jueves, 15 de enero de 2009

CARTA ABIERTA AL PAPA DE ROMA

Pues este viernes pensaba dedicarle un escrito al O.W.K (El Reino de las Amas, aunque la traducción literal es el Reino del Otro Mundo- Other World Kindong-), pero una serie de factores me han hecho contra programarme a mí mismo; por un lado me vino la inspiración y por otro no tenía nada mejor que hacer (o no daban nada en la tele, que viene a ser lo mismo). Así que transcribo una interesante carta llena de dudas existenciales que me ha remitido una persona inventad...una persona. Para quien tenga interés, el escrito sobre el OWK el viernes que viene.

Como siempre, a fin de agilizar el tocho y que no de palo visual, unas cuantas fotos cogidas de por ahi;

Con la venía;

Estimado Sr. Papa de Roma;

He de confesar que no conozco muy bien el protocolo y que ignoro por ello el cómo empezar esta carta. Estoy dudando entre su Santidad, su Eminecia o Distinguido Señor Papa. Si no le importa, lo dejaremos de forma genérica en Distinguido Señor, o más bien iré intercalando una denomición u otra según me chote;

Y es que he de confesar así mismo que no he tenido más religión nunca que un cuerpo de mujer, como cantaba Joaquín Sabina. Lo más cerca que he estado de las cuestiones religiosas es cuando me he dejado parar por alguna Testigo de Jehovà que estuviera de buen ver. Ni que decir tiene que lo dejé por imposible al comprobar que superaban los parámetros de locura aceptables incluso para mí, que le aseguro que son bastante anchos cuando se trata de aguantar mujeres a cambio de un polvo.
Pero de un tiempo a esta parte me he caído del caballo, como Pablo, y he visto la luz. Tenga en cuenta que ya tengo una cierta edad, y las noches de alcohol y vida disoluta acaban pasando factura. Entonces me dije; “¿y si acaso estas chorradas fueran verdad y por no arrepentirme a tiempo voy a pasar el resto de la eternidad con un demonio pinchándome el culo mientras me aso en un caldero?” Ya sabe aquello de que en las trincheras no hay ateos.

Desde entonces, hago bondad y sigo los preceptos del Señor. Voy a misa a criticar como va vestida la gente y como solo hay viejas ni siquiera pienso en tener deseos sexuales con las parroquianas. Tiro piedras a las putas que van a clínicas abortistas. Pongo en mi declaración de Hacienda la “x” a favor para que puedan pagar indemnizaciones por esos escándalos de pederastia provocados por los padres, que los visten como putas (Santiago Segura dixit). Incluso he empezado a colaborar con mi parroquia local, y me aseguro de poner cada día la bandera independentista de la comunidad autónoma donde vivo bien alta en la entrada antes de misa, que sabido es que es la tarea más importante de la liturgia.

A esa edad en que las mujeres no te hacen ni caso y el cuerpo no funciona para las alegrías, he alcanzado un nivel de aburrimiento y fanatismo que raya la espiritualidad más profunda. Estoy contento con ello y me arrepiento de mis pecados. Espero reunirme pronto y estar al lado del Señor, junto con Pinochet, Franco, Aznar y otros ilustres católicos que han seguido los preceptos de la Santa Madre Iglesia, especialmente los de separar el grano de la paja. Aunque para ello haya habido que torturar y fusilar a la paja, claro está.

Pero hay cosa que me recorcome por dentro y me impide ser plenamente feliz en esta mi nueva etapa. Y es que hay algo de lo que no puedo prescindir, que me es imposible dejar de pensar en ello y que, aunque lucho con todas mis fuerzas, temo me haga caer.

Yo tengo fantasías sado masoquistas. Las he tenido desde siempre. Mi sexualidad siempre ha estado ligada a mujeres con ropa fetichista, látigos y cadenas. Mujeres que te dominan, humillan, golpean, pegan, azotan, escupen, atan y abusan de tí. Imagino que Usted, como santo que es, no conoce nada de estas cosas, pero le aseguro que existe. Yo las he sentido de forma natural toda mi vida. Y ahora, en el crepúsculo de la misma, no sé cómo librarme de estos deseos.

