jueves, 3 de septiembre de 2009

DE DONDE VENIMOS, A DONDE VAMOS, Y OTROS MISTERIOS HISTÓRICOS

Pues hoy vamos a hacer un repaso a la Historia y la infrahistoria del bdsm, basándonos en lo muy leídos que somos (aunque sea un poco por encima). Utilizaremos, cual sabios doctores, numerosas fuentes de consulta, siendo las principales la güikipedia que todo lo sabe, El Libro de la vida sexual, del Dr. López Íbor (y sus múltiples negros), algún articulillo extraido del MUY INTERESANTE, el libro UN ESTUDIO DEL MASOQUISMO de Francisco Taver y alguna cosilla más que ahora no me acuerdo. Como siempre, los datos son lo de menos; lo interesante es tenerlos como excusa para decir paridas malas y sacar con ellos conclusiones totalmente interesadas. Que nadie se espere un gran estudio del tema, que eso requiere tiempo y esfuerzo y hay muchos tebeos que leer, pero algo se ha indagado más allá de estar una tarde entretenido escribiendo y los datos son veraces y lógicos. Con la venía;

Y es que tenía yo una gran laguna en mi gran saber. Se decía que esto del bdsm, por aquel entonces llamado sado masoquismo, tenía unos doscientos años de vida y venía de los nombres del Marqués de Sade y el Marqués de Masoch, dos auténticos hijosdeputa de los que más adelante hablaremos. Sin embargo, eso es algo que siempre me he negado a aceptar.

Yo hasta los 12-13 años no sabía de la existencia de esos señores para nada. Pero sí que sabía que me gustaban las niñas, y mucho, pero de “otra forma”. Prefería que me pillaran jugando al pilla-pilla que verles las bragas jugando a la comba. Al igual que yo, supongo que a lo largo de la historia de la humanidad habría alguien que sentiría un impulso sexual “diferente” a la postura del misionero de forma totalmente natural. Podríamos poner el ejemplo de la homosexualidad.
Hay quien lo es por que nació así, y le gustan los hombres de forma natural, como el que es rubio, aunque no haya oído hablar nunca de Chueca ni de Jesús Vázquez.

Este pensamiento se refuerza con el hecho de que a lo largo de la historia de la humanidad hay muchos casos documentados de prácticas homosexuales, sean quemados en la hoguera por sodomitas, sean los alegres luchadores griegos que salen en la peli de “300”. Sin embargo, tenía una laguna sobre algún caso histórico de alguien le gustase que le pegasen, dominasen, azotasen, atasen y demás “asen” de este juego de locos y pervertidos por placer. Parecía ser que los primeros casos documentados fueron los narrados por Sade y Masoch en sus novelas, algo que me negaba a creer.

No obstante, si hacemos una interpretación “expansiva”, podemos encontrar múltiples referencias. Ya en la misma Biblia está la Historia del totolhaba de Adán, que lo hace todo por esa pécora de Eva, de la pérfida Salomé, de una tal Dalila, etc...Todas ellas ya protagonizaron mi fabuloso poema épico, todas ellas mujeres sádicas o dominantes que manejaban a su antojo a los hombres. Pero yo quería algo más explícito y real, nada de interpretaciones. Investigando un poco aquí y allá, pude dar con las primeras referencias históricas a esto del sado maso, aunque por aquel entonces no se le llamaba así;
Parece ser que la primera referencia en asociar esto del dolor con el placer viene dado por la creencia, en la antigua grecia (qué pervertidos, además de dar por culo ya metidos en estos vicios) de que el uso de la fragelación era una especie de afrodisiaco que, además, aumentaba la virilidad. No es mi misión hacer deducciones históricas, pero me suena ésto a que algún viciosillo que le iba el tema le dijo a su compi de litera “si quieres que se me levante, dame unos azotillos”, y de ahí esa asociación, corrida de boca en boca entre los compis que se apuntaban a un bombardeo. Asociamos aquí látigo con estímulo erótico, o dolor con placer, aunque el fin sea la virilidad (cosa que, por cierto, nunca he entendido, por que a mí con el dolor se me encoje una cosa mala).

