lunes, 5 de septiembre de 2011

SUMISOS, PAGAFANTAS, SUMISOS FINANCIEROS, TRIBUTOS, CUESTIÓN DE PARNÉ, EL SECRETO ESTÁ EN LA PASTA Y NO SÉ QUÉ MÁS COSAS TITULAR AL RESPECTO

Escribiendo el post sobre Aramis Fuster me vino a la cabeza un tema que hacía tiempo que quería tratar. Pero es un tema que no sé bien cómo definir. Vendría a ser SI LOS SUMISOS SOMOS MEROS BANCOS A LOS QUE EXPRIMIR (en mi caso poco, aclaro) o...o algo así pero tampoco del todo.

A ver si me aclaro un poco.

Hace poco más de un año salió en el fabuloso programa SALVAME un sumiso que luego renegó de su condición y les lió a la pobre gente del programa un dos de mayo terrible, haciendo apología del maltrato y tal. Recogimos el suceso aquí, y hoy en día me han llegado varias versiones del mismo que no vienen al caso. Este sumiso, nada más coger el micro dijo en sus diez segundos de fama; “la gente se pensará que yo soy un sumiso, UN PAGAFANTAS, pero en realidad bla bla bla (...)”. Bien, por ahí van los tiros. En considerar al sumiso como un pagafantas.

Pero vamos a reforzar un poco ésto. Ya hablamos en el post de Aramis que la muy petarda se vanagloriaba de que sus sumisos “le pagaban mucho dinero” por estar a sus pies. No imagino la misma situación con la sexualidad convencional, del tipo de que Aramis dijera “mis hombres me pagan mucho dinero porque les chupe la polla”, más que nada porque los grandes periodistas del cuore enseguida hubieren saltado llamándola PUTA. Pero en este caso nadie dijo nada y parecía que se viera incluso normal.

En los albores del blog tratamos un poco ésto por encima, despotricando de las Amas que piden descaradamente un “tributo” porque es lo “normal” en vez de decir “la tarifa es tanto y la cruz la pongo yo”. Es decir; despotricamos de las profesionales que ejercían de tales de forma encubierta, enmascarando su actividad en una serie de normas del bdsm de cuya razón de ser hablamos en un par de párrafos.

Iremos un poco más allá. Yo hace tiempo fui a una fiesta de la que tengo un cierto ingrato recuerdo porque me subastaron y me dijeron que tenía la polla pequeña. Lo cual, por si a alguien le interesa, es cierto, pero tampoco es cuestión de decirlo así como así (normalmente prefiero que me la chupen antes). Bueno, la cosa es que dentro de ese grupo había una aprendiz de Ama o algo así que no sabría decir si se me ha olvidado su nombre o nunca lo supe. La cosa es que esta tipeja iba un tanto mamada y empezó a decir que iba a buscarse un sumiso porque necesitaba que alguien le comprase un bolso nuevo y tal. Y no era un comentario jocoso o una tontería en la conversación, si no un pensamiento expresado con toda la seriedad y convicción del mundo. Por supuesto, como soy una persona educada no le llamé PUTA en ese instante, pero aprovecho para llamárselo ahora con las 4 letras.

A ésto vamos a añadir que existe algo llamado FINANCIAL SLAVE, que personalmente nunca he entendido pero que viene a ser algo así como que la Dómina se coge un sumiso y éste le paga todos los caprichos hasta fundirse la cartera, en el colmo del servilismo y la humillación. Incluso hay páginas web de éso donde una tía te dice que quiere...qué sé yo...la colección completa de Batman y tú se la compras y con eso te das por satisfecho y se supone te corres de gusto.

En fin; que cogemos todas esas cosas y es lícito que nos debamos plantear si se asocia sumisión con cuenta de gastos abierta, porque entre que hay mucha lista por ahí, mucha ignorancia por allá y mucho panoli por acullá, junto con estos tiempos convulsos donde todo el mundo anda pelado y a la que salta, me da que es un buen momento como cualquier otro y mejor que muchos para puntualizar algo sobre el tema.

Para empezar:

Como hemos dicho por activa y por pasiva en este blog, aquí nos parece perfectamente lícito (e incluso necesario) que haya profesionales del sector. Faltaría más. Incluso ya he dicho que yo a algunas de ellas llamo amigas.

Lo que no nos parece nada lícito es hacerse pasar por algo (una amateur que no tiene interés económico) cuando no se es nada de eso. Y enmascarar lo que no deja de ser “el precio de las sesiones” y llamarlo “tributo” o “hazme un regalo y cómprame un abrigo de visón” pues nos parece simplemente de un engaño, una estafa y un morro que espanta. Porque en el momento en que no hay tributo, ni regalo ni abrigo de visión, la relación se va a tomar por saco, así que ya me dirán ustedes qué amateurismo es ése.