Por ello le escribo esta misiva implorando ayuda.

Si el pecado se redujera a tener estos deseos, con un buen sicilicio, una ducha fría, y, sobre todo, el pago de una profesional que me haga una sesión para arrepentirme después tendría suficiente. Lo podría llevar. Pero es que es horrible. Resulta que este pecado me ha hecho pensar y cuestionarme cosas que son incuestionables desde el alba de los tiempos.

Para empezar, yo sé que son deseos anti naturales y, por tanto, prohibidos por la Iglesia. Ningún animal lo hace. Los animales sienten el deseo, fornican para procrear y paren hijos que serán comidos. El ciclo de la vida, que diría el Rey León. No se visten raros, ni utilizan objetos, ni crean mundos de fantasías para disfrutar con su capacidad de pensar.

Pero es que el pensamiento terrible que tengo es que tampoco construyen hospitales, ni curan enfermedades, ni levantan templos en favor de una mujer que ha parido siendo Virgen. Ningún animal practica estos juegos, es cierto, pero tampoco hace lo expuesto en este párrafo. Así que....¿y si el hecho de que no sea algo de sexualidad natural no implica que sea algo malo?

Pero es que encima cuestiono el que no sea algo natural. ¿Por qué he sentido estas fantasías? Yo no las he buscado ni las he llamado. Decía Einstein que Dios no juega a los dados con el universo. Quería decir con esto que todo tiene una función, un fin. ¿Y si Dios ha querido que mi sexualidad sea esta por algún motivo? Ya sabe lo raro que es lanzando mensajes. Que si mata a tu hijo, que si construye un arca, que si encuentra diez justos en Sodoma, que si me aparezco a un pastorcillo que está fumando hierva, que si las caras de Bélmez. No veo por que no podría ser una señal el hecho de tener una sexualidad diferente. Por que le aseguro que es un impulso que me cuesta controlar, y una necesidad igual que el comer o el dormir.

Sí, claro, un psicópata que mata ancianas también siente un impulso que le cuesta controlar. Pero entiendo que a la anciana no le haga mucha gracia, más que nada por que se perdería LA RULETA DE LA FORTUNA, así que está bien que le encierren y no le dejen desarrollar sus impulsos por ahí. Pero yo no hago daño a nadie. Es un acuerdo entre las partes, un juego de adultos para adultos. Leáse este escrito que he encontrado en internet de un tal Spirit http://soyunamierdadesumiso.blogspot.com/2008/11/algunos-principios-del-bdsm-que-aunque.html para entenderlo mejor. Ni siquiera me hago daño a mí mismo, por que siento sensaciones magicas y un nivel de crecimiento personal.

Sin embargo, yo creo que el peor pecado de todo este embrollo todavía está por confesar. Supongo que lo habrá intuido al leer las líneas anteriores y se habrá echado las manos a la cabeza. No contento con todo lo anterior, además de practicar estos juegos lo hago en la vertiente en que la mujer domina y manda. Si antes contradecía el orden natural de las cosas, ahora se sale de la tabla.

Por que, claro, entiendo que si sólo se tratara de pegar y humillar a una mujer, como ha hecho la Santa Madre Iglesia desde el alba de los tiempos, relegándola a su papel de sumisa a la que hay que educar y a veces proteger, aunque le duela (en el sentido literal), pues tampoco sería tan grave. Al fin y al cabo nacieron de una costilla. Por culpa de que nos hicieran morder la manzana, las muy putas, tenemos que ganarnos el pan con el sudor de nuestra frente, mira si no a Pocholo.

Pero concederles méritos y poder, eso sí que no. Que ellas se sientan encima, ni hablar. Respetarlas, ni por el forro. Por mucho que lo disfracemos de juego sexual. Hasta dónde podríamos llegar. Que paran y que cuiden a los hombres, y punto.

