jueves, 13 de noviembre de 2008

DESMONTANDO A ELISE SUTTON

Nadie sabe muy bien quién se esconde tras el nombre de Elise Sutton. Unos dicen que es una Ama profesional norteamericana. Otros que en realidad es una psicóloga. Ambos pensamientos coinciden en que en todo caso no se trata de un nombre real. La versión más extendida es que bajo el nombre de Elise Sutton se encuentran un grupo de Amas, algunas profesionales, que exponen su ideología femdom por la red. Personalmente pienso que se esconde Bin Laden o cualquier otro taliban integrista que se ha equivocado de sexo. En todo caso, eso no tiene importancia. Sea quien o lo que sea, ha conseguido ser un referente ideológico de estos mundos. Ignoro por qué, ya que sus escritos son sencillamente repugnantes y su ideología representa lo que es, a mi nada humilde entender, lo contrario de lo que debería ser el bdsm. En este post le vamos a dar un poco de caña, eso sí, con fundamento. Si nunca habéis leído alguno de sus apestosos artículos, podéis poner su nombre en google y hacerlo, que yo no los pienso copiar aquí y mucho menos poner un enlace;

Dado que no he conseguido ninguna foto suya y que no tengo ganas de buscar, ilustra este post unas fotos de dominación femenina en general.

Imaginad un mundo donde la mujer sea un ser superior que esclavice al hombre, privándole de sus más elementales deseos y renegándole a la consideración de mero siervo sin criterio ni personalidad. Ese mundo yo me lo he imaginado muchas veces y con ello he confeccionado mis mejores pajas. Ahora bien; bajando un poco a la realidad, no considero que lo expuesto entre dentro de un ideal a defender.

Por que claro, entrar en la página web de Elise Sutton o allegados y leer perlas como esta, escritas con toda la seriedad del mundo y todo el convencimiento del universo es algo como mínimo poco defendible:

“He visto que cualquier mujer es superior a cualquier hombre, aunque hay mujeres superiores a otras mujeres”

Yo, ingenuo de mí, pensaba que cada persona (persona, independientemente de su sexo, raza, religión y equipo de fútbol) valía según sus méritos, capacidad y trayectoria. Pero no, según esta doctrina Nuria Bermúdez, por poner un ejemplo de mujer, es superior a José Saramago, que al fin y al cabo solo es una mierda de escritor algo rojo y encima hombre. No obstante,Britney Spears es superior a Núria Bermúdez, ya que cuando no está drogada al menos sabe bailar.

Alguien puede decir que, aunque sumiso, soy hombre y por lo tanto poco sospechoso de reconocer méritos a la mujer y defender la igualdad. Pero es que lo que creo es en eso, en la igualdad. No considero que nadie sea superior a nadie en base a su sexo, sea el que sea, ni en base a cualquier otra circunstancia que no sea su propia capacidad. Yo creo tener más ética que Belén Esteban, por poner un ejemplo, pero bastante menos que las Madres de la Plaza de Mayo, Rosa María Mateo, Lisa Simpson o Susan Sarandon, por poner otros ejemplos elegidos de mujeres a las que admiro y cuya superioridad artística, moral o de cualesquiera otra índole reconozco.

Pero sigamos. Siempre he pensado, ingenuo de mí, que el bdsm es un juego de dos. Es decir; que dos partes aceptan libremente unos roles y los desarrollan para placer mutuo. A mí me da placer servir y ser humillado y golpeado, ergo soy sumiso de una Ama a la cual le da placer ser servida y humillarme y golpearme. Con un “no” del sumiso el mundo del Amo/a separaliza, pero la cuestión es que ambos disfrutemos en base a unas reglas, que son las que libremente establezcamos.

Pues no. Según la doctrina Elise Sutton, sólo hay parte que ha de disfrutar, que es la parte dominante. Y la parte dominante por que es mujer, se entiende. El hombre, ni disfrutar ni ná. A sufrir y a servir y a joderse por que es su condición. De reglas nada. Nada de lentejas, siquieres las comes y si no las dejas, aquí a tragar lo que te digan por que esa es la verdadera dominación.

