del tirón, a cada cual más malo. Y con gran ilusión cogí un folio y un lápiz y me puse a retomar un viejo hábito que hace años dejé atrás para dar forma gráfica a la primera de ellas.

Demoleré el posible suspense; la ilusión por dibujar me duró diez minutos. No sé si me llamaron para tomar algo, empezaba Jaus, había tenido un mal día en el curro o había salido el último de Batman. Puede que no me saliera el dibujo a la primera y viera que esto también es cuestión de trabajo, y eso sí que no. Puede que hoy en día se dibuje por ordenador y meterme en eso ahora me suponía una comida de coco para la que no estoy preparado, que bastante tengo con saber como funciona el blog. La cosa es que desde el verano tengo un bosquejo en un folio y 20 chistes esperando tiempos mejores.

Como esos tiempos, si llegan, no los voy a dedicar a dibujar, el otro día se me encendió la luz: ¿y si hago un llamamiento a través del blog a alguien que le guste darle al lápiz, le envío los guiones, los dibuja y los vamos colgando por este espacio?

Así que dicho y hecho. Si algún lector de este espacio tiene afición y ganas por el dibujo (el tiempo es una cosa subjetiva), y le hace gracia dibujar tiras cómicas de temática bdsm en plan de humor y verlas colgadas aquí, que se ponga en contacto conmigo a mi e-mail: jmg1974@hotmail.com

El objetivo, evidentemente, es hacernos ricos y famosos con ellas. Pero como dudo que eso pueda ser en un blog de mierda como este, tendremos que cambiarlo por la mera satisfacción personal y la grata sensación de ver colgada una creación tuya. Vamos, que de dinero ná de ná. Ha de ser alguien que lo haga por afición, no hace falta tampoco que sea alguien con una gran técnica y talento, basta con que tenga ganas y pueda dibujar monigotes más o menos presentables. O al menos reconocibles, con eso basta, que estamos entre amigos. Por si alguien se anima, expondré el guión de una de ellas (la que tengo abocetada y así se quedará):

VIÑETA UNO:
Están dos amigos en la puerta de un restaurante/ bar de menús. Uno le mira al otro con cara de resignación mientras el que habla le dice: “¿Comer aquí? Pero vamos, tú estás loco! La paella la hacen con arroz transgénico para que dure hasta las cuatro, todo lo que frien es refrito con aceite vegetal que a saber de donde lo sacan, el cocinero seguro que no se lava las manos cada dos minutos, como debe ser, y el vino de la casa será alcohol sin destilar con frutas podridas...nada, vamos a donde se pueda comer sano por que bla bla bla

VIÑETA DOS: Al rato después...
Se ve al mismo tipo que ponía pegas en el restaurante bajo los pies de un Ama, que le está fustigando mientras está lamiendo sus botas. El tiene cara de disfrute. El Ama le dice: “y de que me lamas las suelas te beberás mi lluvia sin dejar una gota, y luego te tragarás mis escupitajos, y espera que no me entren ganas de copro...”

Y eso es todo. Jajajajaaj.. Malo, no? Pues tengo más como ese. Lo dicho, si hay algún interesado/a que quiera probar, se ponga en contacto conmigo y hablamos, sin presiones ni compromiso, ya que la idea es hacer una sección aperiódica en este plan.

No es un casting tipo OT ni nada por el estilo, contestaré a todos los que me escriban, caso de que sea más de uno (o uno al menos).

Y con la tontería hoy no ha habido post de sabiduría infinita...pero oye, sabéis más de mí, tenéis el guión de una serie cojonuda y además la posibilidad de ser partícipes de ella, no hemos perdido el tiempo.

De todas formas, la semana que viene volvemos a hablar de sado y de tías buenas. Hasta entonces tengan cuidado ahí fuera y sean buenos o malos en su justa medida. Y oye, contestadme alguien, que seguro que queda muy bien!! No me hagáis ir a la facultad de bellas artes a colgar un anuncio en el tablón por que allí la gente está zumbada y fuma porros.