Pero a mí me gusta que sean ellas las que manden. Y, es más, incluso fuera del juego creo que las mujeres son superiores a nosotros a nivel general, aunque un poco complicadas para mi gusto. Creo que tienen una capacidad de sacrificio y un espíritu por defender lo que les importa del que los hombres carecemos. No está mal que sean independientes y que se desarrollen. Y si tienen un trabajo mejor que el mío y me pueden mantener, eso sería ya la hostia. Pensamientos, estos, sin duda influenciados por esta maligna perversión que me hace dilucidar aberraciones.

Pues así está el panorama, eminencia. De ésta creo que van a tener que hacer horas extras los santos para salvarme, por que yo no le veo solución.

Físeje lo mal que estoy que, buscando refugios en iglesias y museos, sólo veo imágenes de Jesús semi desnudo siendo torturado una y otra vez, entre cruces y sufrimiento pero con una paz interior, y me da qué pensar tanta insistencia con el tema.Por no hablar de esos Santos y Santas que han ido gustosos al martirio y sufridos los más atroces horrores, descritos con todo lujo de detalles, en pos de una voluntad superior a la que pertenecen.

Por cierto; cuando practico cosas del tema muchos utensilios los inventaron gentes del orden como Torquemada y similares. No debe de ser tan malo si la Iglesia ha hecho uso de ellos.

De hecho, en los escritos femdom de Elise Sutton, una mujer perversa (aquí sin ironías), se hace un cansino incapie en el tema de la abstinencia sexual y la castidad, a un nivel casi obsesivo. Igual que en sus sermones, eminencia. Claro que la pérfida fémina quiere que el hombre se sienta sujeto por el deseo y no pueda pensar en otra cosa para así dominarlo, y que si se falla se tenga ese sentimiento de culpa que anula voluntades y derrota los ánimos. Por supuesto, entiendo que eso es algo que la Iglesia no quiere ni ha querido jamás, pero fíjese Usted como le copian el discurso para sus fines maléficos.

En fin; que estoy hecho un lío y no sé qué hacer. Acudo a su sabiduría en busca de consuelo y orientación.
De momento, la campaña esta de los autobuses me ha convencido un poco y he decidido, mientras me contesta, poner una vela a Dios y otra al Diablo. Así que por si acaso Dios pobablemente no existiera, intentaré disfrutar de esta vida, que es lo único que tenemos, (al menos seguro), y disfrutarla lo mejor que pueda desarrollando estas fantasías que no hacen daño a nadie sin miedos ni complejos. De momento, el único castigo al que temo es el de mi Ama, que puede dejar aquello de las plagas de Egipto en la mosca de la tele como tenga un mal día. Y si me arrepiento, siempre será mejor aquello de que un malo vuelva al redil que cien justos se mantengan o algo así,lo cual, si me lo permite, lo veo un poco putada para aquellos justos.

He de confesar que este mismo escrito, con alguna ligera variación, pensaba enviárselo al Imán de alguna mezquita o similar, a fin de que me orientase según su visión. Pero no he tenido cojones. Por que una cosa es que te excomulgen y otra que te corten el cuello y te pongan una bomba. Al menos el Occidente Cristiano en algo ha evolucionado, aunque me queda la duda de si ser más por Occidente o por Cristiano.

Lo dicho; por ahí tiene mi dirección de e-mail y si no, al tener línea directa con el Omnipresente, seguro que sabrá hacerme llegar la respuesta.

Hasta entonces, tengan cuidado ahí fuera y sean buenos o malos en su justa medida.

Spirit de Zoe
ULTIMA HORA: Al cierre de esta edición me ha llegado, vía e-mail, la noticia de un blog dedicado exclusivamente a libros de temática bdsm. Esto complimenta y enriquece a la perfección el post anterior. Es un espacio muy currado e interesante, que podéis visitar aquí;

8 comentarios:

frankie dijo...

Ja, ja, ja, muy bueno.Yo también comparé por ahí una vez el BDSM y la D.F. con una devoción casera sustitutiva. En las religiones organizadas el "Dominante" sería Dios o la Virgen, a quien se ofrendaría la castidad o las mortificaciones, ya que tanto el uno como la otra estarían presentes de forma abstracta e interiorizada.

