martes, 24 de marzo de 2009

¿QUÉ HACE UNA PERSONA COMO TU EN UNA PERVERSIÓN COMO ESTA?


Pues quería hablar sobre la revista TACONES ALTOS, pero guardaré el post en la recámara para cuando salga el número 175, en principio dentro de un par de semanas de ná. Así haré un estreno simultáneo, ya que en dicho número sale el post (supongo) casi tal cual, si no me ha engañado su director, Luis Vigil. Como plan B, tenía un bosquejo sobre la responsabilidad del Dom, por supuesto llevando el agua a mi molino y manipulando a diestro y siniestro, pero no me acaba de quedar como quiero, así que lo dejaremos correr para más adelante también. Quería hacerle una oda a los escupitajos, pero no me siento inspirado para el sexo bizarre. Sin escrito que llevarme a la boca, he visto en mi esquema de notas un tema que siempre me ha fascinado: el por qué la gente se mete en estos berenjenales del bdsm.

Y es que follar es algo socialmente aceptado. Incluso lo aprueba la iglesia si es sin preservativo, propagando el sida y demás, y por supuesto si se está casado/a. En estos tiempos además es algo más o menos fácil de conseguir, dependiendo siempre de la cantidad de alcohol y desesperación que tenga en la sangre el uno, la otra, o ambos. Pero meterte en estos juegos de locos y pervertidos ya es harina de otro costal. Para empezar es jodido exponerlo al común de los mortales, por lo menos así a palo seco, sin que te tachen de loco o se aparten un poco. Segundo, encontrar a gente que le gusten estos juegos y los comprendan también es dificilillo, por mucho que internet haya mejorado la cosa. Y tercero, encima son juegos algo complicados, que si el dolor, que si el mandar, que si el servir, etc...con lo fácil que es seguir el movimiento rítmico de los bajos y correrse. Yo follo de puta pena, he de reconocer, pero el mecanismo más o menos me lo sé sin necesidad de estudiar.

Entonces...¿por qué la gente se complica la vida? Yo al principio lo tenía muy claro; no era una opción. Era la puta naturaleza. Como el que es gay sin haberlo pedido. Como el alacrán aquel que picó al castor en mitad de la travesía y los dos se hundieron.

-”Oiga, Señor Dios, no haga que tenga estos deseos, que es un poco patético ir buscando Ama por estos chasts de mala muerte, (y además hay mucha hijadeputa), hágame “normal”, y si puede ser, menos gordo”. Pero no. Dios te hacía ir a contracorriente y te incitaba a estos deseos. A sufrir, a sentirte raro, a sentirte solo y mal, a generar frustraciones a saco y, sobre todo, a pagar el triple por un servicio con una profesional. Y encima te hacía gordo y a joderse. Luego se queja de que la gente no va a misa.




Pero esa ni es la única explicación ni es la mayoritaria. Una vez entrado en este mundillo y conocido gente, he descubierto con asombro que la mayoría no había oído hablar de estos mundos ni por casualidad hasta bien entrada su edad adulta, incluso ya casado/a y con una vida hecha y derecha.

Pero vayamos por partes y hablemos en primer lugar de quienes los hemos sentido de forma natural.

¿Es por un gen? Al fin y al cabo el ser humano es genética y sociedad. O, como diría Severo Ochoa, somos física y química. Yo mismo he leído teorías sobre un gen regresivo, que la verdad suenan muy mal así de entrada. Quizás con el tiempo se descubra “el gen del masoquismo” o similar, situado en la bacteria 1,456.685 pi del ADN. Pero a día de hoy me parece una explicación demasiado fría y aséptica. ¿Acaso gays y lesbianas tienen leucocitos diferentes a los heteros? ¿Se puede operar y crear un mundo mejor y más sano?