PD: En exclusiva mundial, unos dibujos de este vuestro servidor de cuando tenía un poco de tiempo y ganas...salvo uno, que lo hice ayer mientras comía en un bar, que creo se nota perfectamente cuál es.

lunes, 9 de noviembre de 2009

LA PARTE OCULTA DEL ICEBERG, TONTERÍAS MÍAS, SUYAS Y OTRAS COSAS PRODUCTO DEL MENOS COMÚN DE LOS SENTIDOS

Discurría el amigo Luis, de Tonterías mías, sobre que esto de la sumisión era como un iceberg; por fuera asomaba la superficie, con lo bonito (llámese pinguinos, llámese rubias esculturales con botas altas) asomando, pero bajo el agua se ocultaba un gran trozo de hielo que era más complejo y siniestro. Asociaba este fondo a los temas un poco de la sumisión “de verdad” que se salían de lo grato y ponía el ejemplo de...¿y si el Dom quiere que comamos mierda? O más extremo todavía...¿y si un día nuestra Ama nos reserva unas pastillas para ir preparando la castración? Decía muchas cosas más, así que pasaros por su blog y lo véis, pero la simplificación viene a ser ésta. Advierto desde ya que, como toda simplificación, es manipulada, así que leeros primero sus impresiones, incluidas las de los comentarios, para no poder decir que os engaño.

Como siempre que puedo me gusta comentar en blogs amigos, expuse mi visión sobre lo expuesto. Debí tener un día de esos de estado de gracia, por que le gustó tanto mi comentario que lo ha expuesto en forma de post. Lo cierto es que a mí también me gustó el planteamiento del amigo Luis, y creo que el tema a debatir es un buen exponente para presentar la visión que se defiende por estos lares. Así que un poco maqueado para la ocasión expongo mi mismo comentario también en este espacio, a fin de darle la máxima difusión posible y que todo el mundo pueda ser iluminado por la sabiduría infinita.

Y es que estoy de acuerdo con el amigo Luis en la metáfora del iceberg. Efectivamente el bdsm es mucho más complejo y oculta en el fondo mucho más que lo que vemos. Por que lo que vemos tiene forma de fotos como las expuestas para nuestras noches de insomnio, o forma de pelárnosla imaginando a Cornudo y Felpudo siendo azotados por ocultar el polvo debajo de la alfombra mientras barren. Estoy también de acuerdo en que estos juegos no se basan en darle al Dom nuestra lista de filias y fobias a fin nos satisfaga a rajatabla las primeras e ignore las segundas. Vamos, que he leído yo que Domadora ha dado capones por menos que eso. No se trata de decir: “oye, hoy me apetece que me ates, pero flojito que si no me molesta, y me haces lamer tu culo, pero sin llegar a la parte del ano, y luego me dejas correrme mientras me pegas pellizquitos, pero flojos, eh?”. Pues no, efectivamente, la sumisión no es eso. Ya me gustaría a mí, dicho sea de paso.


Sin embargo, en el tema en general yo tengo una ligera forma de ver las cosas que, aún asumiendo todo lo dicho, se encamina por otros derroteros.

Para empezar, cada uno tiene su forma de vivir y disfrutar estos juegos. Todas son legítimas mientras las partes estén de acuerdo y no haya engaño; desde el polvo condimentado hasta la esclavitud más extrema.

Sin embargo, sea cual sea la forma en que se vivan estos juegos, creo que hay una serie de cosas que NUNCA hemos de perder de vista;

La primera, que estamos en esto por placer. Eso no significa que el Ama nos deba de complacer en todas nuestras apetencias, como hemos dicho y como repito que me gustaría. Pero sí significa que ha de haber un cierto equilibrio. Si a base de complacer al Dom, hacer todo lo que dice, etc...vemos que no estamos disfrutando o, todo lo contrario, SUFRIMOS, es que hay un desequilibrio en la relación que derivará tarde o temprano en un problema. Yo reconozco que no estoy en esto para sufrir, si no para disfrutar; ya sufro bastante en esta vida sin buscarlo para encima complicarme más la existencia.

