sábado, 16 de enero de 2016

CUANDO TERMINA EL SCC Y QUÉ OPINAMOS DE LAS SUMISAS SESIONERAS?

Vamos a empezar el primer post del año con un par de preguntillas de esas que generan debate que ha lanzado un tal nharae (que debe ser una perdida o algo peor) por estos mundos de internet y que recojo el guante en este espacio porque para contestarlas necesito más de 140 caracteres;

La primera a boca jarro:

¿Cuando termina el SSC? (Sano, Seguro, Consensuado, para los que no sepan catalán).


Ésta me encanta porque tiene su aquel. Es un poco como la cuestión metafísica aquella de que si Dios es omnipotente, (es decir, que todo lo puede)….puede Él mismo crear una piedra que no sea capaz de levantar?

Y es que hay una aparente contradicción; yo “cedo” mi voluntad a la parte Dominante para que ésta haga conmigo lo que le plazca. Esta cesión es, en principio, porque le pertenezco, y lo que en verdad me da placer es ésta entrega. Con este axioma en la mano, escrito a fuego en el Manual del BDSM…puede el Dom saltarse los límites consensuados?

Pongamos un ejemplo para explicarnos mejor;

Digamos que a mí me da un poco de cosica la práctica de la lluvia dorada, por aquello de que es un tanto asqueroso que te echen meados así a palo seco por la cara, de forma literal (que no es el caso, que me encanta porque soy un guarro, pero vamos). Pero, mira por dónde, me ha tocado en la lotería una Dom que le encanta mearse encima de los sumisos y como tenga ganas de orinar y no abras la boca vas dado. Qué hacemos en este caso? Es mi Ama y la debo de obedecer? Digo que ni hablar, que de eso no entraba en el catálogo? Incumplo su orden y la dejo insatisfecha, lo cual me produce la sensación de que la he fallado? Paso por el aro aunque me den retortijones porque lo que en verdad quiero es complacerla? Ah…qué complicado es todo.


Aquí la clave está en el efecto que produciría en mí tragarme o recibir la lluvia en verdad. Me puede gustar, como es el caso, y digo que adelante. Me puede no gustar, pero como quiero complacer a mi Ama y mira, lo TOLERO porque es sólo un ratito malo que pasas y al fin y al cabo tampoco es para tanto, pues lo cumplo que para eso me lo ordena (y, no lo olvidemos, me da placer cumplir sus órdenes por encima de todo) y pasamos a otra cosa. O me puede no sólo no gustar, sino REPUGNAR y el sólo hecho de ver el chorro caer causarme vómitos, mareos y fiebres durante una semana. Que sí, que la quiero obedecer y soy suyo y tal, pero es que voy a ir a la tumba directamente si lo hago.

Bien; yo creo que cuando se da este último caso, lo que a una de las partes LE REPUGNA, no puede con ello, le va a sentar mal hacerlo, etc…es el límite que jamás se debe traspasar de lo consensuado. Cómo? Que ya hemos dicho eso muchas veces en este mismo blog y que además es una máxima de mi Maestro? Sí, ya lo sé, pero mientras el mundo siga girando siempre habrá gente nueva.

Los Doms, como son muy listos, (recordad; hay que conocer al enemigo), ya han inventado eso de que la sumisión no es a la carta, de que hay que transgredir los límites para ir creciendo, etc…Y todo ello es cierto. Yo mismo he comentado alguna vez cómo no pensaba ponerme nada por la parte trasera porque soy muy macho y tal y que una vez que lo probé luego resultó que no sólo no era para tanto si no que incluso me gustó. Puede que la primera vez lo hiciera para complacer al Dom, pero NO ME REPUGNABA la idea. Lo de pasar límites es progresivo y en base a lo que no nos hace sentir mal, sino que simplemente somos un tanto reticentes. ¿Se entiende la diferencia?


Pues vamos ahora con los otros límites; lo de sano y seguro. Cuándo se transgreden? Aquí tenemos de nuevo una contradicción; no se transgreden NUNCA y en cambio se transgreden en TODO MOMENTO.