Los seguidores del hijoputa ese de Freud se remiten, como siempre, a la infancia. ¿Nos gusta el bdsm por haber sufrido malos tratos de pequeños? Me parece tan absurdo como decir que las naranjas y las bombonas de butano pertenecen a la misma especie porque ambas tienen el mismo color. Hablando por mí, lo cierto es que lo más parecido que puedo recordar yo al respecto es a mi pobre madre tirándome la zapatilla por el pasillo por intentar asesinar a mi hermano (justamente, por supuesto) y fallando estrepitosamente pese a lo gordo que estaba por aquel entonces. Ni placer sexual ni mucho menos trauma alguno tengo de ello. Al hilo de esto un día me meteré con la doctora Ochoa y su apestoso programa “Hablemos de sexo”.

Quizás tenga que ver con el primer impulso sexual que tenemos en nuestra vida. Yo, por ejemplo, creo que lo tuve con la Madrastra de Blancanieves. Desde entonces me gustan las mujeres malas, crueles y exageradamente maquilladas, a las que he dedicado las mejores pajas de mi vida. Qué puto era ese Walt Disney. Me contaron de un tipo que compartía habitación con sus hermanas, y él las veía desde la litera de abajo. Por eso ahora le gustan las mujeres gigantes.

¿Alguna otra explicación? Miles, la verdad. Incluso podemos atribuirlo a una lluvia de meteoritos o a alguna maldición gitana por que nuestras madres no le dieron unas monedas en el mercado. Y es que, como sabe cualquiera que ve House, el remedio depende del diagnóstico. Sólo que....¿Hay que ponerle algún remedio?

A ver; seguro que alguna explicación científica o psiquiátrica hay, y seguro que algunas de las expuestas son válidas para algunas personas. Pero igual que nadie se psicoanaliza si le gusta el fútbol, el tabaco o las amapolas volando, creo que da igual el porqué nos gustan estos juegos. Nos gustan y punto. Si ningún psiquiatra o científico ha llegado a ninguna conclusión concluyente, mucho menos voy a llegar yo, que mi especialidad son los tebeos de Batman y hacerme pajas (ambas cosas no necesariamente por separadas). No creo que valga la pena comerse el coco por este motivo. Que inventen ellos y cuando lo descubran me envíen la respuesta a casa, a poder ser de forma discreta, como en los pedidos de las tiendas porno.
Yo he maldecido estas fantasías. Si cuando era un puto adolescente hubiese habido una vacuna para erradicarlas del deseo me la hubiera inyectado sin dudarlo. Es muy jodido sentirse un bicho raro. Han condicionado mis relaciones con el sexo opuesto hasta extremos que yo mismo nunca sabré. Sin embargo, a día de hoy las considero una bendición. Por que he vivido cosas, he conocido a gente, he sentido, he visto a estrellas morir en Orion....bueno, ésto último quizás no, pero ya me entedéis. Todo es un proceso y....cómo arrepentirse del camino recorrido hasta aquí?

Luego hemos dicho que hay gente que ha descubierto estos mundos con una vida ya hecha y derecha. Y quizás sean los más.



Hay quien leyó algo en alguna parte, o vió una escena, o un póster, o lo que sea, y ello le motivó para seguir buscando más. Uno de mis mejores amigos en estos mundos descubrió su fantasía al leer un relato erótico pillado de la biblioteca de su hermano, sin saber siquiera de qué iba. Solo quería hacerse una pajilla adolescente. No sabía que esa pajilla le iba a cambiar la sexualidad (no, si en el fondo van a tener razón quienes dicen que las pajas son malas).

Mucha gente ha sabido de estas fantasías a través de su pareja. Porque en un momento dado tuvo un rollete que le introdujo en el tema, y el rollete ha quedado perdido en la noche de los tiempos pero el tema le sigue. Ahora bien...y aquellos que descubrieron estas fantasías por su pareja y las dejaron al dejar a la pareja...¿qué eran?

También mucha gente entró un día aburrido en un chat y mira, aquí los tenemos. Ignoro el número de Amos, Amas, sumisos y sumisas que existen gracias al aburrimiento por una parte y a internet por otra. Pero creo que son muchos, de todo los roles, sexos y géneros. Pues oye...bienhallados sean.

