martes, 5 de mayo de 2009

ZOE

“Si paseas por el jardín del Destino, tendrás que elegir no una, si no muchas veces”

Cuando le dije a mi Señora que quería crear un blog, puso los ojos en blanco y pensó/dijo algo así como “yaestáesteconsustonterías”. Sin embargo, como pese a ser Ama es buena persona y no prohíbe nada que a su sumisito le haga ilusión, se limitó a poner dos condiciones. La primera fue que no me metiese en líos, cosa que de momento he cumplido, aunque la noche es joven. La segunda es que no hablase de ella. No por nada especial, si no simplemente por que no tiene mi nivel de egocentrismo y no le interesa exhibirse públicamente ante desconocidos. Esta condición, salvo por algún comentario que he venido a cuento según el tema a tratar o similar, también la he cumplido. Hasta ahora, que me propongo hablar de ella y de nosotros por que...por que nosotros lo valemos.

Como de perdidos al río, y como muestra de que aquí estamos los tres, mis dos cojones y yo, ilustra este nada humilde post una foto de este servidor de ustedes en plena faena. Así que ya saben como es mi cuerpo serrano y que sutilezas suelo (o suelen) hacer con él. Normalmente ilustro mis pajas mentales con fotos de tías buenas, pero hoy toca galería de monstruos, qué le vamos a hacer.

Pero es de Zoe de quien quiero hablar. No quiere que la describa, así que no diré que es un ser rubio de nada ligero acento andaluz, característica (la del acento) que se le marca cuando se enfada (que, mira tú por donde, suele ser muy a menudo). No diré que es una mujer que hace verdad aquello de que el crepúsculo es el mejor momento del día. No diré que es lo que en otros tiempos llamaban una mujer de bandera. Y no diré primero por que ella me lo ha prohibido, pero sobre todo no lo diré por que eso es lo de menos.

Diré que es mi Ama y que le pertenezco. Pero no le pertenezco por que sea mi Ama, ni le pertenezco por que las marcas que tenga en mi cuerpo sean de sus fustazos, ni por que mi sufrimiento sean sus azotes ni sus castigos los de las Diosas que saben su poder. Aunque bien le podría pertenecer por eso también. Le pertenezco por que las marcas que tengo en mi corazón son suyas. Le pertenezco por que hay gente a la que perteneces, y punto, quieras o no, gente que te llega al alma y a la sangre y que te hace estar vivo y sentir y que está dentro de ti y te posee y hace que pienses en ella y que la tengas presente y que des el alma, y la bolsa y la vida si fuera menester, y que sufres por ella, con ella, para ella. Le pertenezco por que nos une un vínculo más fuerte que unas cadenas, por que estoy atado a ella con algo más fuerte que unas cuerdas, por que siento un dolor más allá de lo físico en mi entrega.

Nuestra relación no es fácil ni complaciente. No sabría como definirla. Quizás como una montaña rusa de acción sin límite. Quizás como un culebrón de sobremesa con los diálogos del Dr. Jaus y la estética de CSI. Tenemos el poder del ave fénix; cuando nos matamos el uno al otro renacemos. No necesariamente más sabios. No necesariamente más fuertes. Pero siempre tengo algo claro; por separado somos invencibles. Juntos somos Dioses. Nuestra relación es un trabajo diario donde echamos gasolina diariamente para circular, pero no para sentir. No lo sé. Quizás me acogería al refranero popular para definir nuestra relación; “Ni contigo ni sin ti/ tienen mis penas remedio;/ contigo por que me matas/ sin ti por que me muero”.

Decía Joaquín Sabina que una canción consta de música, de letra y de algo más que nadie sabe lo que es y que es lo único que importa. Nuestra relación es ese algo más tocado a veces por la orquesta de Berlín, a veces por una banda de Heavy Metal, cuya letra a veces es de Serrat y a veces de chistes del Jóker.