Qué? Cómo? Eso es metafísicamente imposible. Ah, amigos…lo imposible está sucediendo a cada momento.

Sigamos con el ejemplo de la lluvia. ¿Es sano beberse los meados? No. ¿Es sano lamer suelas? No. ¿Es sano recibir azotes en el culo hasta ponerlo rojo? No. ¿Es sano meterse cosas en los orificios traseros? No. ¿Es sano estar privado de los sentidos, estar atado, tener mordazas? No. Ninguna de estas cosas son sanas. Pero ahora bien…qué pasa si las hacemos en unas condiciones, digamos, normales? Es decir; que los meados los expulse una persona sin el virus del ébola ni enfermedades aparentes, que las suelas de los zapatos sólo tengan un poco de polvo, que los azotes se den el las nalgas y yastá, que los consoladores sean con protección y de tamaño asumible, que las ataduras no corten la circulación, etc….Pues la respuesta sería nada, nada, nada y nada. No pasaría nada.

Cuando hablamos de sano nos referimos a eso mismo, a que controlemos las prácticas para que éstas no nos provoquen algo que no queremos. Por eso no se transgreden nunca; porque nunca hay que bajar la guardia. Y por eso se transgreden en todo momento, porque sanas de por sí no son.

Me dicen por ahí (malditos sabelotodos de internet, ya están tocando las pelotas) que lo comunmente aceptado en el slogan como "sano" es una mala traducción del término inglés "sane", que significa cuerdo. Por lo tanto, el límite estaría en lo qué es cuerdo. Vale, lo aceptamos. ¿Y qué se considera cuerdo, partiendo de que un loco no es más que una minoría de uno, como diría Orwell, y partiendo de que estamos en una sociedad donde lo cuerdo es que una petarda semi analfabeta gane en media hora lo que el común de los mortales en dos años contando su intimidad en la pantalla amiga?

¿Es cuerdo que te guste que te azoten, aten, humillen, etc...? Según lo comunmente aceptado, no. ¿Y dónde  ponemos el límite? Yo aquí lo pondría en las cosas IRREVERSIBLES. Es decir; ¿es "sane" que te pongan el culo rojo? Posiblemente no, pero por muy dura que sea la sesión en dos semanas como mucho se pasa. ¿Es cuerdo que te amputen un brazo en un calentón bdsm? No; es irreversible, en menos de dos semanas seguro que te arrepientes y no puedes revertir la situación.

Queda lo de la seguridad…cuándo se transgrede? Pues lo mismo; NUNCA Y EN TODO MOMENTO. Lo que intentamos es minimizar el riesgo; no vamos, por ejemplo, a suspender a nadie si sabemos que la argolla del techo no está segura, no vamos a asfixiar a nadie sin tener ni puta idea de cómo se hace o cuánto puede resistir y cinco segundo menos, etc…Cuando hablamos de seguro es que no vamos a hacer nada de forma irresponsable, y que si hay algún accidente sea, eso, un accidente imprevisible. Como si se rompe la cama mientras follamos y nos damos un coscorrón, mira, mala suerte.


Ala, pues ya está contestada.

Sin embargo, a mí me interesaba más esta otra cuestión de debate;

Vamos hablar de lo que algunas personas definen como sumisas sesioneras, escuchado varias definiciones para esto,las que solo sesionan por su propio placer, o las que por su experiencia suelen hacerlo pq en teoría quedan apartadas para q algunos Doms las deseen como sumisas

Bueno, amiga nharae, entiendo que te enfoques en el maravilloso (e inútil) mundo de las sumisas, pero damos por supuesto de que también hablamos de sumisos sesioneros.

Yo me centraré en la primera parte de la cuestión. No he visto nunca a un Amo rechazar a una sumisa, por mucha experiencia que ésta tenga. Así que si consideras que hay Amos que rechazan a sumisas porque tienen experiencia y éstas se tienen que conformar con una sesión en vez de con la entrega y la Dominación completa y tal….bueno, puede que los haya, pero vamos, es como las meigas. A Amas rechazar a sumisos por tener experiencia puede ser, pero es que no me quiero enrollar mucho y mejor lo dejamos para otra ocasión.


