jueves, 23 de mayo de 2013

QUÉ FUE DE...NINA?


“La coincidencia es el lazo secreto que une al mundo, Boston Brand….¿has estado muerto todos estos años sin saber eso?” (Alan Moore, THE SWAMP THING SAGA).

Yo la conocí como Nina, aunque su Nick más habitual era Canela. Tenía otros muchos que he olvidado y supongo que muchos más que nunca supe. Su nombre real no importa, claro. Sé que se burló despiadadamente de mí en al menos tres ocasiones. Puedo demostrar más allá de toda razonable que me engañó en al menos otras tres. Jugó conmigo y con mis ilusiones, me dio una de cal y montañas de arena, nunca supe lo que quería y, aunque la conocí gracias al bdsm, llegué a la conclusión que éste no le interesaba una mierda. Por lo que luego he sabido y/o deducido, es una de esas personas que en otras circunstancias no me hubiera acercado a ella ni con un palo, y creo que el sentimiento es mutuo.

Leyendo el párrafo anterior, puede parecer que este será un escrito destroyer donde voy a descargar mi mala bilis y toneladas de frustración. Pero nada más lejos de la realidad. En mi fuero interno, le tengo una gran estima a Nina y durante un tiempo fuimos buenos amigos. Le debo el estar aquí y nunca se lo podré pagar.

Como ya saben todos aquellos que hayan leído la frase introductoria, la coincidencia es el lazo secreto que une al mundo. Pequeños actos nimios que nos llevan en una dirección o en otra y que ni siquiera percibimos. Los lectores de tebeos sabemos mucho de esas realidades alternativas en las que por cruzar por un sitio en vez de por otro te atracan y te mueres o encuentras a la mujer de tu vida o algo así. Normalmente lo que pasa es nada, que simplemente has cruzado por un sitio en vez de por otro, pero a veces…a veces la coincidencia une al mundo. Tu mundo, al menos.

Ella fue la primera persona que me hizo caso en un chat. Y ello fue lo que me incitó a volver. Y ello fue lo que me hizo ilusionarme. Y, como suele decirse, el resto es historia. Una historia que no cabe contar aquí. Contemos la que toca, que es la suya, la mía, la nuestra. Una  historia que cambió mi vida, pero que en verdad se puede resumir en un tuit.

La cosa fue más o menos así; hace 14-15 años yo iba por todos los chats de mala muerte (e incluso de buena) que tuvieran algo que ver con el bdsm buscando Ama y recibiendo por igual ignorancias varias, llamadas más o menos educadas a que no fuera tan patético y, en el mejor de los casos, un “chaval, no molestes”. Todos hemos empezado de alguna forma. Nadie me hacía caso, lo cual a día de hoy comprendo perfectamente. No se puede ir así por  la vida (o por los chats) pero oye, era joven y tonto. Lo segundo lo sigo siendo, pero he aprendido a conversar mejor. A lo que iba; si tenéis en cuenta que a finales de los 90 todo el que sabía de informática y tenía un garaje creaba un chat, ya os podéis imaginar que la lista de sitios donde me aburría o me rechazaban era bien grande. Pero no iba a desistir; quería encontrar a alguien que tuviera estas fantasías sí o sí y lo iba a hacer. Tenía tiempo y esa determinación que da la inconsciencia.

No recuerdo todos los chats en los que entré. Creo que sólo queda a día de hoy el famoso IRC-HISPANO, que fue el primero del que me echaron. La cosa es que un día encontré el chat ozú, del que hablé un día aquí y que fue cantera de muchas de mis relaciones y la mayoría de los amigos de este mundillo.

Y lo fue porque un día que entré en dicho chat una mujer, de Nick Nina (por eso CANELA siempre será para mí Nina), al escuchar mi patético llamamiento de “soy sumiso y busco ama en Barcelona” contestó. Bueno, contestó algo así como “ah, si? Y qué tipo de sumiso eres?” o no sé qué. No lo recuerdo bien y estoy seguro que lo hizo porque o bien estaba aburrida o bien quería cachondearse un poco de este pringado que acababa de entrar. La cosa es que yo hace 14-15 años me ilusionaba, capacidad que he perdido con la edad para mi desgracia. Para acabar de contarlo todo, era por la mañana, yo estaba de vacaciones o algo así y en la sala no había más que dos o tres mataos.

