jueves, 3 de noviembre de 2011

UNA ANECDOTILLA SIN IMPORTANCIA QUE ME HACE REFLEXIONAR SOBRE QUÉ TIPO DE COMUNIDAD SOMOS

Comentaba el amigo Alberto en algún post de más abajo que echaba de menos un bdsm más “humano” en el que no primasen los contactos superficiales si no la interrelación de las personas, donde relacionarse y hablar del tema con normalidad, más allá de los deseos, las normas, etc... fuera lo esencial. Y ése comentario me hizo recordar una anécdota que presto voy a contar. Advierto desde ya que la llevaba dentro desde hacía tiempo y ello generaba una mala bilis que me carcomía, así que la mejor cura es echarlo todo por la boca, en este caso teclado, y si las culebras que salen muerden a alguien pues...que se aguante. Para eso tengo un blog tan chulo, para despacharme a gusto cuando me lo pide el cuerpo. Ilustran unas amigas que pasaban por aquí.

La cosa más o menos fue así:

Los amigos del club SOMÉTEME organizan los nosequé viernes de cada mes una comida donde cualquiera puede apuntarse. Se come tranquilamente y luego se va al fetish café, donde se hace un pequeño coloquio o demostración del tema que se trate, se toma una copa y luego pues para casa quien quiera o a jugar quien además pueda.

Por razones que no vienen al caso, lo cierto es que tenía uno de esos días malos y como la mejor forma de huir es hacia delante, me apunté a una de dichas comidas. Como ya soy un poco perro viejo en ésto, inmediatamente deseché la idea de ligar en ella. No porque no se pueda, claro, que en peores plazas hemos toreado, pero ni estaba con ánimos, ni creía que fuera nadie sin pareja, ni estoy metido en el foro aquel, ni....Vamos; que puedo asegurar y aseguro que lo único que tenía en mente era relacionarme un poco, conocer gente, encontrarme con algún conocido/a, hablar en libertad sobre estos mundos, etc...En la línea de ese bdsm humano y de buen rollo que echaba en falta el amigo Alberto.

Por razones que no vienen al caso, me dejaron tirado y tuve que ir sólo. Algo que, en principio, tampoco era ningún obstáculo, pues ya conocía a Dómina Zara, supuse que igual me encontraba a algún conocido más y, además, estaba tan seguro de mí mismo y de mi habilidad para entablar conversación y tal que pensaba que antes de la primera cerveza ya sería el rey del mambo.

Craso error y primera lección de humildad.. Primero he de decir que la iniciativa de los amigos de SOMETEME de organizar estos encuentros me parece cojonuda y loable. Lo que voy a narrar no tiene nada que ver con ellos ni mucho menos pretende desmerecer estos encuentros. Y segundo cabe decir que cada uno cuenta la feria según le va. A mí ese día me fue así, igual el mismo día a otro le fue mejor o quizás en la próxima se cambien las tornas. Las relaciones humanas no son una ley matemática. Y por tercero aclarar que allí se reunieron unas 14-16 personas, así que se distribuyeron en una mesa larga, con lo que de forma inevitable se dependía bastante de dónde te tocase sentarte. Quizás de haber llegado antes me hubiera tocado en otro sector más animado o de otro talante, no lo sé.

La cosa es que me senté en una esquina de la mesa y como no me muevo mucho por el espacio de SOMETEME no conocía a nadie de mi alrededor. A mi diestra tenía a un tipo que podríamos llamar “soso man”, pero bueno, cada uno es como es y no todo el mundo tiene la misma facilidad de palabra. Al menos el pobre se esforzaba en hablar de tanto en tanto. Enfrente una pareja que iba a su bola y que no me cabe duda de que se apuntaron a fin de ir luego al Fetish y disfrutar de sus instalaciones a un precio más módico. Pero bueno, cada uno tiene sus intereses y si la gente no se quiere relacionar tampoco hay que obligarle. Igual no sabían que se podía ir después al local sin haber ido antes a la comida, porque es la única explicación que se me ocurre de que estuvieran allí.

Así que ya todo presagiaba un fiestón espectacular, y se confirmó cuando el camarero tomó nota de las bebidas y todos pidieron agua menos, claro está, este humilde servidor, que ya iba por la segunda cerveza. Como me parecía de mala educación irme, hice de tripas corazón y me predispuse a pasar la comida más aburrida de toda mi vida bedesemenera. Total, entre salir fuera a fumar y masticar tan sólo se iba a estar allí un rato, y cualquiera puede pasar un rato en el Infierno.

He hablado de mis comensales de la derecha y de enfrente. Pero no he mencionado el de la izquierda porque con éste es con quien me quiero cebar especialmente.