Otra referencia a los orígenes también viene de Grecia, que no me extraña que sea la cuna de nuestra civilización si todo lo perverso viene de allí. Es la costumbre de Aristóteles de practicar la postura equina, reminiscencia a la Doma y la dominación. Este grabado, encontrado en mis años mozos en el libro LA VIDA SEXUAL, del DOCTOR LÓPEZ ÍBOR y que siempre se me ha quedado en la mente como ejemplo de que yo tenía razón y no sólo no estaba sólo en el mundo si no tampoco en la historia, representa tal práctica y ahí ya podemos ver todas estas cosas que nos gustan; una mujer cabalgando sobre un hombre de rodillas, un látigo, una actitud dominante, etc...Vamos, no como las fotos que ilustran este post pero no está nada mal para ser del año de la nana (en concreto es de la época renacentista, me refleja la citada creencia). Resulta que hay una obra cómica sobre el tema, también de la época renacentista, en la cual Aristóteles cae bajo una mujer de perfil Dómina y, con ello, le aconseja a su pupilo, Alejandro Magno, evitarlas, pues sin duda caerá rendido como él, que lo ha hecho aún siendo viejo, atemperado y sabio.

Los romanos, que al igual que los japoneses actuales copiaban y producían más barato, utilizaron esta creencia del látigo como estímulo de la virilidad para confeccionar una especie de carnaval asociado a la fertilidad. El escritor romano Petronio, (Siglo I después de Cristo), hace referencia en una de sus obras al uso de la flagelación como estimulante erótico. Y hay una serie de referencias a asociaciones de flageladoras que entiendo están asociados a estas actividades, aunque no he podido descubrir con claridad si eran cortesanas (putas, para los que no sepan latín) o mujeres asociadas a estos rituales sin más.

No me pregunten ni cómo ni por qué, pero parece ser que este tipo de actividades paganas son el origen de que luego la Santa Cristiandad cuadrase el círculo y asociase el uso del látigo como penitencia (dolor) y placer (goce de sufrir por Dios). Y de ahí que hubiera comunidades de flagelantes, gentes que al amparo de que se acaba el mundo por la peste negra o lo que hubiera en esa época iban de pueblo en pueblo dándose latigazos y mostrando el placer de entregarse a Dios para su salvación. Como diría aquel, cualquier excusa es buena para un poco de vicio. Por que no me cabe duda de que muchos eran fervorosos creyentes, pero tampoco me cabe duda de que más de un vicioso del tema se colaba a falta de algo mejor. Oye, si hoy en día los sumisos somos capaces de aguantar carros y carretas en pos de una sesión, (Amas bordes, viajes kilométricos para un mísero encuentro cíber, tarifas abusivas a tipas que no saben ni hacer el nudo de los zapatos, etc...) qué iban a hacer los pobres del Medievo.

Ojo! No estamos hablando de procesiones de Semana Santa. Los que habéis leído LOS PILARES DE LA TIERRA y su continuación, UN MUNDO SIN FIN, recordaréis que en algunos pasajes aparece una especie de fraile charlatán y borrachín que predicaba el fin del mundo con una troupe que se flagelaba entre sí. Pues más o menos eso.

Estos párrafos están bastante documentados y extraidos de varias fuentes, salvo mis jocosos comentarios y esotéricas deducciones. Así, si en algún chat cualquier cantamañanas os dice que esto del bdsm ya se utilizaba desde la época de los egipcios, como le tuvieron a bien decirle a Lunera (AR) según contó en un comentario tiempo ha, decidle que nones, que una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa. Poco placer creo que tendría el pobre esclavo de turno en subir una piedra de tropecientos kilos a la cúspide de la pirámide una y otra vez de por vida, con la calor que hace en Egipto, que es peor que en Sevilla, por mucha Cleopatra que fuera su Señora, (a la que seguramente ni vería en su vida) y muy cachas que estuviera el jefe de esclavos o lo que fuera que le arrease. Por que, claro, látigos, al igual que mujeres dominantes, los ha habido toda la vida, como hemos empezado diciendo, que en esto de hacer daño o manejar a los hombres ya nada más salir del barro nos lo pusieron en los genes. Pero la primera referencia a unir placer y dolor, enmascarados en temas afrodisiacos o viriles y por cuestiones más o menos voluntarias, parece que fue esta.