Por otra parte, cabe decir que esto de sumiso = cuenta de gastos abierta se asocia a eso, a los sumisos, que no se dice nada de las tiernas sumisas y sus obligaciones económicas. Por eso vamos a obviar a esta parte.

Con el primer matiz ya expresado, queda pendiente éste otro: ¿ha de ser el sumiso un PAGAFANTAS al servicio del Ama?

Y aquí el manual no se pone de acuerdo, que la lógica ilógica del mundo bdsm se puede aplicar por A o por B según queramos llevar el agua a nuestro molino o a nuestro río. Una teoría dice que el sumum de la dominación y el poderío es que el sumiso dependa totalmente del Ama, hasta el punto que sea ésta quien tenga el poder económico y decida lo que gasta el sumiso y en qué. Por decirlo con letras un poco rimbombantes, viene a ser que uno es “esclavo” y por ende pertenencia, ergo la Dueña ha de ser responsable del mantenimiento de éste esclavo (darle de comer, cobijo y poco más, claro). Es decir, que la Baronesa Von Sadiquen corre con los gastos de su mísera existencia, haciendo que duerman en el establo del castillo y coman los mendrugos de pan que sobran a fin de que estén cerca y vivos para cogerlos cuando le apetezca, y se olviden de su vida material, que no necesitan nada que ella no pueda o quiera proporcionarles, con el único fin de estar a su exclusivo servicio.

Otra teoría, aplicada por supuesto a los sumisos varones, viene a decir que no, que el colmo de la humillación y el poderío es que el sumiso se estruje la cartera para satisfacer al Ama, adorarla, estar pendiente de sus caprichos y hacerla feliz con todo los bienes materiales que tiene a su alcance. Y en base a ello hacemos las filigranas de los tributos, los regalos y la cuenta de gasto para todo.

Esta mentalidad, que aún perdura como hemos visto en el caso de Aramis, yo diría que viene de dos vertientes; por un lado la época pre internet, donde encontrar una Ama era poco menos que una utopía. Así que el que conocía una, a rascarse el bolsillo. Pero no deja de ser colar el bdsm profesional (en el cual hay un interés) con el que no lo es.

Por otro, el intentar dar a éste tipo de relaciones donde hay un interés una apariencia de “realidad”. No es lo mismo sentirse sometido y decir “tengo una Ama a la cual colmo de bienes materiales” que saber simplemente que “estoy con una puta a la que pago”. Y no es lo mismo decir “soy una puta que ofrezco un servicio específico” que decir “mis sumisos me colman de bienes porque yo lo valgo”.

Ojo! Todo es legítimo, que conste. El único matiz, y ya sé que me repito más que el ajo, es que no haya engaño.

Entre ambos extremos está la realidad, claro.

Yo, una vez más, mostraré mis cartas sin pudor: soy catalán, y por ello tengo la base genética de no gastar en el ADN. Pero, aparte de ser más agarrao que un chotis, que dirían por ahí los castizos, también soy pobre y mísero como una rata, pues dependo de mi humilde salario para pagarme todas las cosas vitales para subsistir (es decir; la cerveza, los tebeos, la conexión a internet y demás), por lo que puedo ser generoso como mucho del 1 al 5 de cada mes, que a partir del 5 por mucho que quiera gastar como no pague con telarañas lo llevamos claro.

No obstante lo anterior, como hemos dicho por activa y por pasiva aquí defendemos, buscamos, abanderamos, promovemos y demás un bdsm sano, en el que los practicantes lo hagan porque disfrutan. Si hay un interés de por medio y se expone, éste es muy legítimo, pero personalmente a mí no me interesa. Esa gripe ya la pasé.

Pero, Spirit, no has respondido la pregunta...¿ha de ser el sumiso un PAGAFANTAS o no?

Pues sí que la he respondido. Si hay un interés, aunque sea el tener todos los gastos pagados, no me parece una relación que entre en los parámetros del disfrute y la afectividad pura y dura.

Ahora bien; yo aquí tengo un dilema. Y éste dilema no se deriva tanto de la concepción sumisil como de un resquicio absurdo referente a las normas de la galantería. Porque aunque algo marica al fin y al cabo soy hombre, y nos han educado en tener ciertos detalles como invitar a cenar y similares. Sin embargo, eso yo no lo veo como ser un PAGAFANTAS, ni un sumiso, si no en eso, en tener detalles propios de las normas de la galantería.