Spirit de Zoe significa espíritu de vida. No lo pensamos así. Supongo que intercedió el Destino en una de esas justicias poéticas que a veces hace. Yo me llamaba Spirit cuando ella circulaba con otro nick y condición. Ignoro por qué cogió este nick. Pero me parece muy apropiado, por que ella es vida. Y la vida es crecer, y luchar, e ir a más, y sufrir, y sentir, y ser pasional, y defender lo que te importa, y aprender , y....todo eso. Ambos somos esencias de la vida. Como el Yin y el Yan, el Halcón y la Paloma, el Bien y el Mal, la Luz y la Oscuridad...El Ama y su sumiso. En sus manos está el Cielo y el Infierno, y tendrás que elegir, no una, si no muchas veces, en una ruleta rusa directa a la sién donde no sabes qué te encontrarás en el próximo disparo. Y aprieto el gatillo a bocajarro sin pensarlo siquiera.

Podríamos decir que Zoe es Ama (mi Ama), igual que podemos decir que un libro son unos papeles unidos que tienen letras. Pero igual que un libro puede ser algo que te marque, una aventura de transmisión de emociones y conocimientos, Zoe es mucho más que un Ama (mi Ama). Zoe es, antes que nada, una mujer. Y antes que nada, es una persona. Una persona fuerte, de molde noble. Alguien en quien confiarías tu vida. Alguien que sabes que no te va a fallar. De ese tanto por ciento escaso de la humanidad que te hace sentirte orgulloso de ser algo más que barro. Por eso le pertenezco todavía más.

No significa eso que sea perfecta. Me desespera a veces que no crea en ella misma como creemos en ella los demás. Me desespera a veces esa tendencia a preocuparse por las cosas que, los que pertenecemos a la escuela del pasotismo ilustrado (ya sabéis; no hay nada tan importante que me impida dormir una buena siesta), no entendemos del todo. Me desespera a veces su ímpetu, su impulso a hacer de algo nimio como si de ello dependiera el fin del mundo. Me desesperan muchas cosas de ella, pero ya que ella me acepta como soy no puedo por menos que aceptarla yo igual. Además, ella es la que manda. Así que no diré que las personas que viven así están siempre enfadadas y sacan una absurda mala leche para confirmar aquello de que las apariencias están para que engañen. Zeus a veces se hacía pasar por humano y caminaba entre mortales. Zoe quiere ser anónima y se oculta en una falsa mediocridad que, tantos años con ella, aún no sé si no es otro signo de inteligencia.

Por que me asusta su inteligencia. Me asusta cuando la pone en práctica. Y me asusta aún más cuando no la quiere ejercer. Me encanta su sonrisa y me preocupa cuando la hace un bien escaso. Es un cóctel de sabores infinitos que no sabe, o no quiere, dosificar.

Le pido muchas cosas a Zoe. Muchas cosas de estas del bdsm, por ejemplo. Pero da igual lo que le pida, le suplique, le ruegue, le sugiera, le implore o le demande. Da igual a lo que acceda o a lo que no. Siempre me da mucho más. En cada momento me lo está dando. Piensa que no lo valoro. No estoy de acuerdo, pero yo tampoco soy perfecto. No siempre transmito bien las cosas.

Si alguien me preguntará que clase de Ama es Zoe, como si se pudieran clasificar las Amas igual que los insectos, diría que la clase de Ama que ha alcanzado un nivel de sabiduría suficiente como para coger el patrón clásico y retorcerlo, jugar con él, pasar de los mitos y las apariencias y saber lo que en verdad importa. La clase de Ama a la que sólo se llega a ser sabiendo mucho. A la que sólo se llega siendo mujer. A la que sólo se llega siendo persona.
La clase de Ama que hace magia sin hacer trucos, la clase de Ama por cuyos labios matarias, la clase de Ama por la que sufrirías sin pensarlo sólo por estar a sus pies, la clase de Ama a la que le gorrearías cigarrillos y te los fumarías riendo con ella, la clase de Ama que es fantasía y real a partes iguales, y que a veces no sabes distinguir dónde empieza una cosa y donde termina la otra.

Decía Antonio Machado que si un libro fuera sólo una sombra de nosotros mismos, sería ya bastante, pues la mayoría de las veces ni siquiera son eso, si no las cenizas de algo imposible de describir. Intento describir a Zoe, y a nosotros, y me encuentro impotente, estéril. Es absurdo. Las palabras se me quedan vacías, mi talento muestra en risas sus carencias.