Era un tipo que rozaría la treintena, de apariencia agradable, delgado. Iba también sólo y no parecía conocer a nadie. Le empecé a dar conversación y me respondía con monosílabos. “Hola, qué tal, soy spirit, ¿vienes mucho a estas comidas?”-”No” -”Para mí también es mi primera vez, entras en SOMETEME?”. “No”. -”Ah, y por donde te mueves? Yo tengo un blog muy chulo”. -”No me muevo”. Y así todo el rato. Igual el tipo se pensó que yo era gay e intentaba ligar con él, pero me da que su sosería no era la forma diplomática de darme calabazas si no lo que ahora comentaré. Tras unas frases por el estilo de las expuestas, me dí por vencido y ví que el tipo no tenía interés en tener la más mínima conversación conmigo y que sus monosílabos eran la forma educada de decir “déjame en paz”. Al milisegundo de volver a mirar mi plato el tipo literalmente se reclinó en la silla y me dio la espalda. Y entonces me dí cuenta de por qué no quería saber nada de mí.

En la otra punta de la mesa estaba Zara con su marido y varias personas más, entre ellas Foxy. Para quien no la conozca, diremos que Foxy es una dómina profesional de bastante buen ver. Yo le tengo un poco de manía por razones que no vienen al caso, pero al césar lo que es del césar. En esa parte la conversación estaba bastante animada pero no era eso lo que el tipo aquel buscaba. Miraba embobado a la tal Foxy, sólo tenía ojos para ella, sólo estaba atento a lo que ella hacía o decía, sólo le interesaba ella. Y pese a que desde donde estábamos apenas se podía escuchar nada ni ser partícipe de la conversación, el tipo estaba absorto.

Hay que ser comprensivo. Yo también pasaría de mí mismo ante la perspectiva de una dómina rubia de metro ochenta, pero también hay que ser realista. Dejando de lado que Foxy es una dómina profesional, por simple distribución de espacio no se daban las circunstancias para hacer el lelo de esa manera. Pero este tipo iba a lo que iba y le importaba un rábano nada más. Sólo iba a reirles las gracias a la tal Foxy, tener la esperanza de pillar algo con ella y el mundo alrededor le sobraba.

Así que me quedé plantado sin conversación y los intentos más o menos similares con los otros comensales de mi alrededor también fueron un desastre, como he dicho. Los de enfrente porque iban a su bola y el de mi derecha porque el pobre no daba para más, que había que sacarle las palabras con tenedor y parecía que el hombre estuviera en el mismo escenario de un crimen, pobre de mí si me descubren con este vicio, y eso que estamos en un restaurante comiendo sin más. Yo creo que si le hubiera gastado una broma del tipo “mira, ese que entra a por tabaco se parece a alguien de tu trabajo” el pobre se muere de un infarto allí mismo. Hubiera sido más divertido. Al menos, justo es reconocerlo, la sosería de estos comensales venía de fábrica, no era motivada por ningún interés carnal. No quiero de criticar a nadie, pero hay gente insulsa, insípida e insustancial, qué le vamos a hacer, no todo el mundo tiene mi mismo salero.

Quiero dejar claro que no era un problema de altivez, de que fuesen estirados o se creyesen algo y no se dignasen a hablar con meros mortales de la clase obrera. Otro día hablaremos de éso también, pero no es el caso. Creo que además eran gente, al menos el sector de la mesa en el que estaba, que se movían poco por el ambiente, pues no me sonaba de haberlos visto en ninguna fiesta anterior y,lo peor de todo...no conocían mi blog!

Una historia super emocionante, verdad? Pues acabaré de contarla.

Me enteré después, no recuerdo cómo, de que el tipo ese de mi izquierda había ido porque conocía a Foxy, ignoro de qué, y se había hecho alguna expectativa. Foxy, ni que decirlo tiene, pasó de él olímpicamente. Luego fuimos al fetish e hicieron un debate o coloquio o demostración o algo así sobre el spanking. Yo estaba allí tomándome mi cubata y esperando un tiempo prudencial para irme sin que sonase a mala educación. La verdad es que si me quedé fue por Zara, que es una tía cojonuda y tiene un trato exquisito. En tal coloquio, Foxy hizo una demostración, cogió al chaval este y le dió un azote de mala muerte. 30 segundos de tiempo total. Tanto estar absorto para nada. En fin; acabó el coloquio, yo estaba ya despidiéndome de Zara y en esto que vino un grupo de gente que ya conocía de otros fueros y aventuras. Menos mal! Gente que no sólo conocía, si no que hablaba como personas! Que bebían alcohol y sonreían!

Nunca podré agradecer lo bastante a esta gente el que aparecieran por allí, porque mis niveles de depresión eran un tanto altos. También fue una lección de humildad, algo a lo que no estoy muy acostumbrado, ya que yo me creía el rey del mambo y estar tan perdido y desubicado ante esta situación podía conmigo.

La cosa es que me pedí otro cubata y recuperé mi status de rey del mambo charlando animadamente con esta peña, que son gente muy maja. En el grupo había varias féminas, todas ellas conocidas mías, y enseguida nos pusimos a rajar y tal. En esto que el chaval aquel me vio hablando con este grupo y se acercó a mi vera, esperando meterse.