Luego la Historia de un poco de salto. No hay, o no he podido encontrar, ninguna referencia a algo parecido durante la Edad Media, aparte de los ya mencionados flagelantes del siglo IX hasta el XII. Supongo que nos podrían poner cachondos los instrumentos de la Inquisición y seguro que más de un Santo Padre saciaba sus impulsos en virtud de la virtud, pero como hemos dicho, una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa. Aparte del éxtasis místico del sufrimiento en pos del goce de encontrar al salvador, no parece haber ninguna referencia a viciosillos que les gustasen estos juegos y los practicasen de forma voluntaria. Supongo que es lógico; la cultura imperante no hace que esté el horno para bollos y aquí se va a la hoguera ante el mínimo atismo de sospechoso. Pero es que, además, estos juegos requieren también de una cierta sensibilidad, un ambiente, una cierta predisposición y cultura, por mucho que se sientan de forma natural. Y el cuidar las tierras del Señor de Lunes a Domingo y luego ir a misa y no saber ni leer ni escribir ni ná de ná salvo los rezos y rosarios no predispone mucho a eso.

La siguiente referencia a estas cosas de locos y pervertidos viene ya en el año 1643, de mano de un tal Meibonius, que escribió un tratado de nombre muy largo sobre el uso del látigo como instrumento afrodisiaco. De hecho, hay un pasaje que, cual Ana Rosa Quintana, el Marqués de Sade copió y pegó para su libro Justine.

Y con esto nos situamos ya en el siglo XVIII y llegamos a los amigos Sade y Masoch, dos auténticos cabrones, cada uno en lo suyo, con los que nos pararemos más detenidamente el viernes que viene y llegaremos a nuestros días.

8 comentarios:

AGUASANTA dijo...

Vamos que el morbillo a tope y el gustito por el dolor,tiene muchoo tiempo ya...así que el Marques de Sade se copió una frase?..en Justine?...me gustaría saber cual es...yo escribí sobre sade hace unos dias atras y me queda pendiente la segunda parte q aún no he subido pero no leí nada referente a plagios de frases o parrafos... en fín ya me contaras.
Saludos.

Spirit dijo...

Saludos a todos;

AGUASANTA; Pues sip, es un consuelo saber que no estamos ni en el universo ni en la Historia.

Ya leí tu post sobre el Marques de Sade, la semana que viene yo abordo el tema, aunque desde una óptica diferente a la tuya. Digamos que yo manipulo los acontecimientos en mi propio beneficio. Sobre la pregunta que me haces, copio y pego el texto de donde saqué la información:

"En 1643 aparece una monografía consagrada a la flagelación, cuyo título era “De usu flagrorum in re veneria et lumborum renunque officio” (Del uso de los flagelos en la actividad venusta y en el oficio de lomos y riñonada) de un tal Meibonius.

Según Meibonius, la flagelación estimulaba la potencia sexual porque estimulaba la región sacra, que es donde se encuentran las terminaciones nerviosas y están las vesículas seminales y sus ramificaciones. Los golpes provocan calor en la zona aludida y de ahí nace la actividad seminal y la erección. (L. A. de Villena, Las perversiones, pg. 58)

Más tarde el marqués de Sade parece que plagia al propio Meibonius en su relato de Juliette:

El dolor de las partes fustigadas sutiliza y precipita la sangre con más abundancia, atrae el espíritu a los órganos reproductores, un calor necesario para consumar el acto de libertinaje."

Sin duda es algo a investigar...pero es que dan tantas cosas en la tele...

Un besazo

Anónimo dijo...

jasp, lo que has hecho bien se puede llamar sociologia del bdsm
felicidades
espero la siguiente entrega
sasha

diamantesinpulir dijo...

Mis felicitaciones...
... Buenísimo.
Ahhh... se agradece el toque de humor... :)

Gracias
Un saludo

Spirit dijo...

Saludos a todos;

sasha; pues supongo que la historia y la sociología son ciencias primas hermanas, al menos en determinados momentos. La siguiente entrega es sobre sade y masoch, dos colegas hijosdeputas pero mira, graciosos y simpáticos.

diamantesinpulir; pues bienvenida por estos lares. Te contesto aquí al comentario precedente y al que has puesto en el post sobre el machismo.