¿Qué decir, mi Señora? Sí, la he desobedecido. He hablado de Usted y la he mostrado. Pero por muy duro que sea el castigo que considere, le aseguro que no será tanto como ver mi frustración. Me siento pequeño ante su inmensidad. Tan pequeño que no he sido capaz de describirla.

¿Cómo es Zoe? ¿Qué más da? Es mi Ama y LA QUIERO.

TE QUIERO.

Spirit de Zoe

PD: El viernes que viene retomaremos la programación habitual, ya veremos con qué tema. Dado que este es un post pasteloso y lleno de azúcar, supongo que toca meterse con alguien para equilibrar y demostrar que soy un tipo duro y desagradable...

9 comentarios:

maria dijo...

Si, post pasteloso, ya, pasteloso. Igual hay alguien que cree eso, que lo dudo, porque lo que has hecho es intentar describir lo que nadie consigue hacer con palabras, y te felicito porque casi, casi, lo has conseguido. He sacado una idea aproximada de tu pasión hacia ella, y estoy totalmente segura que esa pasión es mutua.

Creo que tienes entre tus manos una valiosísima joya, y lo mejor es que creo que esa joya te eligió a ti para que la cuidases.

Por cierto, bonito cuerpo, yo casi prefiero verte a ti que a una tia buena, al menos aquí, en tu nada humilde blog.

Un beso

DOMINA YOUR OBSSESION dijo...

BELLA MUJER, BELLA RELACION, ESO LOGRAS DESCRIBIR AQUI.

Y POR LO QUE CUENTAS DE TU AMA, POR COMO DICES QUE ES ELLA, NO QUE SEAS UN TIPO TAN DURO Y DESAGRADABLE.

MIS SALUDOS PARA AMBOS

VIRGINIA.

Spirit dijo...

Saludos a todos;

maría; pues hay cosas que pertenecen al mundo de la razón y cosas que pertenecen al mundo de los sentimientos. Esto último es, evidentemente, difícil a veces de describir. Así que si consideras que me he acercado, siquiera un poco, a ello, ya me doy por contento. Pero si, es un post pastoloso, pelotillero, manipulador y demás minuncias...aunque no me ha servido de nada.

Gracias por tus consideraciones sobre mi cuerpo serrano. Iba a retocarlo con el afotosop, al menos la parte de la pilila, para que no se vea algo tan pobre, pero bueno, es lo que es y hay lo que hay, así que para qué engañar...

Un abrazo.

DOMINA YOUR OBSESION: Pues gracias por su comentario y sus consideraciones. Creo que en toda relación bdsm se establece un vínculo. Si la relación es prolongada y honesta, este vínculo es inevitable que se torne afectivo. Evidentemente, hay muchas clases de amor y de ello hablaremos otro día. Pero ese vínculo afectivo da complejidad, realismo, y valor a la relación, los juegos bdsm y todo lo demás. Por ello muchas veces nos hemos de quitar el mito y acceder a las personas.

Un abrazo a vos también.

Ladonainvisible dijo...

Ya sabrás hacerlo?

Así como ella aparece como alguien inteligente a nuestros ojos, por que no simula ser quien no es, tu si... o no, uis que miedo que va a despotricar de verdad contra todo.

Sabes que pienso?

Que te contienes, tanto a la hora de ser pasteloso, como a la hora de pelear.

Un besico

PD: Es solo una opinión :)

Spirit dijo...

Saludos a todos;