Ah...el dulce placer de la venganza....¿Ahora sí quieres conversación, pedazo de cabrón? ¿Cuando ves que pasan de tí como de la mierda te acercas a mí por el mero hecho de que estoy rodeado de tías? ¿Te das cuenta de que estás solo y desubicado, que todo tu paripé te ha traído un azote de mala gana de 30 segundos y ahora sí que te quieres relacionar? ¿Acaso esperabas algo más?.

Y salió mi vena cabrona y le dí la espalda y no le solté el discurso del párrafo anterior porque al fin y al cabo soy buena persona y no me gusta hundir a nadie. Pero ganas no me faltaron. Pasé de él como de la mierda y deambuló triste y aburrido hasta que supongo que se fue asqueado.

De la velada no hay nada más que contar. Hablé con el grupo, conocí a otra gente, me tomé otro cubata, etc...y luego para casa. Me pude quitar el mal sabor de boca de la comida y ya está. Pero de esta anécdota quiero extraer un par de conclusiones:

Creo que esto es sintomático de lo que se quejaba el amigo Alberto. Estamos ante un mundo, el bdsm, que ante todo y sobre todo sexo. Diferente, raro, no del todo, sí pero no, lo que se quiera, pero que parte de un deseo sexual. Y como tal pues prima...eso. El pillar cacho.

No hay nada malo en ello. Pero es triste ver que ese deseo hace no ver nada más. Nos encerramos en nuestros impulsos y no nos damos cuenta de que el bdsm es un mundo infinito donde mucha gente compartimos una afición común. Y que podemos hablar de ésta afición como personas, independientemente de si pillamos cacho o no. La humanidad, el placer de relacionarnos, la comunicación, la interrelación...tienen tanto valor o más como el pillar cacho. Porque, entre otras cosas, raro es que se consiga algo que valga la pena sin pasar antes por lo que hemos hablado.

Yo puedo asegurar y aseguro que muchos de mis mejores amigos de éstos mundos los he conocido por mera curiosidad de compartir una cerveza con ellos. Hablar de algo de lo que no puedes hablar normalmente en tu ambiente convencional. Y por eso de las primeras personas que quedé fue con un tío de 55 años, que a día de hoy llamo amigo, porque me fascinó compartir estos deseos con alguien y que ese alguien tuviera más experiencia que yo y me pudiera iluminar. Y luego fui quedando con gente, y luego con más gente, y luego...y luego vino lo que tuvo que venir.

He expuesto esta anécdota, aparte de que porque tenía ganas, porque me parece significativa. Pero supongo que cualquier fémina podrá explicar tropecientas de gente que le entra en el chat preguntando si busca algo, ofreciéndole amor y servilismo eterno, etc...sin apenas haber intercambiado un par de frases.

Vamos a lo que vamos y por ello tenemos la comunidad, caso de que tengamos algo, más mísera que nos podamos echar a la cara. No hay ningún sentimiento colectivo de compartir nada. Tan sólo hay miserias, dimes y diretes, piques por cuestiones de cuernos y poco más. No hay una actitud de compartir algo que hace cuatro días no podíamos compartir, ni una visión de ir más allá que satisfacer nuestros apetitos.

Pues creo que ese es mal camino. Desde este espacio abogamos por un bdsm humano, donde relacionarse en libertad, hablar en libertad, debatir en libertad, expresar las visiones, neuras, experiencias, creencias, miedos, deseos, etc...ante gente de cualquier índole y condición que comparte las mismas fantasías sea lo más normal del mundo. Y eso, que no debería ser tan difícil, parece lo más difícil del mundo. Aquí somos 4 y el de la trompeta, creamos grupos cerrados, nos miramos el ombligo y sólo vamos a lo que vamos. Y así, la verdad, no iremos nunca muy lejos.

Ala, ya me he quedado agusto, aunque no tanto como pensaba. La semana que viene no sé de qué irá, pero será también muy interesante. Hasta entonces ya saben; el miércoles la bedesemeniada de rigor y tengan cuidado ahí fuera.

31 comentarios:

Dómina Zara dijo...

Un gran abrazo mi querido amigo Spirit!
Llámame, echo de menos los ratitos en las terrazas:)
Gracias.
DZ

Anónimo dijo...

Tb bebes cerveza? hay algunos q beben cerveza mas alla de mi humilde persona? Y mas de un cubata?? :-O

gracias dios.. gracias... lo digo en serio, a excepcion de la q fue mi Dueña.. y alguno mas... solo agua.. solo agua de continuo. Ojo!! y q despues no habia sesion solo la oportunidad de conocernos de compartir y hablar como personas q pertenecemos a un grupo mas o menos pequeño.

Gracias!!!

lavacamejor dijo...