En segundo lugar, creo que una cosa es la sumisión y otra la anulación. No se han de confundir. El sumiso "cede" unos derechos, y los puede (y debe) recuperar si ve que éstos son mal utilizados. Un sistema de anular a alguien consiste sistemáticamente en “comerle el coco” y hacerle pasar por el aro una y otra vez en cosas que no quiere o no le son gratas pero que ha de hacer si “quiere ser un buen sumiso”. Pues tampoco se trata de eso. Somos todos grandecitos, aunque no lo parezca, y debemos ser responsables de nuestros actos, aunque nuestros actos sean inducidos. Y si estamos desesperados, pues nos la machacamos, como todo el mundo, pero por “tener a alguien” no hemos de aguantar cosas que a todas luces son inaguantables.

Pondré un ejemplo extremo que me contaron: hubo un Amo que dilató a su sumisa hasta hacerla sangrar. Al día siguiente la sumisa tuvo la regla y el muy cabrón del Dom le echó bronca y ella se hundió por que le había fallado. Pues este suceso es exactamente lo contrario de lo que debería ser una fantasía extraordinaria; la preocupación por el otro/a, el placer mutuo y la responsabilidad de “recuperar” nuestros derechos (diciéndo “no” o “allá te pudras tú y tu puta dominación”) si vemos que en vez de ayudarnos estos juegos nos perjudican. La sumisa ésta estaba “anulada”, por las carencias que sean (y que seguramente arrastraba), y el Amo éste se aprovechó de ello utilizando para mal los resortes de estos mundos.

Por ello, sigo la línea de pensamiento que ya he expuesto por activa y por pasiva de que lo que a las dos partes les gusta, entra dentro del juego. Lo que a una parte le gusta y la otra LO TOLERA, entra dentro del juego también. Lo que al menos a una de las partes LE REPUGNA, no puede con ello, simplemente está descartado.

Sí, claro, podemos hablar de crecimiento, de probar nuevas experiencias, de nuevos retos, de avanzar en nuestra sumisión haciendo cosas que antes no creíamos, etc...pero siempre dentro de este contexto. Comer mierda, por ejemplo, a mí me repugna. Si mi Señora me dijera de hacerlo, simplemente no podría. Y mira que me gustan las hamburguesas, pero no puedo con la mierda pese a que muchos aseguran que apenas hay diferencia. Y si me come el coco con que no soy buen sumiso ni un sumiso "de verdad" (sea lo que sea eso, pero seguro que no es nada bueno) pues...pues bueno, no lo soy. Pero desde luego lo que no seré tampoco es una persona anulada. Otra cosa es que me dijera (como hizo en su momento) de meterme un strapon y yo tuviera cierta reticencia, pero LO TOLERABA. Y, hoy en día, es una de las cosas que más me gusta, dicho sea de paso. O temas de servidumbre, que a mí me repatean, se hayan tenido que hacer en base a guardar las formas en fiestas y demás actos de guardar.

Y, por último, creo que está muy bien de hablar de las cosas sanas, seguras y consensuadas. Pero creo que hay que añadir una cosa más a esa lista; las cosas IRREVERSIBLES.

La vida cambia, las necesidades cambian, las parejas cambian. Si yo por mi sumisión dejo que me castren (y luego no sé con qué pensaría, pero bueno), y al cabo de "x" años la relación se rompe por lo que sea...¿no he hecho el primo? ¿Cómo recupero una parte de mí por que en su momento tuve un calentón, o me dijeron que si no me dejaba no era un sumiso "de verdad"?

Yo creo que los sumisos "de verdad" somos gente sensata. Cualquier embaucadora puede decirte que debes hacer tal o cual cosa, pero es el propio sumiso quien ha de saber si ese es su camino o está haciendo el lelo por complacer a alguien que, simplemente, no lo merece.

En fin; esta es un poco mi visión sobre las situaciones extremas e inducidas, así como lo que debería de haber al fondo del iceberg. Me quedaría hablar un poco más sobre FANTASÍA Y REALIDAD, pero de eso ya se ha hablado, e incidir en el tema de la comedura de coco, que lo dejo para un post futuro que bien lo merece.

Creo que lo bonito es crecer junto con alguien en quien confias e ir probando cosas poco a poco. También creo que los límites se hayan en el sentido común y que todos los extremos, aunque sean en la virtud, son malos. Y con esto en mente, siempre bajo mi nada modesta visión, pues ala, a disfrutar de blogs como el del amigo Luis, de éste, de todos los que haya por el proceloso mar de la red y, sobre todo, a disfrutar en lo posible de estas fantasías practicando sexo de forma compulsiva por que, como sabemos, el fin del mundo está a la vuelta de la esquina. Y si no llega esta viernes, estaréis a tiempo de leer un anuncio que pondré, buscando....