Aboga esta doctrina femdom por el control del hombre privándole de toda satisfacción sexual. El control del orgasmo es exclusivo de las mujeres y “mientras más ansias tenga tu hombre de sexo, más fácil será dominarle y manipularle”.

La primera parte, del control del orgasmo y tal, es verdad que es un instrumento bdsm y algún día hablaremos de ello. Pero es el uso y la concepción lo que yo critico;

Que a un hombre se le controla por el sexo y si no lo tenemos nos volvemos locos y no vemos más allá es cierto. Pero para decir “utilicemos el coño para dominar a los hombres” no hace falta ningún discurso sobre la superioridad de la mujer. Eso ya lo sabía aquella que nos hizo morder la manzana, lo aprendió aquella otra que bailó ante el Rey pidiendo no se qué en bandeja de plata y una tal Dalila lo utilizó para hacer labores de peluquería fina.


Siendo justos, alguien me podría decir que es una página de dominación femina y por lo tanto sus postulados de superioridad, desprecio hacia el hombre, control absoluto del mismo, etc...son coherentes con su planteamiento. Ey, ya he dicho que yo soy el primero en ponerme como una amoto ante situaciones así. Pero mi discurso se basa en distinguir la fantasía de la ideología.

Es decir; a mi personalmente me parece una página peligrosa. Cualquiera que se acerque a estos mundos sin tener un criterio claro o con cierto desconocimiento de sus fantasías podría leer estos postulados y asumir que sus fantasías son “estas” y que la realidad es que el mundo debería ser así. Y, sinceramente, para cambiar a Bush por Esperanza Aguirre pues no hace falta complicarnos la vida.

Si hay algo que tengo claro en estas fantasías bdsm, femdom o como se les quiera llamar, es que es un juego de voluntades donde dos (o más) personas están por que quieren, asumen unos roles, desarrollan unos papeles, y disfrutan creando la diferencia. Pero bajo las máscaras no hay superiores o inferiores, si no personas que disfrutan libremente de una fantasía.

Así, y aquí copio y expongo a un tipo al que llamo mi Maestro y que algún día hablaré de él (incluso puede que bien), lo que las dos partes quieren, estupendo. Lo que una parte quiere y la otra lo TOLERA entra dentro del juego también. Lo que al menos a una de las partes LE REPUGNA, no puede con ello, está descartado. Así que por mucho que me lo disfracen de femdom y superioridad y bdsm y dominación y tal, si yo no puedo, por ejemplo, ser sodomizado por otro tío (que no es el caso), pues ya puede venir Elise Sutton y su puta madre a decirme que es mi obligación y que me tengo que aguantar en base a no se qué estrato social, que a mí no me da por culo nadie y punto.

Ey, ya he dicho en el título del blog que soy una mierda de sumiso.

Y es que otra de las cosas que personalmente no soporto es que esta página aboga por la doctrina de “La Ama= Mujer manda y se hace lo que ella dice, guste o no guste”. Para mí eso le quita al bdsm su esencia; el de salto con red, el de consenso entre adultos. Ya hablaremos de ir pasando límites y de hacerlo “por el otro/a”, pero de entrada no podemos tener un planteamiento de coacción en base a una jerarquía que hacemos pasar por lo único posible.

Pero es que no hay nada de ello en los postulados de esta Señora. Mezcla cosas, ignora otras, fuerza lo que le interesa.
Si tenía alguna duda de que este concepto femdom me olía raro se me pasaron la única vez que visité la página web dominaciónfemenina, net (o algo así) y leí un escrito verdaderamente aberrante. Es la página donde alguien se molestaba en traducir o exponer los escritos de esta señora.


El escrito, bajo mi nada humilde opinión, sintetiza lo contrario de lo que es el bdsm y confunde la dominación femenina, algo bonito, mágico, sensual y placentero con el aprovechamiento más vil.