En primer lugar, agradecerte que estés enganchada y que valores el toque de humor, que me sale natural. En segundo lugar, te tengo que dar la razón cuando comentas sobre el machismo; en el fondo no dejamos de ser unos paletos, por mucho que nos creamos lo más y la élite mundial por que vivimos en nuestros mundos de Yupi de látigos y dominación mental y tal y tal. De ahí los tópicos y los estereotipos que nosotros mismos usamos. Una sumisa, no me cabe duda, es una mujer fuerte que libremente ha decidido entregarse. Confundir la sumisión bdsm (libre, entregada, voluntaria, consciente) con la sumisión de la mujer en general es...no tener ni idea, como bien dices.

Y sobre el ejemplo del piloto...iba a hacerlo sobre que los marcianos nos retaban a un partido de fútbol y si ganaban aniquilaban la tierra. La Ministra de Igualdad exigía que los gordos lectores de tebeos tendríamos que estar representados y dejaba fuera a Messi, Ronaldo, etc...en favor de tal digno colectivo. Lo que pasa que, de ser eso veraz, no habría tierra para escribir la respuesta.

Un abrazo/besazo a ambas dos.

Lilith dijo...

Siempre ha existido en toda la historia de la humanidad gente que goza de la tortura y del dolor, algunos como algo grotesco y salvaje y otros mas como un juego.

La reina egipcia Nefertiti, azotaba a sus esclavas para calmar sus iras, y probablemente tenia practicas de este tipo con su esposo.

Los aztecas por su parte tenían a la diosa Tlalzolteotl la cual era diosa de la sexualidad de este tipo y de todo tipo de expresión sexual que se considerara "diferente", "perversa".

Babilonia, Persia, tambien fueron lugares donde en un cierto momento se cayo en el sadismo, en las practicas religiosas.

La biblia como bien mencionas también tiene muchas historias que no le piden nada a Sade, incluso dios mismo pide a Abraham sacrificarle a su hijo, para probar su entrega y fe. (esta es una interpretación subjetiva).
Y como tu mensionas los catoliquillos, le metieron duro a esto del sado, Santa Teresa no gozaba el éxtasis al lacerarse, o Santa Teresita de Jesús no sufría tremendos placeres en sus torturas. Hasta decían ver a dios mismo. Ellas eran puro placer.

Oye Spirit le voy a recomendar a tu señora un tormento único para ti, hasta te va a arrancar las lágrimas,y te hará gritar. Un maratón de Hanan Montana. NO manches me cae que te hacen santo.

Muchos saludos peque, que estes muy bien.

Spirit dijo...

Saludos a todos;

Lilith; pues gracias por el repaso a otros dioses y diosas y reyes y reinas de más allá los tiempos y las tierras. Y es que los europeos nos creemos que todo empieza y acaba con nosotros y en verdad hay miles de historias de la historia tanto o más interesantes e importantes como la nuestra. Y, como siempre, me quedo anonadado con tu gran saber místico y legendario.

Sobre Hanna Montana...vale, es pura, blanca, consumista, noña, absurda, cursi, llena de azúcar, sin grado de sarcasmo o crítica, totalmente pro-sistema, irreal, etc...pero...no sé, tiene cierto morbo, qué le vamos a hacer. Aunque todavía no tengo claro si es el morbo de corromper a la juventud o dejar que ésta te corrompa.

Un besazo

Anónimo dijo...

hola
muchas gracias lilith por la informacion,
bueno, no se si este es el lugar para comentar el post de masoch y sade, pero como ya he escrito uno el el pertintente, solo quiero decir aqui que yo soy mas de masoch, sumisilla,
en sociologia hay un paradigma del conflicto, que percibe la vida bajo una perspectiva de explotados' oprimidos, dominacion 'sumision, opresores y oprimidos, y yo tb creo eso, es el marxismo, siempre hay, hablando malamente, gente debil y gente fuerte, es una tendencia natural de la especie humana
hablando del bdsm, decir que l,a tendencia dominacion' sumision es cofmpletamente natural, lo que es la sociedad quen la reprime
sasha