El viernes lo sabréis. Hasta entonces tengan cuidado ahí fuera y sean buenos o malos en su justa medida.

jueves, 5 de noviembre de 2009

TERAPIA DE GRUPO

-Hoy tenemos un nuevo miembro en nuestra terapia de grupo: demos todos la bienvenida a Spirit.

-Hola, Spirit, te queremos!

-Bueno, Spirit, sería bueno que hicieras una presentación al grupo.

-Gracias....er...bueno; yo no soy un fracasado como todos vosotros, que habéis echado vuestra vida a perder por culpa del alcohol, la droga, el juego o el fútbol, yo vengo a esta tarapia para quitarme otro tipo de adicción; quiero dejar de ser sumiso.

-Grupo: ????

-Seguramente no sabréis de lo que estoy hablando, no me estraña, tanto esnifar y tanto darle al trinqui. Bueno, tenéis que saber que yo en mis tiempos fui un tipo que aceptaba y aguantaba un alto nivel de dolor, que podía permanecer horas atado y que era mandado por dóminas crueles y pérfidas de belleza sin igual, que me dominaban, me pegaban y me tenían a su servicio. Incluso llegué, a base de la experiencia y largas reflexiones, a tener grandes conocimientos sobre lo que comunmente se llama sado masoquismo, y exponía tales pensamientos en un blog de gran aceptación en el que entraban una gran cantidad de bellas mujeres a comentar.

-Ahhh!!!!

-Pero un día, cual San Pablo, me caí del caballo y tuve una revelación. Estaba haciendo el primo. Ser sumiso es muy duro y mu sacrificao. Para empezar, la mayoría de las “amas” son unas bordes que se creen algo por el simple hecho de ponerse unas mayúsculas y tener un par o tres de desesperados morbosos que le van detrás (por supuesto, ninguna de las que entraban en mi blog eran así, y aquí sin ironías). Luego, que si te tenías que currar el conquistarlas, siendo un sumiso estupendo y tal y compitiendo con otros sumisos igual o más de rastreros y pelotas que tú. Y claro, eso de currar da mucho palo, y yo ya estoy para que me quieran. Además, en vez de hacer mis más sucias y obscenas fantasías sexuales, siempre salían con no sé qué de la castidad y el servir más allá del deber. Algo que, la verdad, a mí me la repampinflaba, que yo buscaba mi placer y, mira, si coincidía con el de la otra persona, cojonudo, pero si había algún conflicto de intereses pues como que era más difícil de llevar... Hubo una, de nombre Zoe, que acabó suicidándose por que le exasperaba de los nervios, y la muy egoísta ni siquiera muerta se puso ese maquillaje gótico que me gusta...

-Oh, pobrecito, cómo debistes sufrir.

-Lo estás haciendo muy bien, Spirit, es bueno que te abras al grupo y cuentes aquello que tienes en tu interior.

-Gracias. Yo también os quiero (bueno, la verdad es que no, pero no me cuesta nada mentir para quedar bien). También estaba que esto de la nómina de mujeres dominantes, aunque bastante más abultada que en épocas pretéritas, no era tampoco la ideal (que lo fuesen todas, por ejemplo). Y claro, iba a una discoteca y con mi indudable atractivo físico no tardaba en ligar. Pero cuando la mujer me decía “¿en tu casa o en la mía?” y yo le contaba que si me podía atar con sus medias y darme bofetones, me decía que vale, que ni en su casa ni en la mía, que me fuese a un psiquiátrico y mirase a ver si lo podía hacer con la enfermera y que a ella le dejase en paz, que para raro un novio que tuvo que se excitaba más con el coche que con ella. En fin; un desastre. Y luego están esas cosas del dolor.

-¿El dolor?

-Una de las cosas de estos juegos que os estoy explicando es que se disfruta con el dolor. Bueno; pues de un día para otro me entró una flojera y mi super poder de canalizar el dolor en otras sensaciones no sé por qué desapareció, y el dolor me dolía de verdad y encima el roce de una pluma contra mi culo me molestaba. Me transformé en un flojera, que es lo peor que le puede pasar a un sumiso masoquista.