No recuerdo lo que le contesté, seguro que no fue nada memorable ni ingenioso ni estupendo. A día de hoy no sería ni un tuit de segunda de la gente que se pasa todo el día en twitter. Pero luego ella me preguntó alguna otra tontería y seguro que le respondería alguna otra tontería y creo recordar que al cabo de pocos minutos dijo algo así como “me tengo que ir, si quieres nos vemos mañana aquí sobre esta hora”.

Y claro, yo al día siguiente estuve allí como un clavo. Ya he dicho que era joven y me ilusionaba con todo. No puedo asegurar si apareció ella o no. Seguramente no. Pero yo estaba dispuesto a pasar todo el tiempo posible en ese mierda chat hasta que volviese a coincidir con ella.

El proceso que viene después es difuso. Pasé bastante tiempo en ese mierda chat hasta integrarme en él. Fui cambiando mi coletilla de “busco ama y tal” por una cierta conversación. Fui conociendo gente, entre ellas un sumiso cachondo de Madrid que me enseñó todo lo que sé y que se resume en tomar tan en serio el bdsm hasta que puedas reírte de él. Hice amistad con un tal AMO, y 14 años después me sigo tomando cervezas con él cada semana. Y conocí a una rubia de nada ligero acento andaluz que a día de hoy sigue siendo mi último pensamiento el minuto antes de dormir. Y….en fin; que  fui hablando con gente y ya no entraba por si veía a Nina, si no para pasármelo bien.

Pero coincidí con Nina, por supuesto. No recuerdo si pasaron unos días o alguna semana. No fue mucho, eso sí. Se acordaba de mí. Me dio su número de teléfono y me dijo que estaba casada (vaya, los sumisos no somos los únicos hijosdeputa que engañamos a la pareja). Nos enviábamos mensajitos y a mí me hacía mucha ilusión. Creo que lo hizo porque me vio un poco integrado en ese sitio y bueno, este  chaval parece tan tonto que debe ser inofensivo. No puedo probarlo, pero estoy seguro que a veces me entraba con otro Nick para cachondearse un poco de mí o ponerme a prueba, aunque no sé bien de qué. Recuerdo un Nick llamado Glauca que me dio una caña tremenda y a la semana siguiente a alguien decirme que detrás de ese Nick estaba Nina/Canela. Cosas de los chats, qué le vamos a hacer.

En todo caso, fue ella la primera que me habló de un local de mala muerte semi-clandestino que algunos usuarios del chat habían creado donde Cristo dio las tres voces. Me prometió avisarme la próxima vez que fuera y yo soñaba con esa opción.

Un día ella fue pero no me avisó. Bueno; me avisó con un mensaje a las tres de la madrugada que vi al día siguiente y que casi muero de frustración al leerlo. Algo así como “he estado en el local de Mara y te he echado de menos”. Y yo me pregunté; “si me has echado de menos por qué no me has avisado?” Supongo que entonces vi que no podía contar con ella. Da igual; ya estaba dentro. Otros usuarios del chat me lo mostrarían.

El cómo fui al local de Mara por fin y cómo conocí allí a mi primera Ama (no profesional) es otra de esas historias que no caben contar aquí y que serán objetos de nuevos capítulos de esta emocionante serie. Pero sigamos con nuestra historia.

En nuestra historia Nina y yo desarrollamos una cierta amistad a través del chat. Al poco yo estaba perfectamente integrado en el grupo y la faceta de “proyecto de amantes clandestinos que se envían un mensaje de vez en cuando” se fue diluyendo. Creo que fue culpa mía, que derivé hacia otras personas que me daban más cuerda. O igual fue culpa suya, que tenía un punto de inconsistencia que no le acababa de pillar. La cosa es que fui haciendo un grupo majo de gente del bdsm. Algunos serán también objeto de esta serie porque les he perdido la pista. A otros, muchos, los llamo a día de hoy amigos y los sigo viendo 14-15 años después, como ya he dicho.