Gente que simplemente siente ese noble sentimiento de “me da morbo” los hay a miles. Quieren probar nuevas cosas. Y no son pocas las féminas que piensan que es una forma fácil de ligar, sea en un rol o en otro. Por aquello de la ley de la oferta y la demanda.

Es cierto que hay gente con una personalidad tan definida (dominante o sumisa) que no concibe el sexo más que como una prolongación de su forma de ser. Por eso cuando descubren estos juegos se arrastran a ellos.

Otras muchas personas se han quedado en el camino, porque un día tuvieron cierta curiosidad y ésta no fue lo bastante grande. O por miedo. O porque no encontraron lo adecuado. Hay quien se siente insatisfecho, simplemente, y no sabe lo que quiere. Pero no parará hasta conseguirlo y a lo mejor dando tumbos llega a la meta.

Me acuerdo de una teleserie en la que un matrimonio se aburría y dijeron; “vamos a probar algo porque esto no se levanta ni llamando a Lázaro”.No he conocido casos así, pero pueden existir perfectamente. Y, para qué engañarnos, mucha gente accede al bdsm para conocer gente, para mitigar su soledad a través de internet, porque está recién separada y todo vale, porque conoce a amigos o conoce a alguien y a fin de no perderlos contigo al fin del mundo.....En fin; historias miles. Al fin y al cabo la coincidencia es el lazo secreto que une al mundo. La cosa es empezar a andar; ya habrá una selección natural entre afines.

Y luego están las profesionales que descubrieron la magia del servicio especial que realizaban. Y los que tuvieron un amigo/a que les contaron algo en secreto y eso les dió curiosidad.

Y un tema del que otro día hablaremos; en la sexualidad "convencional" se hacen muchas de estas prácticas, a otro nivel y todo lo que se quiera, pero...quién dice que aquel/ aquella que juega atando con un pañuelo, o meando en la ducha ante el otro/a, o lo que sea, no pase un día a la liga mayor?

Cada persona es diferente. Siente diferente y ha tenido un camino diferente también. Si paseas por el jardín del Destino tendrás que elegir, no una, si no muchas veces.¿Cúal es el tuyo? ¿Cuál ha sido tu elección?

En todo caso todos son perfectamente válidos y legítimos. No hay que mitificar ni hacer drama de nada. No creo que entre unos y otros haya más diferencia que el tener procesos diferentes. Buscamos vivir nuestra vida lo mejor que podemos. Son fantasías que no hacen daño a nadie. Llegamos al bdsm por el camino que sea, y nos atrapa. Por su sexualidad, su magia, su morbo. Y con ello a rastras buscamos ese instante de felicidad y satisfacción que tan a menudo se nos niega. No importa el camino recorrido; estamos aquí, y estamos enganchados y nos gusta disfrutar de la vida y la libertad y la sexualidad y la magia y el rito y la entrega y el vicio y las perversión y las prácticas y el latex y todo eso.

Por eso, hayas llegado como hayas llegado, bienvenido, hermano/a, entra en un mundo mágico. Mi más sincera envidia, por que sufrirás, pero descubrirás como nuevo un mundo de sensualidad esquisita. No nos comamos el coco. Demos gracias por explorar este sendero. Y quedémosnos con lo bueno.

Tengan cuidado ahí fuera y sean buenos o malos en su justa medida.

Spirit de Zoe

pd: La semana que viene la Responsabilidad o sobre TACONES ALTOS, lo que suceda primero.

11 comentarios:

Laura dijo...

Andaba algo aburrida en el pc y he pensado... coñe!! si hoy es jueves, seguro que este buen hombre ya ha colgado lo del viernes (que quizá deberias de pasar a llamarlo el jueves de noche, ¿no?).

Siempre es interesante que la gente te cuente como entraron en este, nuestro mundillo.