-Ohhh!!!

-Así que sin paciencia ni ganas para tonterías de supuestas “diosas”, con el ánimo decaído y sin resistencia para el dolor, me planteé qué hacía yo como sumiso. Por que, además, a mí el placer mental de servir y adorar no me “pone”. Pero es mi deseo sexual, mi vicio secreto, y me cuesta dejarlo. Así que por eso vengo a terapia con otros fracasados como vosotros, a ver si se me quitan de una vez las ganas y puedo ser una persona con deseos sexuales convencionales, que pueda disfrutar follando alegremente a todas las petardas que me encuentro y que no me complique la vida con estas cosas complicadas y patéticas.

-Bueno, Spirit, gracias por tu testimonio. En este grupo te ayudaremos a conseguir tus objetivos.

-Gracias...por cierto...la morena de enfrente viene por que es adicta al sexo? Podemos intercambiar números de teléfonos entre los pacientes, verdad? Pega bofetones y ata con las medias? Necesita que le traiga un café o algo que toman los locos, Señora?

lunes, 2 de noviembre de 2009

LA LEY DEL MERCADO

He recibido este e-mail, exponiendo un tema interesante. Aquí aclaro que es un e-mail real y no una de esas patrañas inventadas que a veces me saco de la manga por puro cachondeo. Lo firma Robert H, a quien no conocía de antes, y procedo a exponerlo, tal y como él pide, y a comentarlo después. No tienen nada que ver, pero hay algunas fotos que no pude poner en el post anterior y que procedo ahora:

Hola, Spirit:

Sigo tu “nada humilde” blog desde hace tiempo, aunque hasta ahora no me he atrevido a participar. El motivo es que has comentado en varias ocasiones que durante un tiempo fuistes con profesionales, y no dudo que cumplirás tu promesa de hablar de ese tiempo con el buen humor que tienes. Pero me atrevo a enviarte este e-mail y pedirte que lo publiques.

Es para quejarme de los precios de las sesiones de sado. No entiendo como con la crisis que hay y tal y como están los sueldos pueden cobrar entre 80 y 150 euros por una sesión de una hora que, además, muchas veces deja bastante que desear.

Lo normal en gente joven es ganar mil euros al mes, y eso teniendo suerte y si logran un trabajo, siempre precario.Mil euros al mes, contando 14 pagas, son 14,000 euros al año. Normalmente los convenios establecen una media de 1,800 horas de trabajo efectivo anual. Si dividimos 14,000 entre 1800 nos sale que un mileurista (el 40% de la población) cobra 7,77 euros por hora, normalmente por un trabajo de bastante esfuerzo y mucha presión.


Me parece una vergüenza que una profesional del “sado” cobre entre diez a veinte veces más que el 40% de la población por un servicio que no sabes si va a salir bien. Por que muchas veces la profesional no tiene mucha idea del tema, o te pasan a una sala que no está equipada. O te hacen esperar un rato y el tiempo va corriendo o directamente te hacen correr antes y acabas aunque no haya pasado la hora pactada. Y claro...¿cómo reclamas? Yo reclamo no volviendo más a ese sitio, claro. Pero ya me he tenido que gastar mis 80, 100 o 120 euros.

Soy programador y gano bastante más que un mileurista. Pero, como todo el mundo, tengo una hipoteca que me asfixia el sueldo. Me cuesta bastante gastarme entre 80 a 150 euros por una sesión, sobre todo cuando la mayoría de las veces que lo he hecho he salido insatisfecho.

En un contexto de crisis como el actual, con la gente ahogada y un paro del 22%, no sé como pueden seguir manteniendo estos precios. Y a esto hay que tener en cuenta que no pagan impuestos, ni irpf, ni han tenido que acreditar una formación de años como, por ejemplo, yo, y que muchas veces ni tiene equipamientos en condiciones que justifiquen la tarifa.

Yo lo seguiría intentando hasta encontrar alguna profesional a la que poder acudir con regularidad. Pero a esos precios, que les follen. Ojo, no digo que no se les deba pagar, para eso son profesionales, pero no a esos precios.Y como yo, supongo que muchos necesitados de estas fantasías, que nos bajamos cosas de internet y ya está.