La luz de alarma se debe tener, supongo (digo supongo porque yo, quizás por el filtro previo que pongo nunca me he visto en esas situaciones) si la otra persona da por supuesto que, por ser el Ama, todo gasto ha de venir del sumiso y punto. Aunque sólo sea el gesto de prestarse, yo creo que ése detalle dice siempre mucho de la calidad humana de la otra persona. Y, como decimos siempre, si la calidad humana de la persona no nos interesa, no nos debe interesar el Ama.

No, no ha de pagar siempre el sumiso. No, no hay ninguna norma que diga ésto o lo otro. No, no somos unos aprovechados que queremos satisfacer nuestras fantasías y no tener ni un detalle. Somos gente normal, que buscamos relaciones sanas sin más normas que la afectividad y el buen rollo. Y que nos dejen de historias.

La verdad es que releo el tocho y he visto que he gastado dos páginas para explicar algo que es obvio. Pero, como siempre, necesitamos que nos recuerden lo evidente porque suele pasar desapercibido. Y porque me juego mi colección de tebeos de Batman a que ese resquicio pre internet del que hablábamos todavía perdura, y seguro que hay sumisos que leerán esto y dirán “pues anda que no me sablearon a mí a cambio de dos azotillos mal dados...”.

En fin, mientras esperamos a que contesten los sumisos de Aramis, la semana que viene otro tocho que no sé de qué irá pero seguro que será muy interesante. Hasta entonces tengan cuidado ahí fuera y sean buenos o malos en su justa medida.

10 comentarios:

Hetairómano dijo...

Curioso. Mira que me he ido de putas, pero en plan vainilla.
La única relación SM que he tenido en mi vida fue no profesional. Nada de pago por parte de nadie.
Es más: la dómina era una tía con pasta. La mayoría de las veces pagaba ella. O por lo menos, la mitad. Ella cuidaba de su eclavo. Como tiene que ser.
Hay muchos sumisos vainilla que suelen ser señores respetables casados con señoronas respetables, amas de casa y madres de familia que cada principio de mes reciben el sobre de su maridito para el mantenimiento del hogar. Estos señores, en muchas ocasiones, son unos calzonazos de tomo y lomo y sus señoras unas marujas agresivas que les traen por el camino de la amargura. Pero hay que entrar en la mente de este tipo de hombres. Si lo hacemos, descubriremos que , funcionar de esta manera, es la única manera que tienen de sentirse "justificados" en esta vida. Sólo así se sienten que son hombres como es debido. Es lo que Josep Vicent Marqués llama la psicología del "varón cumplidor angustiado". Este tipo de varón depende de que dependan de él. Sin el fardo que se ha echado a las espaldas... implota, se desintegra.
Y luego están esos divorciados que tienen que pasarle una pensión a su ex y encima, esta, se ha quedado con la casa.
Resumiendo: no hay que confundir los términos: "putero", "sumiso", "pagafantas", "calzonazos" y "primo". Son cosas distintas.

Dómina Libertad dijo...

Es que hay que diferenciar, una cosa es una Dómina y otra bien distinta una mujer abusadora de las que ha habido muchas, hasta famosas, en la historia. Para ellas da igual utilizar una u otra debilidad del hombre, el caso es vaciarles la cartera sin ningún pudor, que son mayores y les gusta ir con una jovencita... paga, que les gusta el sexo más que a un tonto un pirulí... paga, que lo que te gusta es que tener un "ama"... paga, aunque la "dama" en cuestión no viva ni tenga idea de BDSM, que cuando tu cuenta esté vacía ya encontraré a otro. Desgraciadamente esa es la realidad pero no solo en BDSM, sino en múltiples ámbitos de la vida. He de decirte que he visto ese mismo caso en sumisas cuyo Amo lo paga todo... y también en vainillas.
Para analizar esta cuestión creo que tendríamos que remontarnos muy atrás, no sólo porque la prostitución sea el oficio más antiguo de la historia, sino también porque antiguamente a la mujer no se la consentía tener una economía independiente, siempre estaba a cargo de un hombre, su padre, su hermano, su esposo... de ahí la galantería de pagar la cena, el cine y cualquier actividad que un hombre pretendiera con ella, directamente no tenían dinero con qué hacerlo ellas.
Los tiempos han cambiado y ha quedado en la tradición y eso en mi opinión solo tenemos el poder de cambiarlo nosotras mismas... una vez pagas tú y otra yo, o a pachas y santas pascuas, aunque también está el asunto de que unx pueda más que el otrx y si el más pudiente lo desea decida compartirlo con su estimada pareja.
Un saludito Spirit

Nikki dijo...