Yo si que tengo claras cuales pueden ser las causas por las que me gusta el BDSM. Quizá debería de haber estudiado psicología. Pero... da un poco igual. Es decir: ¿qué importa xq me guste que me pongan el culo colorado y me agarren del pelo cuando zumbo con mi chico? Me gusta, soy feliz, hago feliz a mi pareja: todos contentos, ¿no? Pero no está de mas intentar conocerte más a ti mismo y ver esos detallitos de cuando eras peque.

No sé si habrás visto la película "Dentro del Laberinto", con David Bowie. Él es el Rey de un lejano mundo fantástico, y se enamora de la chica jovencita y hace lo imposible por estar con ella, pero ella no quiere ¿o si?.

Pues hace poco, viendo de nuevo la peli, descubrí algo que me dejó flipada... En una de las escenas, cuando está con el hermano pequeño de la protagonista, que está secuestrado, se ponen a cantar y... ¡¡Tiene una fusta en la mano!!

Claro, coñe, ¿como no va a salir una así, depravada perdida?

Y desde entonces me gustan los hombres malos... pero malos en la cama, que los chungos de verdad no los quiero ni en pintura (a mi que me traten como a una reina... jejejeje que soy sumisa, pero no tonta).

Un saludo nocturno.
LauraM.

Claudie dijo...

Hola de nuevo... Bueno, como algo ya he hablado en mi blog sobre este tema (por cierto me gustaría que echaras un vistazo a la última contestación que te di ;) me centraré en una cosa que me ha hecho gracia, lo del gen. Mira, yo leí Historia de O en casa de mis abuelos cuando tenía 14 años. Estaba en la habitación de la única hija soltera que les quedaba. Por otro lado, cuidando un día a unos primos en casa de otros tíos (eso quizá fue uno o dos años antes) reconozco que me puse a cotillear por sus cajones, y en uno de ellos vi un látigo y correas de cuero... (en mi defensa diré que tenía 12 años). Y puede ser que mi tio sea fan de Indiana Jones, o se dedique a domar leones en su tiempo libre, pero a mí se me ocurren otras cosas...
Y por último un día mi abuela me dijo, entre risas eso sí, que mi abuelo era su esclavo.
Así que yo doy tres puntos a la genética :D
Besos,
Claudie

maria dijo...

Pues ya que invitas a comentar aquí lo hago, me pondría sería para hablar sobre el tema que planteas, pero en este sitio es imposible dejar de reír.

Me gusta que plantees la inmersión en el bdsm como una forma mas de vida, ni mejor ni peor, ni mas sensual o depravada o normativa que otras.

Tu forma de verlo me hace reír por cómo lo cuentas, la pena (aunque en el fondo ahí si me da la risa tonta) es que a veces entro en según que páginas webs y blogs que mas parecen templos de gurús santiguando a sus feligreses que lugar de diversión y libertad.

Un placer venir a leerte.

Spirit dijo...

Saludos a todos;

Laura; pues me alegra ser el consuelo de tus noches de imsonio...buf, qué mal suena eso...decía que me acuerdo de la película "Dentro del Laberinto", en la cual, si no recuerdo mal, David Bowie hacía de una especie de malo ambiguo y fetichista...aunque no recuerdo la escena del látigo, la verdad.

No obstante, es cierto que hay que hay que andar con cuidado respecto a los programas infantiles. Yo, aparte de la comentada Madrastra de Blancanieves (por qué elegiría el príncipe a la sosa de Blancanieves, pudiendo irse al catre con la Madrastra?) tengo especial recuerdo de "Pauloca", una bruja que salía en los programas de Torrebruno que era plenamente bizarre. Y un día hablaremos de Alaska y su "Bola de cristal". ¿Han sido estos mis referentes bdsm y por ello estoy hoy en día en estos mundos y haciendo este blog? No lo sé, sinceramente. Pero fueran o no la causa, que la han fomentado en mi por entonces mente infantil no me cabe ninguna duda.

