miércoles, 15 de junio de 2016

THE NORMALIZACION IS COMING...DOS DE TRES; SERIES QUE HAY POR AHÍ.

Decíamos ayer (o antesdeayer, tanto da) que había cosas por estos mundos generalistas que daban fe de que estos mundos de locos y pervertidos cada vez eran más habituales y se colaban en el mundo convencional con la mayor de las naturalidades, a veces por algunas prácticas, a veces por sí mismos. En el post anterior hablamos de STEISY y sus fantasías sobre arneses. Hoy vamos a hablar de dos series;

La primera es BILLIONS, una serie del canal SHOWTIME que ya me pierdo si es plataforma de pago, plataforma de pago on line, canal generalista o qué. La cosa es que intenta ser una serie de calidad con dos actores como la copa de un pino; PAUL GIAMATTI Y DAMIAN LEWIS. El primero sólido actor de carácter que se hizo famoso por películas independientes como ENTRE COPAS y el segundo famoso por series como LIFE O HOMELAND. 

La trama va de un fiscal anti corrupción bursatil, el amigo GIAMATTI, que intenta cazar a un billonario especulador en bolsa, el amigo DAMIAN, en un juego del rato y el ratón a ver quién es más inteligente y tal. Un poco compleja la trama para mi gusto, en la que se presupone que los espectadores tenemos más conocimientos sobre las prácticas financieras o la vida en general de las que en verdad tenemos, y sin esa capacidad de enganche que tienen las series de moda, pero con ese toque de cualité marca de la cadena y con esa forma de presentar las cosas que no te engancha del todo pero te anima a seguir. Pero bueno, eso es lo de menos.

Lo que le trae aquí a esta serie es que el fiscal de marras tiene aficiones sado masoquistas, aficiones que comparte con su esposa (que para aliñar la trama trabaja como psicóloga para su archi enemigo), y son varias las escenas bdsm que de tanto en tanto protagonizan con toda naturalidad, para alegría de gente como yo y demás salidos. ¿Tiene algo que ver estas prácticas en la trama? Pues no lo puedo asegurar porque todavía no he visto la temporada entera, pero intuyo que no. Que es algo en cierta forma gratuito para dar un toque en cierta forma moderno y transgresor a la serie, pero bueno, que tampoco está de más. Como aquellos episodios de CANCIÓN TRISTE DE HILL STREET, ésta sí una serie de verdad, que acababan con dos de los protagonistas comentando el día en la cama, pero ahora con lluvia dorada. En todo caso, una forma más de mostrar con naturalidad estos mundos sin que por ello sean una imagen negativa. Pongo un vídeo que he encontrado por youtube, aunque en verdad he estado buscando el inicio de la serie, en donde el amigo Paul está atado y la mujer le quema un cigarro y hace una lluvia dorada para apagarlo.

https://www.youtube.com/watch?v=bXoFH42vL3Y

Tiene morbo, eh? Y es que además la Dómina está con un tren....

Tenemos otro ejemplo de otra serie donde sin comerlo ni beberlo se introducen escenas bdsm con normalidad y buena imagen. Esta se llama MR ROBOT y ahora no me acuerdo en qué canal la emiten porque yo las veo de forma pirata. En todo caso ha sido un pequeño sleeper (o éxito sorpresa) con gran nivel de culto y tal. Va sobre un bicho raro que se mete en cosas de hackers para cambiar el mundo, aunque al contrario que la serie anterior las cosas técnicas las explican muy bien o las obvian directamente para no confundir. Pero repetimos que eso no nos interesa; estamos aquí por el morbo.

Hay una especie de "malo", ejecutivo de una gran corporación, que tiene una esposa a punto de parir...y que tal esposa tiene aficiones bdsm, siendo sumisa, pero sumisa de esas de mandar por abajo, de las que llega el tipo cansado por todo el strés de la conspiración y las maldades y la tipa le dice "átame a la cama y azótame, que tengo ganas"-pero estás embarazada- Ya lo hemos hablado, las vendas de seda, ya. En fin; sólo un par de escenas que aquí sí puedo asegurar no vienen a cuento de nada, pero que están y vuelven a dar una imagen de normalidad en estos mundos. Por algo será. No he encontrado el corte, lo siento...

Mañana o cuando pueda el tercer y último tocho sobre otros ejemplos cotidianos. En verdad iba a ser uno más, pero seguramente serán dos...en todo caso, ya saben; hasta entonces tengan cuidado ahí fuera.