Hoooola!

Pues no habré tenido que escuchar yo veces de mis compañeras de trabajo 'tú eres tonta' cuando he comentado que había invitado a cenar a algún chico... Y es que la mayoría de mujeres, simplemente por el mero hecho de ser mujeres, (ya no entro si Amas, sumisas o vainillas) dan por evidente que ha de ser el hombre el que pague. "Que pague por lo que se va a llevar luego",que solía decir mi abuela, como si lo de luego no fuera un disfrute para los dos, en el mejor de los casos.... Así que me parece fantástico que hayas escrito todo ese tocho para algo en principio tan obvio, pero con lo que estoy completamente de acuerdo contigo. Si vas a una o un profesional, de lo que sea, sabes que te va tocar pagar, porque estás comprando un servicio, pero en el caso de amateurs, si va a haber dinero de por medio, al menos que te lo hagan saber antes para decidir si te interesa o no 'comprar'... Mil besotes, Spirit!!!

Anónimo dijo...

No sé por qué se diferencia un sevicio de prostitución habitual de uno de Dominación a la carta. Los dos son respetables, por supuesto, pero los dos son eso: servicios profesionales. Que en uno se folle o se hagan mamadas y en otro se azote, ate, o se le mee encima al sujeto que paga por ello no lo diferencia en nada. En mi humilde opinión.

La dulce entrega, la sublime sensación de recibir al otro para hacer con él lo que dicte nuestra fantasía, el vínculo especial que ello crea, la felicidad inmensa de sabernos comprendidos por el otro, utilizados u obedecidos según nuestra naturaleza, esa que en presencia del otro puede ser mostrada sin temor al rechazo, mirándole a los ojos, con el júbilo que nos proporciona haberlo hallado al fin... Es algo tan raro, tan difícil de encontrar, que muchos pagan para acercarse aunque sea un poco a ese paraíso.

Pero no por pagarlo es más verdadero. Sólo es un sucedáneo.

Hay cosas que el dinero no puede comprar. Para todo lo demás, ya sabéis.

¿Será que hoy estoy romántica?

Besos,

Seda.

Cliente X dijo...

Joder, yo he tenido una lección de sado duro y sin darme cuenta. Los de telecirco se han reido de mí, me han arreao collejas hasta que se han cansado, se han corrido en mi cara y encima... NO ME HAN PAGADO. Si me gustase la humillación me habría pegado la corrida de mi vida.

Spirit dijo...

Saludos a todos;

Hetairómano, Dómina LIbertad, Nikki, Seda y cliente x;

Permitidme que os conteste a la vez a fin de no repetirme en demasía.

Para empezar, decir que es un placer y un honor ver el nivel de los comentarios y su argumentación, cosa que no podía ser de otra forma viendo el nivel de los mismos.

Las consideraciones generales al respecto vienen a ser un poco lo que se defiende en el escrito;

Tenemos, por un lado, las consideraciones arcaicas en cuanto a la galantería y en cuanto al papel del macho, consideraciones de las que yo mismo estoy condicionado por ellas y que aceptamos en esta nuestra sociedad. Esto, como todo, ha cambiado y está cambiando, faltaría más, pero que de entrada mientras haya una "nobleza" en las intenciones no tienen nada de malo.

Y tenemos, por otra parte, que bajo ese aspecto y bajo "la relación dom- sum" se produzca no el uso, si no el abuso, de las mismas.

Como he dicho por activa y por pasiva, a mí que haya un bdsm profesional me parece no sólo legítimo si no necesario. Lo que no me parece ni lo uno ni lo otro es que bajo las siglas "bdsm" se escondan una serie de enmascaramientos y abusos, y ni mucho menos se mezcle bdsm con lo uno y con lo otro, como se parece deducir en la intervención de Aramis (quien por cierto ha contestado en su post, aunque ignoro si es ella en verdad). Y, sobre todo, me da rabia que la imagen que se de de estos mundos sea la de eso, la del interés, el aprovechamiento, de que si no hay pela no hay ná, etc....Por que no es así.

A partir de ahí, todo es perfectamente válido si las partes están de acuerdo.

Efectivamente, hay dos consideraciones a destacar; por un lado, como dice Seda, la verdadera entrega (en una doble dirección) no se paga con dinero, por otro las tradiciones arcáicas están cambiando, por otro el "interés" siempre ha existido en todas las partes y en toda la HIstoria, por otro...En fin; que cada palo aguante su vela, que es lo que se hace siempre, pero el objetivo del post era y es remarcar que el bdsm que aquí se defiende es un bdsm "de tú a tú", donde todo ese discurso maniqueo se obvia y se olvida.

pd1: Hetairómano: ¿no tendrás, ejem, ejem, por casualidad el número de aquella dómina?...Por cierto, planteas una cuestión interesante; si el "macho" se siente realizado pagando...¿no tiene un peso de poder?