Claudie; sí, he leído tu respuesta y presto te contesto en tu sitio, que aprovecho para recomendar fervosamente por que está ciertamente interesante. Lástima que no pueda seguir tu ritmo. Coincido contigo en que para nada es más pura una relación 24/7 que quienes buscamos la intensidad en otros ratos más dispersos, y coincido contigo también en que la seriedad está marcada por la constancia (y añadiría por la comprensión de estos mundos y sus implicaciones). Quizás yo en mi comentario me refería más a estas cuestiones, pero claro, como escribo deprisa y con un ojo pendiente en lo que dan en la tele no siempre soy del todo exacto en mis escritos.

Veo que tus genes son de dominación. Yo es que mi familia, al menos que yo sepa, ha sido siempre muy sosa, y creo que mi pobre madre sólo ha follado una vez, para tenerme a mí (por que a mi hermano le encontraron en algún estercolero o algo así). Lo más sado que he visto ha sido el rosario de mi abuela en la cabezera de su cama, eso sí, espeluznante.

Así que enhorabuena por estos ancentros adelantados a su tiempo.

Maria; pues bienvenida a esta nada humilde lugar y gracias por tus comentarios. Si algo creo que han de ser estos mundos son accesibles, cotidianos y festivos, que para trascendencia y amargura ya tenemos la vida normal. Lo cierto es que uno de los propósitos en crear este nada humilde blog, aparte del egocentrismo y tal que comentaba en el post anterior, es el de ofrecer una visión diferente ante tanto rollo que circula por la red de adoración y sufrimiento eterno por que el cosmos místico de la entrega hace que los designios de a quien pertenezco en cuerpo y alma por encima de mi bla bla bla.

Si no disfrutamos de la libertad para al menos divertirnos...qué nos queda?

Tengan cuidado ahí fuera y sean buenos o malos en su justa medida.

Spirit de Zoe

Anónimo dijo...

Hola

Interesante tema. Yo llegué a través de una pareja que tuve, que le gustaba ser maltratada (en la cama, se entiende). Cuando se prueba la fruta del árbol prohibido, es difícil prescindir de su sabor. Felicidades por el blog.
Galinux

Lilith, la Eternamente Libre... dijo...

Hola spirit, pues cada historia tiene su camino recorrido, en algunas es de mucho placer y en otras se vivió mucho dolor(dolor fuera de la temática sado, dolor real), pero cada una pues es una muestra de como los seres humanos sentimos la vida.

Madonna impacto a muchos de mi generación que crecimos relacionando nuestras nuevas sensaciones con esa imagen de mujer dura y fuerte que ella representaba, el látex, el cuero y las cadenas se unieron con el deseo para siempre.

Respecto a la psicología, psiquiatría, pues también abarcan estos temas, yo en lo personal no los descarto, me gusta investigar sobre esta temática, y no solo en cuestiones de la psique también como hecho histórico, antropológico y social.

Muchos saludos que estés super bien.

Spirit dijo...

Saludos a todos;

Galinux; pues gracias por tu comentario. Me ha encantado la metáfora sobre la fruta del árbol prohibido. Si no me falla la memoria, en los comentarios ha habido (y hay) Amas, sumisos, sumisas y swchists o como se escriba, pero creo que el primer Amo que se estrena sois vos (a no ser que frankie o gusano tengan una faceta oculta). Bienhallado por estos lares.

Lilith;

Pues es cierto que cada persona sigue su proceso y que a veces este es duro, pues incluye amor, desamor, engaño y desengaño, junto con alguna que otra ostia fuera de lugar. Pero es el precio de vivir, en todas las facetas y ámbitos.

A Madonna le debemos que haya popularizado cierta estética agresiva, pero sobre todo que haya hecho alarde a rabiar de su independencia sexual y sus dotes de mujer del siglo XXI.

Y sí, aunque la sociología, la antropología y la psiquiatria son interesantes, y pueden explicar muchas cosas, cada persona en el fondo es un mundo y, a la hora de la verdad...qué importa?

Un abrazo, guapísima.

Spirit de Zoe

Frankie dijo...

Spirit:
y creo que mi pobre madre sólo ha follado una vez, para tenerme a mí (por que a mi hermano le encontraron en algún estercolero o algo así).