Me gustaría exponer este tema en tu blog y que pusieras este escrito. Gracias y un abrazo.
Robert. H.

Bueno, amigo Robert, el escrito está puesto y el tema sobre la mesa. Antes que nada, aclarar que deduzco te refieres (igual que yo cuando hago referencia) a profesionales que libremente ofrecen un servicio bdsm, pero no a prostitución callejera en régimen de esclavitud producto de las mafias, que es algo repulsivo y que me tendrá siempre en contra.

Sobre el tema...pues si, tengo pendiente un escrito más o menos sobre mis experiencias al respecto, que coinciden bastante contigo en cuanto a las sensaciones: sensación de haberte gastado una pasta en algo inútil que, además, no lo vale, bien por que la profesional no tiene mucha idea, bien por que la sala no está equipada, bien por que directamente te timan. Por que pagar diez mil pesetas de las de entonces y ver que te meten en una habitación con un camastro cutre e intentan que te corras rápido para que la hora pase en 20 minutos clama al cielo.

Pero aún con cierto equipamiento, yo también considero la relación servicio- precio totalmente desproporcionada. Yo me lo puedo pasar muy bien en el cine, y me cuesta 7 euros y me dura el doble. O comprarme un tomo de Batman, que me dura toda la vida, y me cuesta 15 euros si es de cartoné y me provoca mejores y más intensos placeres. Sí, ya sé que ni es lo mismo ni es igual. Pero espero que se me entienda la idea.

A día de hoy no iría con profesionales, por estas razones y, sobretodo, por que se pierde la verdadera esencia de entrega y autenticidad de una sesión. Pero entiendo tu frustración por que yo también la he sufrido.

No obstante, sobre tu queja tengo ideas contradictorias. Por un lado, efectivamente, el hecho de que un contexto de crisis como el actual gastarse un % considerable del sueldo en un capricho de una hora (cuando la cumplen) resulta de locos. Por otro, como diría mi abuela, el que quiera vicios, que se los pague. Así que no sé qué postura es más justa. Lo único que puedo hacer es remitirme al mercado, que como sabemos se pasa la justicia por el forro.

Y en ese sentido tampoco te puedo ayudar, pues ignoro si el sector va boyante o las Dóminas profesionales pasan su jornada laboral sacándole brillo al látigo y tomando café. Mis conocimientos de economía se reducen a haberme leído LA CRISIS NINJA, pero deduzco que si hay precios altos es por que existen suficiente personas dispuestas a pagarlos. De lo contrario, el mercado hará que tarde o temprano el precio del servicio se vaya adaptando a la realidad. Si yo fuese Ama profesional, miraría si me sale más a cuenta tener 3 clientes a cien euros o 10 a cincuenta.

En todo caso, no es mi problema, ni como cliente ni como proveedor. Ni me puedo soliradizar con una profesional que cobra tanto (y que muchas veces no lo merece) ni puedo hacerlo con alguien que usa ese servicio, (aunque yo mismo lo haya usado), por que no deja de ser un capricho. Alguien me dirá que para mucha gente es la única forma de acceder a realizar sus fantasías. Bueno, yo creo que hoy en día eso es dicutible. Tenemos cierta liberalización sexual y los medios para ello, lo único es que implica trabajar un poco y adaptar nuestras fantasías a que se complementen con la otra persona.
Por eso mi consejo es que si ya lo has probado y ves que es frustrante, mires de conocer a alguien afín.Y no por que te salga gratis, que no es esa la cuestión, si no por que siempre te será más grato y tendrá más valor.

Pues muchas gracias por considerar este nada humilde espacio para tu queja, que aunque comparto (con los matices expuestos), no me hago responsable (a ver si me van a dar palos ahora las feministas por defender la prostitución, las prostitutas por pedir que se rebajen el sueldo, las habituales por putero, etc...), y pendiente queda, esto sí que a mi entera responsabilidad, mis experiencias de cuando iba con profesionales. Pero eso será otro día, hasta entonces tengan cuidado ahí fuera y sean buenos o malos en su justa medida.