Dómina LIbertad; gracias por tu aportación, que entra de lleno en el texto y que queda reflejada en las consideraciones generales.

Nikki; a mí siempre me sorprende que el mayor enemigo de las mujeres...son las propias mujeres, en el sentido de lo que comentas...Es un cambio de mentalidad que no se va a dar de un día para otro, es obvio, pero en estos tiempos cuestionarse un simple invite...

Seda; pues como he dicho en lo general, estoy de acuerdo contigo, hay cosas que no tienen precio...

cliente x; te iba a preguntar por tu intervención, ya que deduzco que fue a las tantas y me pudo el sueño (y es que el tal jose luis moreno no paraba de hablar, y luego otro debate absurdo sobre no sé qué, y luego una fulana de supervivientes que se había pasado por la piedra a tal...vamos, que eran las dos y tú sin aparecer). Decía, que no te pude ver, ruego enlace al respecto o post comentando...pero ya te pagarán, hombre...que en tele5 tienen pela de sobra.

Un abrazo a todos.

Hetairómano dijo...

No, Spirit. Este tipo de individuos NO sienten ni detentan poder por el hecho de llevar ellos la carga económica. En absoluto. El poder lo tienen todo ellas: sus santas. Son unos calzonazos tremendos. Lo que sí sienten es la sensación de "cumplir con el deber masculino". Eso sí. Se sienten aliviados en ese sentido. Pero piensa que este tipo de varones dificilmente van a encontrar otra forma de realizarse en la vida. Son una sociología hiperconvencional. Pero son la mayoría del país.
Mi ex dómina... no vive en España. Es inglesa. La mayoría de las mujeres inglesas tienen una dominatrix dentro. Son mujeres muy masculinas de actitud, chicas duras. Al mismo tiempo son muy femeninas. Supongo que si has viajado por Inglaterra te habrás fijado las bonitas piernas que tienen las inglesas y que siempre, aunque caigan chuzos de punta, llevan minifalda. También te habrás fijado que, aunque salen muy maquilladas y glamourosas, a la cuarta pinta de cerveza ya llevan las bragas colgando de las orejas y se han quitado los zapatos de tacón. Las españolas nunca pierden la compostura cuando beben.
¿Conoces a la pornstar inglesa Ashely Long? Esta onda. En Inglaterra hay miles de Ashley Longs por la calle. Bendito país.

Spirit dijo...

Heteroinómano; desde los tebeos de Bruguera, con el padre Cebolleta a la cabeza pasando por Don Pío, hasta la época actual, con MUJERES Y HOMBRES Y VICEVERSA a la cabeza...qué hombre se puede librar del papel convencional que le atribuye la sociedad? Qué mujer no obstenta el poder en la familia?

Ah...de la pérfida albión tenemos que hablar un día largo y tendido, que vale, serán unos bordes y les tenemos histórica manía porque siempre nos dan ondas con sopa, pero hay que reconocer que están más avanzados y allí el tema es otro cantar....

Y sobre cliente x, pues estoy a la espera de comentario suyo o enlace sobre su intervención, porque la verdad es que me habéis dejado en ascuas...

Un abrazo

lavacamejor dijo...

Si no fuera pq sospecho que no es buen negocio, seria PUTA, sobre todo si continúa estigmatizado. Creo que podría hacer tooodo lo que he hecho en mi vida vainilla por dinero sin parpadear.Pero cuando tienes a TU sumiso colgando en tus manos estás hasta respirando por él, en cuerpo y alma...creo q no puedo vender eso...al menos no por ahora.

Y no es por joderte, Spirit pero somos unos memos...todos. Me han dicho jóvenes y malas lenguas veinteñeras sue si eres joven y quieres novia te toca tener un presupuesto de entre 800 y 400 euros al mes pa mantenerla pq resulta que tienes que ocuparte de su factura del movil, las compras de ropa, transporte, drogas y copas...y como la nena kiera unas tetas nueves pues también. Lo dicho, mema yo por no haber aprovechado eso en mis tiempos y memo tu por no haber nacido tia o chapero.

clara dijo...

Y que pasa cuando sin saber nada de bdsm ni de amas sumisos y demás conoces a un tio que literalmente te dice... Quiero ser tú paganini.. Tú pagafantas... Que me humilles y me saques el dinero ... Eso tb es ser una profesional... O sólo darle lo que tanto anda buscando?