Nos seguíamos viendo en el chat y nos seguíamos llamando de vez en cuando. Dejó de ser un ser abstracto cuando después de algunos meses la conocí en persona. Quedamos para comer y vi a una mujer de mirada felina, aguda inteligencia y gran saber estar. Me encantó conocerla en persona, pero por aquel entonces yo ya estaba en otros derroteros y ella supongo que también. Siempre he tenido la impresión de que ella pensaba, al menos al principio, que era un pringao más del que no volvería a saber y que se encontró con algo que no esperaba; un pringao, sí, pero con capacidad para relacionarse y decir cosas.

Nos volvimos a ver dos veces más. El tiempo es difuso, pero yo diría que estoy hablando de un período de algo menos de un año. No sé si cometo una indiscreción si digo que en el último encuentro tuvimos una especie de sesión. Creo que no, porque había más gente y porque sé que ella misma lo ha dicho. No fue bien, he de añadir. Creo que ella buscaba otras cosas ajenas  al bdsm, y a mí, como se diría por aquel entonces, lo vainilla me sabe a nada. Creo que ella es lo suficientemente inteligente para comprender la magia del bdsm, pero demasiado hedonista para sentirla. O quizás, la sintió, pero no conmigo y no esa noche. No lo sé. Igual sólo buscaba una emoción en el bdsm y yo no era lo suficientemente emocionante. Repito, no lo sé.

Tuvimos buen fill in, pero estábamos en diferentes órbitas. Le hice un poema el día después, que todavía conservo. Fue un poema sentido, porque me sabía mal que ella no hubiera disfrutado lo que esperaba. Luego me han llegado algunos comentarios sobre ese encuentro por su parte que creo que sobraban, pero no se los tengo en cuenta porque soy buena persona y porque con los años he desarrollado una capacidad de pasar de todo acojonante.

Esta emocionante historia llega ya a su final. De forma natural, dejamos de ir entrando en el chat. El local de Mara cerró. Cada uno fue yendo por su lado poco a poco. Los grupitos mantuvimos el contacto de alguna forma, pero la vida siguió. Yo entré en una relación intensa y emocional que marcaría mi vida y ella no sé lo que hizo o dejó de hacer.

Todavía recuerdo nuestra última conversación. Fue hace 8 años o por ahí. La llamé para felicitarle la navidad o algo así. Me dijo que estaba un poco apartada por temas familiares o similar. Me habló de algo que había salido más o menos nuevo llamado blogs y me animó a crearme uno. Que escribía muy bien y eso no debía perderlo. Quién sabe; quizás fue el germen de este espacio.

No he vuelto a saber de ella. Cuando he preguntado, algunos viejos usuarios me han respondido con generalidades, pero nada concreto. Supongo que seguirá con sus cosas, pero en otros ámbitos  más fructíferos.

No creo que lea estas líneas y, es más, no sé si quiero que lo haga. Lo releo y no estoy seguro de que refleje el aprecio que en verdad le tengo, pero oye, tenía que contarlo todo. Si me lees, Nina, quiero que sepas que sí, que te aprecio. Que fuistes el acto que originó todo lo que vino después, aunque no fuiste consciente de ello, y nunca te lo podré agradecer bastante. Que sí que tuvimos buen fill in y una sana amistad, aunque fuéramos en ondas diferentes. Que gracias. Que espero que te vaya bien y seas feliz. Que espero que hayas encontrado lo que buscabas, yo lo hice y fue gracias a ti. Que sé que eres muy inteligente y buena persona, sólo que yo no pude seguir el ritmo. Quizás fue culpa mía, que no supe, no vi, no intuí. Quizás estaba escrito que tu papel fuera encaminarme por el sendero, pero el resto era cosa mía. Quizás mi papel en la tuya fuera hacerte aquel poema y poco más. No lo sé…es tan misterioso el jardín de los senderos que se bifurcan…Pero gracias, de verdad.