Definiendo un/a sumiso/a sesionero como eso, el sum que sólo quiere que le den cera, estopa, etc…en una sesión y luego si te he visto no me acuerdo, a mí no me vengas con que te pertenezco ni el rollo mental ni leches, ni siquiera con transgredir los límites pues….pues que estoy a favor.

Y es que se habla mucho de la entrega, la pertenencia, las sensaciones mentales, etc…Y todo eso está muy bien, que quien lo probó lo sabe. Y en verdad es lo que le da consistencia, valor y belleza al bdsm. Pero…ay, corderitos míos. Somos animales sexuales y por mucho que lo englobemos en un todo pues esto del bdsm en verdad consta de unas prácticas físicas que nos ponen como burros; el estar atado, la humillación, los azotes, etc…

Un/a sumiso/a sesionera lo que hará es darle prioridad a las prácticas físicas, lo cual es muy legítimo (y placentero). Digamos que lo que hemos dicho antes sobre la pertenencia y complacer al Dom se lo va a pasar por el arco del triunfo, y bien que hace. Si no le pone o no le interesa, pues no le pone ni le interesa. Como el mejor negocio es el que todos ganan, si encuentra un Dom que, mira, quiero pasar el rato poniendo el culo de esta perra rojo, estupendo para todos. No por ello es mejor o peor bdsm; es un bdsm sin continuidad ni entrega.


Creo que el mejor que se me ocurre es el de follar o hacer el amor; ambas cosas son magníficas y sirven para distintos momentos u ocasiones. O sea…son malas las sumisas sesioneras? Pues igual de malas que las mujeres que quieren un polvo. O sea; que por mí bien podría estar el mundo lleno. Y lo  mismo para los sumisos sesioneros, pero de éstos que haya menos que hay mucha competencia ya. Luego que cada cual elija lo que quiere, necesita o busca.

Pues lo dejamos aquí. El próximo tocho será sobre una adolescente que conocí en verdad y que no se parecía en nada a la adolescente imaginaria de la parida esa que puse algunos meses atrás. Hablaré sobre I. y de cómo ella me marcó y, me gusta pensar, yo le marqué a ella. Hasta entonces ya saben; sean buenos o malos en su justa medida y tengan cuidado ahí fuera.


6 comentarios:

Ama Blanca dijo...

Eres un magnífico sumiso de andar por casa. Cuenta tu vida y seguiré tu blog para siempre. Deja que filosofen otros más sosos. Estoy deseando leer el post que adelantas.

Spirit dijo...

Saludos;

Muchas gracias por sus halagos, Ama Blanca...retales de mi vida he contado aquí y allá a lo largo del blog, aunque siempre con la máxima de "este rosario de cuentas infelices/ cuenta más de lo que dice/ pero dice la verdad". Si te interesan, creo que están con la etiqueta de YO o algo así...

Un abrazo.

Raquel Hernandez dijo...

En esta página hay artículos para gente como yo que se intenta iniciar en el BDSM y de sexualidad en general, si queréis echarle un vistazo os dejo el link!
http://www.pasionis.es/sexualidad/4-preguntas-para-entender-el-bdsm

Anónimo dijo...

Es posible, y pregunto porque el tema va "palpelo", que un\a sumiso le guste que le den caña pero no que lo humillen? O se trata solo de un curioso que le gusta probar cosas nuevas?

Mar y.

Spirit dijo...

Saludos;

En largo o corto peregrinar he visto un poco de todo y es perfectamente factible aquello que comentas; que le vaya más una práctica que otra o que simplemente se centralice en una de ellas dejando el resto. Una persona puede ser masoquista y gustarle el dolor, pero pasar de que le humillen y tal, o viceversa; le puede gustar la D/S pero pasar del dolor o gustarle la d/s pero no....en fin; que las prácticas son infinitas y las combinaciones también, es sólo dar con alguien afín y complementario.

Un abrazo

Furia dijo...

Siempre es un placer leerte s/M, cuanta diversidad de poder Ser y disfrutar!
Yeah