dona invisible; pues claro que me contengo. Las razones son muchas y variadas; todos nos contenemos en prácticamente todos nuestros actos vitales por que hay lo que se llama "el contrato social", bajo el cual nos adaptamos a las normas que imperan en la sociedad a fin de que ésta nos acepte. También me contengo por que no hay ninguna necesidad de lanzar perdigones (ni azúcar) a diestro y siniestro pudiendo expresar lo que siento o pienso de una forma más coherente (las formas son importantes). Me contengo por que no es bueno tirar todas las cartas de una tacada, ya que siempre hay que guardar una (o varias) sobre la manga por si se está acorralado y hay que tener actitudes desesperadas (que no es el caso, por eso me contengo). Me contengo por que no es el propósito de este blog estar por encima del bien y del mal. Me contengo por que en el equilibrio está el punto medio. Me contengo por que soy un vago y sólo peleo cuando es necesario, no gasto fuerzas en la nada.Me contengo por que soy, o me considero, una persona feliz, y las personas felices no van por la vida con excesos. Me contengo por que una vez que pasas el límite no hay nada más. Me contengo igual por que siendo moderado soy razonable. Me contengo por que, como diría Chespir "si no tuviera prohibido contar los secretos de mi prisión/ podría una historia narrar con cuya más leve palabra os encojería el alma". Me contengo en algunas cosas para poder tener credibilidad en otras. Me contengo por que quiero debatir, exponer, saber, y no lanzar bilis o exabruptos sin más. Y me contengo por varias razones más que ahora mismo no se me ocurren, pero que más o menos van en la línea de lo expuesto.

Y aún así, sinceramente, no creo que me contenga, ya que todo lo que escribo es lo que siento y pienso y no he visto por la blogsfera sado escritos parecidos.

Ahora bien; lo que no entiendo es sobre simulo ser quien soy o no. La verdad es que no tengo consciencia de simular nada; lo que ves (o lo que lees) es lo que hay. Depende de la lectura que hagas. ¿Qué te hace pensar que simulo? ¿Qué imagen te transmito (o te dejo de transmitir) y piensas que no es cierta? ¿Te refieres a mi sumisión, a mi persona, a mi vida, a mi pensamiento, a....?

Ah, te he escrito un buen tocho de respuesta y salgo con más dudas que certezas...

Un abrazo

Anónimo dijo...

Despues de una jornada de trabajo me encuentro con este escrito, menuda alegria,las puertas se me quedan pequeñas. De todas formas yo tambien me contendre y me centrare solamente en el escrito
( que se den quien quiera por aludido).
Dice Maria que no es pasteloso,pero desde mi punto de vista lo es y bastante ( seguro que ya quiere pedir algo), y la joya la cuida y la pule hasta sacarle brillo, pero con un trapo aspero, jajajaja.

Mala leche... pues si,tengo bastante, pero vamos, es defecto de fabrica ;-).Y sobre lo que te asusta... pues que quieres que diga,no creo que sea asi y para muestra este escrito...te asusta más mis intuiciones que otra cosa, ya sabes que me equivoco muy pocas veces :-).
Yo te quiero mas.
Zoe
Pd: me marcho envenenandome yo sola,tu ya sabes xque.

Spirit dijo...

Mi Señora;

Pues gracias por su comentario, se la echa de menos en este espacio, que siempre me lo tengo que currar yo todo sólo ;=)

Por cierto...¿detecto un ligero tono de ironia en el comentario:

"Despues de una jornada de trabajo me encuentro con este escrito, menuda alegria,las puertas se me quedan pequeñas"

No...Usted sería incapaz....

Ya sé que considera el escrito pasteloso, para sus parámetros, y yo no he hablado de mala leche...directamente, al menos. Lo de la intuición es algo que también me asusta, sobre todo por que sólo le funciona para las cosas malas, a ver si la desarrollamos también para lo bueno, que algo ha de haber...

En fin; muchas gracias por contestar, por ser comedida y, mi Señora, puestos a pedir, a ver si responde más a menudo y en términos elogiosos para este su humilde sumisito, como, por ejemplo, haber mentido diciendo "no hace falta afotosop para agrandar la pilila" o alguna mentira semejante...

Ya sabe que la quiero.

Spirit de Zoe

maria dijo...

¡Hay¡, jajajaja, es que me parto, desde luego, no se como tendrás la pilila, si mas o menos presentable (que seguro que está fenomenal), pero de lo que estoy segura es de tu bueno humor, y de que tu Ama también se lo tiene que pasar pero que muy bien contigo.

Un beso, resalao

Claudie dijo...

Jo, que bonito!!!
Pues a mí es el post que más me ha gustado de todos los que te he leído :)

Será que yo también soy una pastelosa :P