Para la semana que viene está prevista una entrevista, pero ya sabemos que el futuro es aquello que esperamos hacer y luego pasan otras cosas. En todo caso, recuerden que a lo largo de la semana la idea es subir una BEDESEMENIADA, que estamos que lo petamos, y sea entrevista sea nueva ida de olla, de algo hablaremos. Hasta entonces, recuerden que el mundo no terminará con una gran explosión, si no con un gemido.

14 comentarios:

lavacamejor dijo...

me encanta cuando le entonas rancheras a mujeres imperfectas e inconclusas.

Spirit dijo...

lavacamejor; nunca había pensado en las mujeres protagonistas de esta serie con esa definición, pero me encanta ;-)

Un abrazo

matango dijo...

Ya te he dicho en otras ocasiones que estos posts son de los que mas me gustan: informan y entretienen, ademas de incidir otra vez mas en la parte mas tierna y natural de estos mundos.

nim dijo...

En realidad no son las casualidades, es el hermoso caos que nos mantiene unidos, y me encanta ver que otros tambien lo ven y saben reconocer cuando se topan con el.

Me estan enganchando tus "que fue de..."

Saludetes

Spirit dijo...

matango; en verdad el bdsm real no está lleno de divinas mega amas de la muerte, si no de "ninas" que pupulan por estos mundos...lo cual a veces es bueno y a veces malo, pero es así....

Un abrazo

Nim; pues sí, el caos que nos gobierna nos lleva por senderos inexcrutables, que diría el filósofo...me alegra que te guste la serie! Te aseguro que tiene cuerda para rato...

Un abrazo

Ecléctica dijo...

Cuando anoche estaba leyendo el post "Que fue de", me deje llevar por mis propios recuerdos, a veces buenos y otros no tanto, recordé esas amistades que se fueron quedando en el camino y esas otras que aun mantengo y me fui a la cama con una sensación extraña, pero dulce. Por eso te hago saber que en mi ya tienes, bueno tenias, a una nueva fan de este hilo, asi que aqui me quedo a la espera del siguiente y con muchas ganas de leer mucho mas.
Saludos.

Spirit dijo...

Ecléctica; supongo que cada ser tiene su propio recorrido emocional por estos mundos de la vida, y más cuando se entrecruzan temas tan íntimos, mágicos y que nos definen como el bdsm. Es verdad que se va quedando gente por el camino, viajeros que nos encontramos hasta llegar aquí. Y lo bueno es que seguimos caminando...Me encanta que te guste esta serie! Ya te digo que, como siempre, "calla más de lo que dice/ pero dice la verdad".

Un abrazo

Anónimo dijo...

En muchas cosas me siento muy identificado.

Meterse las primeras veces en un chat de estas cosicas dónde se supone que vas a encontrar personas que comparten tus más oscuras fantasias es como volver al instituto.

Te ilusionas cuando te hacen caso, y a veces te pasas horas esperando a que aparezca el nick que te gusta (puede sonar absurdo pero es tal cual xD), y cuando aparece se te sale el corazón por la boca y se te abren los ojos como platos jajajaja (estás pillado por un nick!!!). Luego cuando le escribes algo, todo lo simpático y majo que habias sido hasta ese momento se convierte en plomiza sosez por tu parte. Y tienes hasta tus momentos de celos (si si, lo confieso), que no muestras en ningún momento porque se supone que eres un caballerete.... pero que se traduce en más sosez por tu parte jajaja. Con el tiempo todo esto de los chats, el femdom y el BDSM se desidealiza y lo ves con más naturalidad....