Pues no te merecías ese trato la verdad. Eres un solete considerado y gran anfitrion, me consta q no eres nada altivo con la gente mas novata y no tienes nada de buitre y respetas el espacio de cada cual. Lo que si es posible es q lo mismo q la gente se pone muyyyy nerviosa y a la defensiva en aeropuertos y hospitales tal vez en esa quedada la gente se sintiese insegura y lo exteriorizase con sosez y falta de comunicación.

Spirit dijo...

Saludos a todos;

Señora Zara; un placer y un honor tenerla por estos lares, ya lo sabe. Por supuesto que habrá terraza, cerveza, hablar de todo lo divino y lo humano...un placer, como siempre. Ha visto que Usted se salvó de aquella velada...que bueno, que son impresiones mías y la feria según me fue, que no tiene más categoría que la de anécdota circunstancial...

Un abrazo

Anónimo/a;no es que beba cerveza...es que la deboro.Total; por uno de los pequeños placeres que da la vida...¿por qué privarse de él? Hombre, otra cosa es mezclar alcohol y juego bdsm, que ahí entramos en terrenos de lo sano, seguro y tal, pero para relacionarse...joder, para eso se inventó, no?

Un abrazo

lavacamejor; pues gracias por tus consideraciones a mi humilde persona, que no seré yo quien afirme pero tampoco que desmienta....yo es que no lo entiendo, la verdad. Si estamos todos en el mismo barco y nos une un interés común...¿qué narices haciendo teniendo miedo de nuestra sombra? Para eso nos quedamos en casa pajeándonos....en fin; que cada uno es como es y como es cada uno....

Un abrazo

ulises dijo...

Querido amigo:

Siempre he dicho que no hay que fiarse de gente que solo bebe agua, a mi la gente así me da muy mal rollo.

Bromas de borracho conocido, que no alcohólico anónimo, aparte; estas cosas siempre pasan en todos los ámbitos de la vida. Nos creemos que como pertenecemos a un grupo más o menos marginal, o mirado raro, todos nos vamos a entender y comprender, pues no señor; es un craso error porque por encima de tendencias (sean de las que sean) cada uno tiene una forma de ser y una forma de ver las cosas, y es que como persona cada uno es lo que le ha salido. Vamos, que el que ha salido "capullo integral" lo será toda su vida, a menos que que lo separa corregir, cosa poco normal.

Lo que quiero decir es que si uno es un "imbécil", lo será casi siempre (hay que dejar un hueco a la esperanza); le guste el BDSM, el Heavy Metal, el punto y el ganchillo o la cría del calamar malgache. Que por encima de todo somos personas, con nuestras miserias y también con nuestras virtudes; y no nos damos cuenta que eso es lo primero que hay que mirar.

Bueno chatín, no sigo, que yo ya debería estar durmiendo como los niños buenos que mañana hay que trabajar, pero es que me he liado y todavía no se como...., bueno si lo se, pero eso es otra historia.

Buenas noches, y suelta lo que tengas que soltar, que es sano, no se si seguro, y fijo que no es consensuado; y esto último es lo mejor, jajaja.

Ulises.

Spirit dijo...

Saludos a todos;

ulises; pues interesantes reflexiones, hacía tiempo que no te prodigabas en algo así y, la verdad, cuando te pones, te pones. Pues sí, aparte de no fiarnos de la gente que bebe agua, pues es verdad que el hecho de compartir una afición/ vicio/ deseo/ loquesea no hace que ya de entrada haya conexión, fill in, etc y esas cosas. Pero yo creo que sí que hay un buen punto de partida para...al menos no estar hora y media callados! Y te digo que nunca me había pasado...en fin; a ver si vienes por Barna y nos tomamos unas pintas, que seguro que ambos tenemos palique para parar un tren.

Un abrazo.

Lady Vanitas dijo...

Hola "Spiritin".

Has dado en el clavo totalmente.

El BDSM como todo en este mundo acaba siendo un bien de consumo rápido.

Experiencias como las que expones en el texto, son las que te hacen plantearte las cosas. Al final si acumulas unas cuantas, acabas por preferir no conocer a más gente porque entre la gente no siempre se encuentran personas.

Un biquiño, desde mi más absoluto retiro de los mundos "bedesemeriles".

Spirit dijo...

Lady; no te retires, mujer, que entonces no nos queda nada en estos mundos que valga la pena...

Y bueno, por ser un poco positivo; todo anverso tiene su reverso y viceversa; cunden más las experiencias positivas y la gente sociable y sana que se va conociendo, que también la hay y a patadas, para bien.

Un abrazo

Ama S. dijo...