Se llamaba “Cuando salí de Cuba”, creo recordar, e ignoro si todavía sigue por ahí colgado. Trataba de la experiencia, supuestamente real, de un pobre desgraciado que se fue a Cuba y conoció a una mujer. Demoleré el posible suspense; la mujer se quedó con la casa, el negocio, el coche, la alfombra de los pies de la entrada y la colección de discos de Machín. El hombre acabó durmiendo en la calle mientras veía como por el portal de su antigua casa pasaban kilómetros de fulanos invitados para satisfacer a la susodicha al compás de las fiestas que se montaba.

Por supuesto, si el hombre ha aceptado y es feliz con esto....pues vale. Y es que el intríngulis de la historia es que el hombre aceptaba estar sometido a la mujer y esta pasaba progresivamente a maltratarle según se iba incrementando el patrimonio que él ponía a su nombre. Pero: ¿es esto femdom o manipulación de un pobre desgraciado con el coño para aprovecharse de él? No cuenta la historia si las empresas se gestionaron de forma más eficaz, si el patrimonio fue mejor invertido, si la mujer generó más clientes, si su inteligencia aumentó los beneficios. Solo cuenta que la mujer se apoderó de todo “por ser mujer y ser su derecho natural si el hombre quería sexo” y que se montó fiestas mientras él dormía al raso en la calle. Y lo ponía como un ejemplo a seguir.

Si, hijas, sed putas pero venderos caras.

Personalmente, no creo que la historia fuera real y, en caso de serlo, no creo que el hombre estuviera complacido y orgulloso. Por que las fantasías están muy bien, pero dormir en el suelo una noche en la miseria es terapia de choque para dejarte de deseos y plantearte aquello de “oye, la dominación femenina está muy bien, pero yo quiero dormir en mi cama caliente”. Si los derechos humanos empiezan con el estómago lleno, no te digo ya el deseo.

En honor a la verdad, si prescindimos de la pseudo-idología y estos aspectos de forzamiento por que sí, ya que soy superior, que hemos comentado, he de decir que a veces tiene postulados más o menos interesantes, como la diferencia entre “adoctrinamiento” y “castigo”, pasos de instrucción, etc....Pero son los menos en un contexto francamente repugnante, engañoso y manipulador.

No quisiera acabar sin dejar caer un último argumento; aunque no sabemos exactamente quién o qué es Elise Sutton, la sospecha de que sea una o varias amas profesionales le resta mérito a sus postulados. Es decir; predico aquello que va bien para mi negocio. Es como el doctor que siempre nos dice que el zumo de arándonos es estupendo para la salud y luego vemos que en sus ratos libres tiene acciones en una empresa de zumos de arándanos. No son asociaciones incompatibles, pero sí perversas; ¿se preocupa más por la salud de sus pacientes o por la cotización de sus acciones?¿Está defendiendo lo que cree o atrayéndose una élite de clientes?

Y es que, yo qué quieren que les diga. Personalmente, y esto reconozco que es una asociación personal, intuitiva y sin base, pero transferible y legítima, cada vez que leo según que escritos con la firma de esta señora me vienen reminiscencias de centenares de anuncios de amas profesionales o semi- profesionales encubiertas, que dicen ser grandes señoras y vivir intensamente el bdsm, pero que te piden en base a no se qué derecho ancestral un tributo que todo sumiso ha de satisfacer por tener el honor de servirlas. Eso se llama transacción comercial, (bueno, de hecho tiene otro nombre más basto) y no hay nada malo en ello, pero no maquillemos las cosas que en el fondo luego todo se sabe. Por cierto; no viene mucho a cuento pero tengo preparado para alguna semana de estas un escrito sobre estos anuncios.

A fin de documentarme un poco he entrado en varios sitios y vuelto a leer algunos de esos escritos. He de confesar que no he podido con ello. Puede que por ser una mierda de sumiso, por ser hombre o por creer sinceramente en la igualdad como tal, en la fantasía como tal, o simplemente por que mi cabeza es muy dura y no me entran según qué cosas. Pero tengo anotaciones para unos veinte folios como estos y no descarto en un futuro dedicarle otro post en la misma línea, aunque vendrá a ser más de lo mismo.