Ja, ja, ja, ja, mira que eres rebruto, pero sí, el ejemplo puede servir para ilustrar en modo sátira la "cultura" sexual general que ha existido siempre en las familias españolas.

En cuanto al debate de como se llega a buscar prácticas de D/S podría ser sumamente interesante...e inacabable, that is the problem.
Que si naces, que si te haces, que si rosa que si clavel. Las pulsiones sexuales son como sobre sorpresa una vez lo abres. Por poner un ejemplo, no creo que sea raro reconocerse como sumiso y, una vez admitido, notar que también se tiene una cierta vena bisexual, al menos a nivel fantasioso.

Pero como dijo Den Xiaoping (o la madre que lo parió, no sé) no importa el color del gato con tal de que cace ratones.

A mi siempre me ha tocado hacer de dominante vainilla, primero que nada y toda vez que me he emparejado con alguna mujer. Porque me enamoraban, sí, pero la tradición y la inercia no se la sacabas del coco ni con una lobotomía a cargo de la mismísima Elisse Sutton.

Siempre han sido mujeres de desearte como misionero y renegar de tí como posible monja. Y también de poner mirada torva al pedirles cosillas: "¿Comoor? ¿que te haga el queel?"

Y como uno llevaba en la sangre la genuflexión y el hacer de zorrita para su Señora, pues ale, a tirar de billetera y a pagar a las mercenarias.

Hasta ahora, claro, que convivo con una dominante cíclica y curiosa, que tan pronto te taladra por la retaguardia como se tira un mes en plan Pija Pepera más Clasicota que una Pera.

Un saludo, camarada.

Spirit dijo...

frankie;

Pues sip, más o menos mi pobre madre, que viendo el DIARIO DE PATRICIA está a estas horas, viene a ser significativa de la cultura sexual imperante en la generación que esto de la transición le pilló ya como a los de "Cuéntame", con la mente en el pueblo y asustados por si viene una guerra. Claro que las nuevas generaciones, que pensábamos iban a ser mejores, van y se transforman en las chicas que vimos en la carta a super pop, o sea, que poco hay que rascar. Si acaso los de la generación intermedia, que por supuesto somos los únicos que merecemos la pena.

Efectivamente, esto de cómo uno/a ha llegado a estos berenjanales es inacabable. Pero bueno, no está de más hablar sobre ello. A ver si alguien contesta que lo hizo tras leer esos libros que tiene Elisse Sutton escritos, y lo tenemos que sacar del shock tras una terapia de choque.

Hay dos ideas en tu comentario que me apunto, con tu permiso; una eso de que una persona con tendencia sumisas viene a desarrollar cierta bisexualidad sin comerlo ni beberlo, idea con la cual estoy de acuerdo y que me ha...esto...que ha sorprendido a un amigo que lo ha vivido. La otra es sobre las profesionales, escrito que quiero desarrollar cuando tenga un poco de tiempo, ganas, paz y calma. Por que hubo un tiempo, antes de la existencia de internet, hace algo así como unos mil años (o tal vez ni diez) en que era la única forma de desfogarse de estas inquietudes, al menos sin que te tachasen de apestado (que igual lo hacían las propias profesianes a tus espaldas, pero bueno, mientras yo me corra y una vez ido...)

Un abrazo, kamarada.

Spirit de Zoe

LADY_BLUE dijo...

SERA LA MENTE, EL GEN COMO DICES,NUESTRO LADO OSCURO, LAS PERVERCIONES DEL ALMA O SERA UN POCO DE AQUI Y UN POCO DE ALLA...
MUCHOS ES SOLO CURIOSIDAD PERO LA PERVERSION ESTA NADA MAS QUE NO A TAL GRADO, ES UN GUSTO VISITAR TU BLOG ME TENDRAS SEGUIDO POR ACA

Spirit dijo...

Saludos;

Un placer su visita, LADY BLUE, bienvenida. Como diría Chespir, "esas sombras oscuras que atenazan al alma/ en su momento no han de ser negadas".

Por cierto; muy bueno su blog.

Spirit de Zoe