Hombre, spirit, vaya noche le diste al pobre, intentando sacarle conversación a la fuerza mientras te bebías hasta los floreros, interrumpiendo sus pajas cerebrales con la rubia. Y luego vas y le das la espalda cuando se acerca a ver si cae una orgía, ¿o no iba de eso todo aquello? Para la próxima irá de amo, a ver si pilla con más facilidad. :P

Ironías aparte, sobre comunidades no opino, solo pertenezco a la de vecinos y a regañadientes, pero solo un par de comentarios de cosas mencionadas de pasada. ¿Los abstemios son aburridos?. Prefiero alguien que bebe poco, o nada, y se divierte sin necesitar la desinhibición que da el alcohol a esos que se ponen pesadísimos cuando llevan varias copas. Y sobre las anoréxicas, ya sé (o quiero creer) que no te refieres a las que tienen una enfermedad (de las más gilipollescas que hay, pero enfermedad y no capricho) sino que lo dices como insulto para las que se encanijan por moda, que son más bien bulímicas, que son las que vomitan. Pero piensa también que algunas comen como lobos y no engordan por genética, y otras viven a dieta y no adelgazan, en fin, que de todo hay y todo es respetable. Para abogar por una confraternización bedesemera sería mejor no caer en tópicos ni simplificaciones.

Un abrazo.

Spirit dijo...

Saludos a todos;

Ama S; además tenía preparados un montón de temas de conversación super interesantes, como los tebeos de Batman, el affaire Lidia Lozano- Ilenia, etc...vamos, un fiestón. Nó sé por qué se los quiso perder :-)

No es imprescindible el alcohol como elemento deshinibidor ni la gente abstemia es aburrida. Yo mismo, en mis (cortos) períodos de desentoxicación, sigo siendo igual de interesante. Pero estamos en el país de Baco y creo que, aunque tópica, se ha entendido la referencia...de todas formas, quizás una respuesta más adecuada a tu planteamiento es que la gente abstemia no es aburrida, pero la gente aburrida no debería ser abstemia ;-)

Y sobre las personas que pueden comer lo que quieran, en cantidades industriales y no por ello engordan...todo el mundo sabe que son seres odiosos que merecen morir entre horribles sufrimientos. No por envidia, si no por justicia. Si estás en ese grupo, que sepas que el grupo que domina el mundo, la logia secreta de "los gordos que a veces nos ponemos a dieta porque nos quedan mal las camisas por dentro y algo tenemos que hacer" iremos a por tí.

No obstante, todos mis comentarios (algunos más afortunados que otros, puede ser) sobre eso no pretenden frivolizar un tema que es evidentemente serio, si no incidir en que estamos en una sociedad absurda que impone además unos valores estéticos con los que no sólo estoy de acuerdo si no que me parecen deleznables. Una cosa es estar obeso, que es un tema de salud, y otra tener "unos kilitos", que es algo agradable y que no nos debería obsesionar.

Un abrazo

Amo Zeus dijo...

HOLA,SPIRIT, TIEMPO SIN VENIR POR AQUÍ ME HABÍA SEMI RETIRADO, PERO VUELVO CON GANAS, VOY A RETOMAR EL BLOG.

ME ALEGRA VER QUE SIGUES CON EL BUEN HUMOR DE SIEMPRE, ME ESTOY PONIENDO AL DÍA Y VEO QUE LAS BEDESEMENIADAS SIGUEN CON BUEN NIVEL.

SOBRE EL TEMA QUE TRATAS EN ESTE POST, PUES TE DIRÉ QUE NUNCA HE IDO A NINGUNA DE ESTAS COMIDAS DEL SOMETEME, PERO ME HABÍAN DICHO QUE LA GENTE DE ALLÍ ES BASTANTE SOSA, PREPOTENTE Y "CON MUCHA HAMBRE".QUE LES FOLLEN A TODOS, YO CREO QUE TU ERES MUCHO MEJOR. COMO, POR OTRA PARTE, DEMOSTRASTES.

A VER SI RETOMO EL HÁBITO DE IR ENTRANDO POR AQUÍ...AH! Y FELICIDADES POR LOS TRES AÑOS, AUNQUE CON RETRASO.

attella{C2} dijo...

Spirit, sabes, me ha pasado en algunas fiestas bdsm de acá, de mi país, que la gente se conoce de antes, no mira al del lado..ect...y se produce esa sensación de "que hago aquí".

yo soy muy tímida, y por razones geográficas el Amo no puede acompañarme y voy solita a esos eventos, y a veces me cuesta mucho relacionarme, y una se desanima.

y es precisamente por que las personas van de cacería, o tan absortos de su propio interés que no ven a nadie mas...el Amo me dice que este mundo no es mejor ni peor que el mundo "de afuera".

besitos de una kajira y fiel seguidora de tu gran blog

Spirit dijo...

Saludos a todos;

Amo Zeus; qué alegría, bienvenido de nuevo a este espacio. Me preguntaba qué sería de tí, pensaba que no querías nada con los pobres mortales ;-)

Sobre la comida aquella, hombre, siendo justos yo sólo puedo hablar de los que me tocaron en mi parte de la mesa, y siendo igualmente justos tampoco emplearía la palabra prepotentes. Sosos y con hambre sí, la verdad, pero cada uno es como es y eso no es lo malo. Lo malo es que no les importaba y/o no hacían nada para solucionarlo o mirar más allá. Triste mundo....