En todo caso el viernes que viene hablaremos un poco de todo lo que engloba el bdsm, y cual amigo Coco en barrio sésamo, expondremos la diferencia entre suspensión de la irrealidad, lo reversible e irreversible y demás tonterías más. A ver si me escribe Elise Sutton y me rebate con la brillantez que, sin modestia alguna, yo lo he hecho. Si su inglés no es muy complicado incluso la puedo entender.

Tengan cuidado ahí fuera y sean buenos o malos en su justa medida.

Spirit de Zoe.

7 comentarios:

Silvana dijo...

Interesantes tus argumentos sobre semejante pseudo-Ama, y me guio por tus palabras porque en realidad nunca tropece con ella en ninguno de mis paseos internautas.

Muchas gracias por tu visita, y sobre todo ¡¡por ser mi primer seguidor!! Besos

Su gusano patético dijo...

Interesantes también tus argumentos acerca de Elise Sutton. Yo tampoco tengo ni idea de quien se esconde tras este pseudónimo, aunque no descartaría que fuera incluso algún hombre.

Con ello quiero decirte que generalmente somos los hombres los que deseamos que las fantasías mas radicales acerca de la dominación femenina, se hicieran realidad. Conozco a pocas Dóminas, y ninguna de ellas aboga por lo que Elise Sutton escribe. Claro, que siempre puede haber alguna, pero me atrevo a decir que la gran mayoría está lejos de estos planteamientos.

El BDSM tal como lo entiendo, nunca debe ser una imposición, y menos una imposición social. Todos somos libres y escogemos libremente nuestro papel, dentro del juego o la simulación que es el bdsm, por el tiempo que creamos necesario, y con la libertad de decir "basta", si algo no se ajusta a las reglas.

Saludos

Spirit dijo...

Silvana; un placer tenerte por aquí y un placer seguir tu blog, que es verdaderamente sensitivo y bonito. Ignoro el peregrinar de sumisa que lleves a día de hoy, pero supongo o te advierto de que te encontrás con muchos "elises suttons" masculinos que confunden roles con rollos y témporas con manzanas.

Su gusano...Pues no había caído yo de que tras el nombre de elise sutton se podía esconder un hombre. La verdad es que tiene lógica que pueda ser así, por que, efectivamente, muchos seguidores del femdom más radical son hombres ansiosos de fantasías fuertes. Yo mismo empecé diciendo que la situación "me pone". Si es así, supongo que se estará descojonando (en inglés) cada vez que cuelga un artículo.

De todas formas, yo personalmente tengo la teoría de que se esconden un grupo de Amas profesionales que aprovechan de ese nombre para filtrar clientes con posibles a los que les sea fácil explotar cual vaca lechera. Es una teoría, no tengo prueba ninguna, pero tiene su lógica también.

¿Quién sabe? Igual un día se filtra que en verdad es Carmen de Mairena con un traductor bajado de google y se nos caen a todos los huevos al suelo.

Efectivamente, no he conocido a ninguna Ama que esté de acuerdo o siga los planteamientos de esta señora, al menos personalmente. Pero sí que he visto actitudes bordes, de superioridad y de desprecio, forzando límites y abusando de su condición. No las he sufrido, ojo, las he visto, y algún día hablaremos sobre ello.

Coincido, querido amigo, en tu apreciación del bdsm y de ello irá el post del viernes. Retorciéndolo un poco, por que si no no sería divertido, pero la base es esa; es un juego de voluntades donde se está por que se quiere.

Un saludo a todos y tengan cuidado ahí fuera.

Spirit

Su gusano patético dijo...

Pues será un completa decepción si se trata de Carmen de Mairena, jajajaja. A mas de uno le cogerá un trauma.

Coincido también contigo acerca de las aptitudes bordes o de desprecio que existen. Creo que están de mas a menos que sean deseadas por ambas partes, lógicamente.

En cuanto a la superioridad, siempre que sea bien entendida, es algo en lo que discrepo. Para mi, la mujer es superior, no por el hecho de haber nacido mujer (que en las fantasías BDSM gusta mucho), sino por los logros conseguidos durante el último siglo. Han sido capaces de superar a los hombres en muchas facetas, mientras los hombres seguimos descolocados sin saber como reaccionar.