En la D.F., sin embargo, tienes la ventaja mayúscula de que cuentas con una hembra palpable y que te palpa. Otra cosa es el nivel al que lleves el juego, el grado en que se vaya diferiendo la penetración coital clásica -algo a conservar, porfa- y le dé a la pareja por erotizarlo todo hasta extremos indecibles.

De hecho, algunas experiencias que lees por ahí están sumamente cercanas a lo espiritual. Por cierto, ahora recuerdo esa canción de Alaska, la de "..quiero ser santa, quiero ser beata, quiero ser flagelada..." o así, je, je...

Un saludete.

Silvana dijo...

Genial, a parte de reirme con lo que has escrito, creo que tienes razon en todo lo que dices y por supuesto me encanta la dosis de ironia con la que escribes.

Sencillamente fantastico

Besos

Spirit dijo...

Saludos a todos;

frankie;

Me alegro que te haya gustado el escrito. Efectivamente, yo también creo que hay una conexión más que envidente entre religión y bdsm, tanto de forma (liturgia, rito, símbolos) como de fondo (el adorar al otro/a, hacer sacrificios en base a algo a lo que pertenecemos, etc...) Hice, en mis cada vez más lejanos tiempos en los que pupulaba por comunidades de msn, un escrito en esa línea. No lo conservo, y era bastante tocho, pero desgranaba un poco este aspecto. De hecho, en el borrador original de la carta hacía referencia incluso al anillo que llevan los doms, en paralelismo al que llevan obispos y similares. Pero como me quedaba un poco largo (sí, más todavía) lo tuve que acortar de aquí y allá y ese párrafo se perdió (igual añado algo en esa línea más tarde).

Sivana;

Un placer tenerte por aquí, como siempre. También me alegra que te haya gustado el escrito. Ya sabes que sigo tu blog, que me parece un espacio muy bonito y sensitivo. A ver si los escritos alegres van superando, poco a poco, a nostalgias y similares, mujer.

No conozco el libro que comentas en el comentario del post anterior, mirará de localizarlo y a ver si en dos trayectos de transporte público me lo pulo.Siempre cabe la posibilidad, además, de que alguna fémina te vea leyendo esas cosas y derive en marru.

Aprovecho la ocasión para decir aquí que he añadido un enlace que me han enviado sobre un sitio de libros bdsm muy interesante.

Gracias a todos por participar.

Tengan cuidado ahí fuera.

Spirit de Zoe

Silvana dijo...

Yo lo consegui por internet, buscalo a traves de google.

En relacion a mi blog..... bueno, despues de toda tormenta llega la calma. Lo cierto es que han sido unos meses bastantes malos, casi cuatro meses de baja laboral a cuenta de un estado de animo mas bien chungo, pero ya parece que mi naturaleza optimista vuelve a resurgir de sus cenizas y que todo va volver a su cauce.

Muchas gracias por seguir mi blog. Besos

Su gusano patético dijo...

Muy buen escrito, y como dicen por aquí, con una buena dosis de ironía y sin faltar a la verdad. Enhorabuena.

Anónimo dijo...

jajajajajaja.... muy bueno,este es Spirit

Lilith, la Eternamente Libre... dijo...

ESPIRIT ¿NO TE QUIERES CASAR CONMIGO?

Eres la neta papacito, ademas eres sincero, a la mayoria de los hombres, les gustan las "chicas malas", pues como lo he dicho representan un reto, la vida, es como el juego del ajedrez, la Dama sale a matar, y es una de las piezas mas activas, la Dama es la fuerte, incluso, el espiritu santo es un alegoria encubierta de las antiguas diosas femeninas, la paloma era un simbolo de muchas diosas, ISIS, VENUS, INANNA, diosas fuertes, poderosas, valientes, que viajaban a los inframundos.

Pero cres que te hagan caso en el vaticano, no manches, despues de ver sus instrumentos de tortura, sus hogueras inquicidoras, sus latigos, ufff!! creo que muchos la pasaban bien,(con todo respeto para las vectimas de la inquicicion) y que tal las madres superioras super dominantes, fuertes, duras, cabronas.

Un saludo me encanta tu blog.

Anónimo dijo...

Muchas personas chocan su sexualidad y su religion, y nadie conoce la solucion que supone la ciencia.....