Un abrazo y bien hallado.

attella(C2); pues veo que los problemillas que comento en cuanto a ésto de las relaciones en esta nuestra comunidad son universales; hambre de carne, desinterés por el de al lado porque a) venimos a lo que venimos b) no queremos conocer a gente que no podamos follar c) somos la creme de la creme, etc...

De todas formas, aunque es cierto que los bedesemeneros no somos mejores (ni peores) que la gente de fuera, yo quiero volver a insistir en lo positivo; he conocido mucha gente muy maja y una experiencia un tanto...er...aburrida no me va a impedir seguir haciéndolo.

Un abrazo.

Anónimo dijo...

Creo,simplente de esta "anectota" que cuentas,que el problema fue que te dejaron tirado, si no, la misa la cantarias de con otra musica.

Otra vez sera Querido Spirit o perro viejo, como mas te guste.

Anónimo dijo...

Buenos y lluviosos días!

Bueno Spirit, está claro que en todos los grupos sociales, comunidades, sectas (legales o no), las puertas de las guarderías, la sala de espera del médico, hasta en el patio de los colegios pasando por nuestros centros de trabajo... Estas cosas pasan. Que aquellos iban a lo que iban (pillar cacho) y no veían o no querían ver más allá... No sé. Puede ser. Pero, ¿no sería quizás que tenían mucho miedo? A veces la gente actúa así por protegerse, por inseguridad.

Una cosa está clara: sea por miedo, por timidez grave, por prepotencia o por lo que sea que miren por encima del hombro a otras personas o ni las miren, no deberían olvidar que Chanel nº 5 no mea nadie.

Ellos se lo perdieron. Con lo salao que eres tú...

Besos!

Seda.

Spirit dijo...

Anónimo/a; si hubiera ido acompañado sí que la cosa hubiera sido diferente...hubiera tenido alguien con quien hablar, ya que la persona que no pudo ir conmigo es un colega de estos mundos con el que no hay ninguna implicación sexual...¿ves como siempre estamos pensando en lo mismo?

Seda; yo lo entiendo todo, o al menos eso creo. Puedo entender que no todo el mundo se puede relacionar bien (a mí, pese a lo que digo, también me cuesta a veces), puedo entender el miedo si se es novato, puedo entender...puedo entenderlo todo, e incluso justificarlo. De hecho, lo que más odio de mí mismo es mi capacidad de comprensión. Pero me cuesta entender que si te dan un poco de pie afable vayas a lo que vayas y pases de todo, como el chaval ese, o que no te apoyes en alguien que te da pie a ello, como el resto. De todas formas, ya te digo, fue en ese "sector" de la mesa.

Gracias por lo salao ;-)

Y, por cierto, otro día igual me explayo con el tema de la altivez y el creerse alguien...lo que pasa es que aquí tendría que entrar a contar cosillas un tanto indiscretas y si por contar una choorrada ya han insinuado que mi escrito es por no "pillar cacho" como largue de lo que en verdad pienso no sé con qué me pueden salir esos anónimos tan valientes....

Un saludo

Tesa dijo...

Yo creo que, en cualquier contexto (reuniones entre gente desconocida: bedemesemeros, singles, excursiones de senderismo, viajes culturales guiados...), todos vamos a nuestra bola y todo gesto amable de acercamiento, esconde un interés particular.
A veces el entorno no es coincidente con nosotros y ...hasta parecemos invisibles. Y otras... ¡triunfamos nada más llegar!
Tenemos que aprender a llevar ambas situaciones, porque ambas existen.

Spirit dijo...

Saludos a todos,

Tesa, supongo que sí, que tienes bastante razón en lo que mencionas, pero...no sé, yo diría que entre una cosa y otra hay un término medio que a veces se echa en falta....

Un abrazo

Anónimo dijo...

Disculpa. pero seras tu el que siempre piensas por el lado sexual, mi comentario no hace menccion en ningun momento a nada de eso.

Como he dicho antes, otra vez sera Querido Spirit o perro viejo, como gustes querido

Spirit dijo...

Anónimo/a; disculpe, había entendido mal su comentario.

Vecino dijo...

A mí me gusta beber una copa cuando salgo. O dos. Bueno, vale, quizás tres ... o más.
De por sí, soy un poco retraído y me cuesta entablar conversaciones. Por eso se agradece que alguien te ayude a involucrarte en un ambiente desconocido.

Por buscarle una explicación, es posible que el pobre tuviese miedo a salir sodomizado (por ti) si te daba pie a esa charla, cuando su fantasía iba por otros derroteros.
En cualquier caso, eres una mierda de sumiso (con todo mi respeto) ya que le puteaste de lo lindo en cuanto tuviste ocasión.
Jajaja.

Un saludo

Spirit dijo...