Aprovecho la ocasión para invitarte a el blog que comparto con Fetish Femina.

http://miinsectoinsignificante.blogspot.com

Saludos

Spirit dijo...

Querido amigo; gracias por recomendarme el blog, que aunque ya conocía de la vecina de al lado no lo había asociado a vuecencia. Corto que es uno. Ni que decir que me tendréis por ahí más a menudo y dando la murga con comentarios varios, aparte de recomendarlo desde aquí fehacientemente por que es muy interesante, está muy trabajado y tiene un estupendo gusto en la selección de imágenes. No es peloteo; no tengo por qué, y cualquiera puede comprobarlo si entra.

Por otra parte, coincido contigo en la superioridad en general de la mujer. No sólo por que en este siglo nos han adelantado por la derecha, si no por que siempre he considerado que la mujer tiene un espíritu de sacrificio y crecimiento ante las cosas importantes de la vida (hijos, dificultades, ) de la que los hombres carecemos.

Ahora bien; una cosa es eso y otra son los postulados de la amiga Elise, que están un poco fuera de lugar.

Veo en tu perfil que sois de la misma sucia, pobre y asquerosa ciudad que yo. Tienes mi e-mail a tu disposición por si te apetece tomar una cerveza, con permiso de tu Señora (yo de la mia ya tengo bula Papal, que me deja por imposible cuando hay cerveza de por medio). Sin compromiso.

Un abrazo y nos vemos o nos leemos.

Spirit de Zoe

Anónimo dijo...

Tus comentarios sobre todo lo que escribes me han encantado,son graciosos a la vez que serios y realistas y morbosos.En definitiva,eres sublime,jamás he visto a nadie que sea capaz de saber tanto del BDSM dándole el enfoque amigable,culto y completo que le das tu. Ha nacido un admirador tuyo,yo me expreso como tu pero no se hacerlo con ese estilazo que te gastas tu.Te doy un correo discreto y me gustará tomar algo contigo(no vivimos en la mismaa ciudad pero bueno,se puede viajar,hay aviones,jeje)y también eres de confianza para ir a los locales de la zona metropolitana que no los conozco pero me entusiasma la idea. fuantasia@hotmail.com

Amo dijo...

Felicidades.

Ni más ni menos

Soy varon dominante, y me ha parecido de lo mas interesante que una desmitificación de la tal stuton venga precisamente de un hombre sumiso.

Te felicito ante todo porque tienes los pies en la tierra, y haz sabido elaborar una contraargumentación muy lograda y puntual, con los puntos sobre las íes y tocando los puntos clave, los puntos débiles de un modo de pensar que no resiste análisis lógicos.

Será que los hombres dominantes no nos preocupamos mucho de las "supremacistas" femeninas, estamos demasiado ocupados buscando sumisas o consruyendo relaciones armoniosas con una mujer que se somete voluntariamente, que no nos queda tiempo de averiguar si tales "supemacistas" tienen principios psicológicos de realidad, o si los tienen si estan sanos.

Menciono lo anterior porque me parece patético, y una fuerte muestra de la mas burda ignorancia, que las "supemacistas" ignoren no ya la existencia de la dominación masculina, sino la existencia de la sumisión femenina. Que habemos hombres dominantes que nos complacemos en la entrega libre y genuina de una mujer, los habemos, es indiscutible; que hay mujeres sumisas que hallan su felicidad y realización en una entrega como esa hacia un hombre que perciben como guía, maestro y protector,es indudable y evidente, tanto que la existencia palpable de este fenómeno (hay más hombres dominantes que sumisos y viceversa en el caso femenino), me hace dudar de que las supremacistas tengan principios de realidad sanos.

El BDSM es una actividad humana, y como tal no puede ni debe deshumanizarse, el abanico es tan amplio que encontraremos hombres y mujeres dominantes en la misma proporción que hombres y mujeres sometibles. Cualquier supremacismo resulta impertinente, superfluo e inocuo, sea el que prodigan algunas pseudoamas o el que predican algunso pseudoamos, que varones spremacistas también los hay pero de esos hablamos luego.

Un saludo y de nuevo felicidades.

Amo Marco