Incluso eso que cuentas de estar con cuatro "mataos" me suena muy pero que muy familiar, yo procuraba conversar y ser simpático con los mataos, pero la mayoría te dejaban claro como el agua, que si no eras nick de mujer y empezando por mayúscula les daba absolutamente igual lo que les dijeras (a lo mejor se pensaban que queria ligarmelos xD). Entre los que no eran así luego me he hecho los mejores amiguetes por internet. También te haces amiguillas, sumis, amas y alguna que ni sabe ni le importa, y acaba siendo eso lo mejor que sacas, los amigos que haces en cada punta de la peninsula y de el extranjero. A fin de cuentas son ell@s los que se comieron las horas de privis contandoles que si te gustaba funalita pero que no te hacia caso blablabla..... los amores "platonico-adolescentes" pasan, pero esos amig@s no, ¡como en el instituto!.

No pierdes "duende" Spirit.

Un abrazo.

Spirit dijo...

Anónimo; gracias por tus exponer tus experiencias en esto de los chats en las que sí, compartimos visiones comunes...yo creo que todo en esta vida son etapas y es normal que por algún sitio se haya de empezar y cometer errores/torpezas/experiencias negativas/tonterías/etc...pero luego, a lo largo del tiempo, repasas un poco y te queda algo bueno...

Un abrazo

Anónimo dijo...

Spirit, soy el navegante, iba a poner elnavegante como firma (no logro entrar con la cuenta de google no se porque), pero se me olvidó, así que dado los antecedentes la próxima firmaré como "eldespistado" xD.

eldespistado (para que esperar la próxima vez).

Cruel Dama dijo...

Creo que todos más o menos hemos vivido de un modo u otro experiencias similares a las que relatas en el post. (Sí, claro que yo también tengo las mías) ;)

Lo que se desprende de tus palabras es una gran ternura y tu forma de encauzar la narrativa, engancha.

Un blog que recomiendo y sigo. Gracias por ello.

Spirit dijo...

el navegante; la verdad es que iba a poner mi coletilla de "por favor, firmad aunque sea con un Nick los comentarios para no tener la impresión de estar dirigiéndome a un ente", pero pensé...igual es alguien que no quiere salir de anonimato, con lo que mola hacerse notar! En fin; me alegro que seas tú y hayarte de nuevo por estos lares.

Un abrazo

Cruel Dama; gracias por sus comentarios, yo también sigo su blog, que tengo enlazado...y sí, la verdad es que si los chats hablasen creo que cada uno/a tiene su rosario de experiencias...oye, para eso están!

Un abrazo

DOMADORA dijo...

LO QUE LA VIDA ME HA ENSEÑADO SIN SER LA DUQUESA DE ALBA... SI DESPUES DE TANTOS AÑOS AUN TE PREGUNTAS COSAS SOBRE ELLA Y LE DEDICAS PENSAMIENTOS -POCOS O MUCHOS-... DIME UNA COSA... AHORA QUE LOS MOVILES SON BARATOS... LAS LLAMADAS A MOVILES MAS BIEN,,, POR QUE NO MARCAS SU Nº Y ESPERAS... SOLO POR SABER QUE PASA?... A MI, LA CANCION LICO MANUEL DEL ULTIMO DE LA FILA... ME PARECE MAGISTRAL... CON LOS AÑOS -QUE NO PASAN EN BALDE-, ME VOY DANDO CUENTA DE QUE A VECES HA PASADO GENTE POR NUESTRA VIDA QUE NUNCA SABRA LO QUE NOS IMPORTO...

BESOS -DOMADORA-...

Spirit dijo...

DOMADORA; Como siempre, un placer saber de vos, pese a esta inconstancia que tienes entre aparecer y desaparecer largas temporadas...

Pues mira; en el caso de que conservase su número (que no lo sé), en el caso que, de conservarlo yo, no lo hubiera cambiado ella (en 7-8 años da para mucho), en el caso de que yo lo tenga y ella no lo haya cambiado y la llame...¿qué le digo? Creo que es más importante el post aquí reflejado que lo que le pueda decir...que igual escrito parece mucho misticismo y si hablo de nuevo con ella se va todo al garete....

Un abrazo, y a ver si te dejas ver, leñe.