Saludos a todos;

Vecino; ya lo hemos dicho antes, que no se trata de beber o no, si no de que la gente abstemia no tiene porque ser aburrida pero la gente aburrida no debería ser abstemia...quizás por eso yo iba por la segunda y tercera cerveza ;-)

Pero ahora que lo deces, puede ser que tuviera el miedo que comentas, porque le dije de ir al lavabo ý no me quiso acompañar, y eso que se había fundido la bombilla y no había luz ;-)

Un abrazo

Despertant dijo...

Hola Spirit :)
Una pena que no coincidiéramos. He asistido a algunas de esas comidas y me hubiera encantado encontrarte allí y fer-la petar un rato.
Me ha gustado mucho lo de "...entre otras cosas, raro es que se consiga algo que valga la pena sin pasar antes por... humanidad, el placer de relacionarnos, la comunicación, la interrelación... Por suerte, somos más de uno que pensamos así ;)
Como siempre, un placer leerte. Un abrazo!

Fetish Café - Comidas dijo...

Buenos días,

Llego a tu blog a leer esta entrada porque Dómina Zara me dice que sería interesante que lo haga.

Hasta que he descubierto que la comida a la que asististe era la del día del Spanking no he tenido seguro si yo había estado o no pues, aunque intento acudir por aquello de contribuir al movimiento social, lo cierto es que a veces me pierdo algunas.

Yo no conocía tu blog y tampoco a tí, seguramente tu tampoco me conozcas a mi ni a mi blog y no por ello yo me atrevería a decir que te mueves poco en el ambiente real.

El día de las comidas las personas que acuden después al Fetish Café contribuyen con su entrada como todo hijo de vecino al mismo precio que cualquier otro día, el UNICO día que el Fetish tiene un precio más alto en la entrada con cosumición es en la fiesta mensual por motivos más que obvios.

Es por lo anterior que la pareja que citas no estaba allí para aprovechar el Fetish a un precio más económico, tu afirmación me ha parecido una osada y malintencionada sentencia.

Me parece una falta de respeto para los que allí estuvimos el desglose que haces y me parece que juzgar, clasificar y sentenciar como lo haces debe hacerse desde la objetividad pues compartiendo puntos contigo y tu manera de verlo sinceramente creo que te has pasado.

Por cierto las comidas no las organiza Sométeme, estas comidas tienen un largo recorrido y al frente de las mismas han estado distintas personas pero NO pertenecen las comidas a Sométeme a quienes sí les pertenecen otras iniciativas interesantes y estupendas.

Desde este mes las comidas han pasado a formar parte de una nueva idea de relación justamente para definir ser y estar, es así que será el Fetish Café y sus colaboradores quienes se encarguen de ellas, por si te interesa;

fetishcafecomidasbdsm.blogspot.com

Saludos y hasta la próxima.

angzalais dijo...

Me acabo de dar cuenta que el comentario anterior se ha debido publicar como el usuario fetishcafecomidasbds que es con el que estaba conectada pero aclararte que esas palabras no pertenecen al grupo de comidas porque obviamente el grupo como tal no habla, pero sí yo angzalais, que es quien te lo ha dejado.

Disculpa el despiste.

Spirit dijo...

Saludos;

Despertant; pues sí, es una lástima...pero ya coincideremos en alguna ocasión ;-) Me alegra que te guste ese bdsm más humano por el que abogo y que se basa en la relación como personas :-)

Un abrazo

Spirit dijo...

angzalais;

En primer lugar, no me duelen prendas en pedir disculpas si en algunas de mis afirmaciones he cometido algún error de tacto y he sido injusto y/o inexacto con ciertas apreciaciones. No era la intención, y desde luego ruego tengas presente que muchas veces el tono distendido y totalmente subjetivo de éste espacio me juega alguna mala pasada. Ruego muchas veces tengas presente ese tono de humor que, lo reconozco, no es justificante de las inexactitudes que mencionas.

Aclaradas quedan las inexactitudes con tu comentario y te reitero mis disculpas con las expresiones que hayan podido dar una imagen distorsionada.

En segundo lugar, todo lo expuesto corresponde a una visión subjetiva, personal y no necesariamente ha de ser exacta, pues es, eso, exponer una serie de impresiones. En un párrafo bastante explícito del escrito anoto que simplemente a mí ese día me suscitaron esas impresiones en base a unas anécdotas personales, pero que la iniciativa de las comidas y cuantas se hagan me parecen totalmente loables y estoy seguro que a lo mejor ese mismo día con otras circunstancias o lo que sea la visión hubiera sido totalmente diferente. He intentado en el escrito separar un poco mi visión subjetiva y lo que no deja de ser algo que yo viví o sentí del resto de la iniciativa. Quien sabe; igual de haberme sentado a tu lado o en el de cualquier otra persona un poco más predispuesta o afín la cosa hubiera sido diferente. También matizo esa circunstancia, por lo que todos los que fueron no han de sentirse alulidos. De hecho, si afirmo que los que me rodearon como comensales en la mesa no son habituales es porque fue de lo poco que me dijeron, pero ahí entra la literatura humorística de decir que encima no conocían mi blog que, desde luego, ni tienen por qué hacerlo ni ha de ser lo habitual.

Aún en el tono distendido, aquí ni se dan nombres ni nicks y se dice claramente que cada uno es como es. Incluso yo, con mis defectos. Pido disculpas de nuevo si alguien se ha sentido herido, pero tampoco veo motivo más allá de generalidades, ya ni es mi intención insultar ni ofender ni creo haberlo hecho.

En realidad, lo que quería cargar las tintas es el caso, real y aquí si que lamento no tener otra visión, del chaval ese que pasó de mí porque iba a lo que iba y con ese hecho reflexionar sobre uno de los males de nuestra comunidad, que es que muchas veces no vemos más allá de nuestros deseos. Eso pasa en todas las relaciones, en todos los medios (chats, sobre todo, etc..) y aproveché ese caso, insito de nuevo, personal, subjetivo y localizable, para divagar al respecto.

En todo caso, os animo a todos los que organicéis este tipo de actos a seguir en ello y estoy seguro de que yo asistiré a otra de ellas y, mira, será un mejor día y la crónica será totalmente diferente.

Un abrazo y te reitero mis disculpas.

angzalais dijo...

Spirit,

Tengo cierto tono de Señorita Rottenmeier, incluso cierta pose de estirada así como si me hubiesen metido un palo de escoba por el culo y en lugar de moverlo para darme gusto lo dejarán quieto para ponerme de mala leche... pero descontando esas pequeñísimas cosillas, y algunas bastantes otras más que no comento por no extenderme, la realidad es que soy un amor de persona, una mujer dulce y encantadora que siempre tiene una palabra amable para todo aquel que se cruza conmigo.

Dicho esto aclarar que lo mío no era una bronca, que no hacían falta las disculpas, que he creído captar correctamente el tono igual que creo que tu sabrás captar el mío y sobre todo aclarar que simplemente era crítica constructiva en el mismo tono abierto que tú te expresas vamos; sin remilgos.

Sí hay cosas en el escrito que ya te dije que...pero también te dije que en muchos puntos coincido contigo y esto último creo que es lo importante porque para tenerle antipatía a alguien no necesito mucho pero para coincidir en puntos de vista con alguien ya necesito un poco más, así que por mi parte me quedo con lo positivo.

Te dejo la puerta abierta a que si coincidimos me hagas miles de cumplidos y así luego cuando escribas criticando ese encuentro compartido yo no venga a darte la vara.

Me llevo tu abrazo y los saludos, ahora no se si me dejaste besos y como tienes tantísimos comentarios me da terrible pereza bajar hasta abajo a mirarlo así que te dejo besos para ti pero si tú no dejaste para mí no te los lleves o me obligarás a llamarte descortés.

Hasta pronto ;)

Spirit dijo...

angzalais; me dejas más tranquilo, porque con mi visión puntual y personal no quería yo empañar la labor que se están haciendo con estos encuentros y mucho menos desmerecer los mismos ;-)

No dudo que sos un encanto, como dirían los argentinos. Yo no, he de decir, pero ya lo comprobaremos en la próxima comida :-)

Y besos siempre, por supuesto.

Un abrazo

Ladonainvisible dijo...

:) vaya cola, de halagos, de encuentros y complicidades.

Pero vaya por delante que cada cual es como es...

Pienso que antes de sentarnos en una mesa con desconocidos, es primordial otear.

Y lo digo con cariño, pero es algo imprescindible si queremos comer tranquilos y poder sonreir y charlar con el projimo, del ajo o la sal.

Sea del BDSM o de los Ordenadores spectrum, un grupo, que tiene ciertos lazos, que tiene espectativas y que tiene pocos momentos para desarrollar el tema, supongo que es natural que cada cual vaya a su feudo.

Así que antes de sentarme en una mesa... procuro observar antes a quien está y decidir yo quien será buen compañero o no ( despues el tiempo da o quita razones )

Lo que si pienso es... coño cuanto hace que no voy a una comida... a la proxima me apunto, dame datos para hacerme la antipática Spirit ;)

Besos a todos/as

Spirit dijo...

Ladonainvisible; ben retrobada, que feia temps no sabiem res de tú.

Pues tomo nota del consejo de otear antes el panorama, pero creo que en cualquier encuentro entre desconocidos siempre se da un factor de "riesgo" que hay que asumir...aparte de las circunstancias, que si llegas cinco minutos tarde, que si te dejan en una esquina porque todo el mundo quiere sentarse al lado de Zara, que si...

Pero nada, si te apuntas a alguna, dímelo. No obstante, hacerse, e incluso ser, antipático/a es muy fácil. Lo difícil es ser eso, afable, amable, sociable e interesante.

Un abrazo